Cultura

El cura Brochero será el primer santo argentino y vendría a canonizar Francisco

Hoy la junta del Vaticano confirmó el segundo milagro atribuido al sacerdote, la curación de una nena sanjuanina, lo que allana un 90% el camino a la canonización. No se sabe cuándo será, pero lo más probable es que la ceremonia la presida el Papa cuando visite el país.

 Buenos Aires, 13 de setiembre.(caraycecaonline9 José Gabriel «el cura» Brochero se encamina a convertirse en el primer santo cien por ciento argentino. Si bien el hermano lasallano Héctor Valdivielso Sáez, nacido en Buenos Aires, fue el primero en ser canonizado, a los cuatro años fue llevado por sus padres a España, donde 20 años más tarde moriría fusilado en una revuelta previa a la Guerra Civil Española, junto a otros siete religiosos. Y los ocho fueron canonizados por ser considerados mártires.Brochero, en cambio, nació, se santificó y murió en la Argentina. Concretamente, en Córdoba, su tierra natal, desempeñó una enorme obra religiosa y de promoción social como párroco de Villa del Tránsito. Su acompañamiento paternal a la gente sencilla y su compromiso incansable para acercarla a Dios, lo convirtieron en un modelo para los sacerdotes argentinos, el cura gaucho entregado plenamente a Dios y a su comunidad.

Sin embargo, la causa de canonización de Brochero fue larga. Tras su muerte, en 1914, el Vaticano autorizó el inicio el proceso en 1967. Pero el hecho de que usaba un lenguaje vulgar (decía malas palabras) demoraron el trámite. Recién en 2004 fue declarado Venerable, luego de que, tras un minucioso estudio de su vida, el Vaticano consideró que había vivido de modo excepcional las virtudes cristianas.

En 2009 se inició el estudio de un posible milagro –una curación de Dios por intercesión del cura Brichero- que fue reconocido como tal en 2012. Finalmente, en 2013 fue beatificado en Córdoba, durante una multitudinaria celebración. Ahora, con el segundo milagro, queda a la vuelta de ser canonizado, acaso por el propio Papa Francisco durante su visita al país.

Así, se cerraría un itinerario providencial para la Iglesia argentina: el sacerdote argentino más venerado canonizado por un Papa argentino.(www.caraycecaonline.com.ar)