Ciencia y Teconología

El argentino que estuvo en el sitio donde hallaron los restos fósiles del Homo Naledi: «Es espectacular»

El paleoantropólogo Fernando Ramírez Rozzi conoce la gruta de Sudáfrica donde descubrieron los restos fósiles del Homo naledi. Trabajó allí. Y dice que el descubrimiento de este antepasado humano «patea el tablero».

Buenos Aires, 11 de setiembre.(caraycecaonline) El paleoantropólogo argentino Fernando Ramírez Rozzi estuvo en la gruta donde descubrieron 1.550 restos fósiles de 15 individuos, a los que bautizaron Homo naledi. La cueva, llamada Rising Star, está ubicada a unos 50 kilómetros de Johannesburgo, en Sudáfrica.

«El sitio Rising Star es espectacular por la cantidad de fósiles que alberga», le dijo Ramírez Rossi al diario La Nación. Graduado de la Facultad de Ciencias Naturales de La Plata, Ramírez Rozzi tiene un doctorado en paleontología humana en el Museo de Historia Natural de París y es investigador del Centro Nacional de Investigaciones Científicas (CNRS) de Francia.

Mirá también: Una zona llena de cuevas y fósiles conocida como la “Cuna de la Humanidad”

El investigador argentino conoce de cerca a Lee Berger, el director de las dos expediciones que dieron con el descubrimiento del Homo naledi. «El año pasado, Berger abrió un concurso para que todos aquellos que quisieran pudieran participar en la excavación», cuenta. A través de las redes sociales, buscaba personas interesadas en meterse por una grieta de 18 centímetros de ancho, con la posibilidad de encontrar fósiles humanos. Para participar, había que cumplir con varios requisitos: ser expertos en antropología, delgados, de baja estatura y no sufrir claustrofobia.

Los trabajos en la cueva en Sudáfrica (AFP)

Uno de los temas que despertó curiosidad ayer fue por qué un hallazgo tan importante se publicó en eLife, que es una revista muy poco conocida, en lugar de divulgarse en otras publicaciones científicas más destacadas. Las «grandes» revistas como Science o Nature no lo aceptaron porque los restos no pudieron ser datados. Pero parece que el autor del hallazgo, que tiene un contrato de por vida con National Geographic, está además enemistado con muchos de sus colegas. «Berger es una persona muy particular, que despierta muchas críticas, pero tiene un olfato increíble», ademitió Ramírez Rozzi.

Para el investigador argentino, «este descubrimiento patea el tablero. Hay cambios impresionantes en paelontología humana que nos llevarán a revisar muchas de nuestras presunciones en torno del género homo. Mucho de lo que se pensaba sobre el bipedismo o la capacidad craneana va cayendo por tierra. Por ejemplo, hay quienes piensan que monos del Mioceno pudieron tener marcha bípeda arborícola (estaban parados en las ramas de los árboles). Y otros, que habría que definir mejor lo que es el bipedismo humano. Es un descubrimiento genial, sin duda. Por suerte los fósiles están asociados, porque si no, se hubiera hablado de diferentes especies».(www.caraycecaonline.com.ar)

RELACIONADAS