Política

Como Hotesur, la firma principal de Báez también debe papeles

La principal destinataria de obra pública en Santa Cruz.Austral Construcciones no renueva su directorio desde 2011, cuando lo hizo por un año. La IGJ debería haberla multado.

Buenos Aires, 3 de setiembre.(caraycecaonline) Sumando irregulares al funcionamiento de su principal empresa, Lázaro Báez no cumplió con la actualización del directorio de Austral Construcciones, fuera de vigencia desde 2012. El empresario y socio de los Kirchner debería haber sido sancionado por la Inspección General de Justicia (IGJ), por incumplir el artículo 60 de la Ley de Sociedades comerciales.

La normativa exige que las empresas informen sobre “toda designación o cesación de administradores” y los cambios deben publicarse en elBoletín Oficial. Esto no fue cumplido por Austral Construcción S.A, nave insignia de Báez investigada por presunto lavado de dinero y evasión fiscal.

Protegido por la IGJ como ocurrió con Hotesur –firma de Cristina Kirchner y sus hijos– Austral S.A incurrió en la misma irregularidad: no renovó su directorio en el plazo legal ni informó sobre los movimientos de la empresa.

Lázaro Báez, que en mayo de 2003 figuró en el primer directorio de Austral, acumula irregularidades en su firma, favorita de la obra pública nacional en Santa Cruz. Las últimas autoridades de la constructora se nombraron el 28 de mayo de 2011, y se publicaron en marzo de 2012. Se designó a Julio Enrique Mendoza como director titular y presidente, y a Leandro Antonio Báez, el menor de los hijos varones de Lázaro, como suplente.

Según el acta de conformación de dicho directorio, su vigencia era por un período, pero pasaron tres años y no se notificó la actualización de las autoridades de la principal constructora de Santa Cruz, ni en la IGJ ni en el Boletín Oficial.

“La obligación de renovar e inscribir el directorio de las empresas surge en el artículo 60 de la ley de sociedades, y en el caso de empresas contratistas del Estado también es una condición para mantener las obras adjudicadas o presentarse a licitaciones”, explicó a Clarín Silvina Martínez ex directora del registro de sociedades de la IGJ.

Este diario consultó a la vocería de Báez sobre la irregularidad, pero el empresario K sólo señaló que no respondería. Según detalló Martínez, ante el incumplimiento de la renovación de su directorio, algo habitual en muchas empresas, la IGJ debería “sancionar a la firma, pero no sanciona ni controla a las sociedades amigas del poder”.

Desde su conformación, el 16 de mayo de 2003 (nueve días antes de la asunción de Néstor Kirchner), Austral sólo informó la conformación de cuatro directorios. El primero lo conformó con Sergio Gotti, uno de los hermanos de la constructora que terminó absorbida por Báez, y Guido Blondeau, que en 2005 fue nombrado director titular de Invernes, la financiera de Ernesto Clarens. Esta empresa fue sometida a peritaje contable en la causa de la ruta del dinero K.

En el segundo directorio –de septiembre de 2005– incorporó a Julio Mendoza, sobreseído en junio de 2015 por el juez Javier López Biscayart en una causa por facturación apócrifa y evasión fiscal. Como suplente de Mendoza se nombró a Silvia Davis, que en 2003 fue empleada de Palma S.A, la constructora de Diego Palleros (esposo de Irene Baéz e hijo del ex militar y traficante de armas homónimo).

Julio Mendoza fue el único que permaneció como director titular y presidente de Austral. En 2010 tuvo un paso fugaz Emilio Carlos Martín, actual empleado de la Caja de Previsión Social de Santa Cruz y ex integrante del directorio de otra constructoras del grupo, Loscalzo y del Curto, que dirige Martín Báez, imputado en la causa por lavado de dinero junto a su padre.(www.caraycecaonline.com.ar)

clarin.com