Política

El principal sospechoso del caso de la efedrina tendría cobertura policial

La denuncia que involucra a Aníbal Fernández

Esa es la hipótesis que maneja la Justicia. Es Ibar Pérez Corradi quien desde hace 40 meses se encuentra prófugo.

Buenos Aires, 7 de agosto.(caraycecaonline) Ibar Esteban Pérez Corradi (37 años), el financista sospechado de ser el autor ideológico del Triple Crimen de la efedrina, hace 40 meses que está prófugo y las fuerzas de seguridad federales, provinciales y la SIDE dicen que no lo pueden encontraron.

El fiscal de Delitos Complejos de Mercedes Juan Bidone, quien logró la condena a cadena perpetua de Martín Lanatta por el asesinado de Sebastián Forza y sus dos socios, dijo ayer a radio Palermo que sospecha que tiene “cobertura” de sectores policiales de la Federal y la Bonaerense como para vivir prófugo tanto tiempo y no ser capturado. La Justicia también duda de la SIDE porque en el juicio oral de Mercedes se nombraron a varios supuestos agentes por sus apodos y “gente del servicio de inteligencia naval”. También falló hasta ahora una recompensa de 100 mil pesos que ofrece el gobierno bonaerense a cambio de datos sobre su paradero.

Esas dudas están basadas, además, en que ya fallaron varios allanamientos para capturarlo. El último fue en octubre pasado donde había una pista de que se reunía con su madre “en una casa segura” de un countrie de Campana pero cuando entraron las fuerzas policiales ya se había ido.

Fuentes judiciales estiman que se sigue moviendo por la Argentina debido a que le es peligroso ir a otro país porque tiene una orden de captura de la DEA por haber enviado oxicodona (un derivado de la heroína) a EE.UU. a través de tripulaciones de Aerolíneas Argentinas. En el 2009 la jueza federal de San Isidro Sandra Arroyo Salgado había aprobado su extradición a EE.UU. Pérez Corradi no quería ser extraditado. Una fuente de Comodoro Py dijo que “suponemos no quería responder preguntas en EE.UU. y también había funcionarios que no querían que hable en EE.UU.”

Pero en el 2011 el juez federal Norberto Oyarbide ordenó su detención en la causa por la mafia de los medicamentos llamativamente con pocos fundamentos. En el 3011 la Cámara Federal porteña ordenó su excarcelación por la mala fundamentación de la prisión preventiva y lo dejó libre bajo una fianza de 100 mil pesos. Desde ese momento se le perdió el rastro. Cuando el fiscal Bidone ordenó su captura en el 2012 fue hasta el domicilio legal que dio en San Isidro. Lo atendió la madre y le dijo que “hacía un año que no sabía nada de su hijo”.

Martín Lanatta, el condenado por la muerte de Forza y sus socios, dijo al programa de TV Periodismo para Todos que tendría vínculos con Aníbal Fernández. El ex comisario y empresario farmacéutico José Salerno afirmó que Pérez Corradi le comentó que “la Morsa” -el funcionario que les daba cobertura política- “es Aníbal Fernández”. También aseguró en el juicio que una vez Forza el contó que “participé de la entrega de valijas del venezolano Antonini Wilson y que eran muchas más para la campaña de lavado de dinero de la Presidenta”. En el plano político, Pérez Corradi era conocido del fallecido sindicalista bancario Juan José Zanola y su esposa tenía fotos con Menem, entre otros vínculos políticos.

De empleado bancario pasó a millonario con solo 37 años y a participar del manejo de “cuevas financieras” de la city. En la causa por la mafia de los medicamentos se probó que el prófugo “depositó cheques de terceros por 424.677 pesos” que luego cobraba en efectivo, una maniobra de lavado.

El padre de Damián Ferrón, una de las víctimas del triple crimen, escribió en un papel, que entregó a los jueces de Mercedes, donde están escritas las supuestas coimas que cobraban efectivos de la Policía Federal para no molestar a Forza y a Pérez Corradi. Como reveló Clarín en una serie de notas entre el 2008 en el papel figuran los nombres de los supuestos policías que cobraron y señala a Martín Lanatta, a quien presenta como “hombre de Aníbal Fernández”.

El jefe de Gabinete negó en varias oportunidades conocer a Lanatta y a Pérez Corradi y afirmó que todas estas pistas son una “operación política en su contra”.

En el programa PPT, Lanatta admitió que conocía al empresario Marcelo Abasto y que viajó varias veces a Ciudad del Este en compañía de Pérez Corradi a “comprar electrodomésticos”. Uno de sus viajes lo hizo en un auto de la SIDE pero luego se pelearon. Pérez Corradi compartía la misma “bruja” con Forza quien usaba a la mujer para conocer sus secretos políticos y sus negocios. Forza se dio cuenta tarde que el financista había creado una “trama de traiciones” a su alrededor por tratar de quedarse con el negocio de la efedrina que lo llevaría a la muerte.

Más pistas de la “cobertura política” de los narcos
En la causa del triple crimen hay más pistas de los vínculos políticos que tenían Sebastián Forza e Ibar Pérez Corradi como para haber movido 44 mil kilos de efedrina a través de la Aduana y movido 480 millones de dólares por el sistema financiero. Para los investigadores está claro que hubo una “cobertura política” que, hasta ahora, no se investigó. Por ejemplo, está comprobado que Lanatta viajó, antes del crimen, en una camioneta Hilux EXU-826 a Ciudad del Este y entraron con un Astra EXU- 823, que estaba a “nombre de la Secretaría de Inteligencia del Estado”. En un informe de la SIDE se afirmó que hubo “un error de tipeo” en el registro del vehículo. Pero como la camioneta en cuestión no volvió entrar tendría que estar en el exterior. Sin embargo, “fue secuestrada en la Argentina y casualmente en su caja había una rueda” de esa camioneta en un allanamiento a la causa de los acusados del crimen. En el juicio quedó en claró que fue “no un simple error de números de patentes”. Por su parte, el testigo Carlos San Luis dijo que “Pose y Forza recibían divisas las canjeaban y las depositaban para la campaña de Cristina y se quedaban con el 10%” durante la campaña del 2007. A la justicia de Mercedes llegó “una denuncia anónima contra el principal Mondragón, Carlos Ceferino, de la División Delitos contra la Salud de la Federal quien habría recibido ilegalmente U$S 40.000 de Forza” para no controlarlo. En esa época, Aníbal era ministro del Interior.(www.caraycecaonline.com.ar)