Política

Mendoza no tiene fondos para pagar todos los sueldos y debe $ 5.800 millones

Ayer cobraron sólo los empleados estatales que  ganan entre 15.350 y 28 mil pesos, gracias a un adelanto de coparticipación Federal de $450 millones. El Gobernador gestiona los fondos que restan.

 

Mendoza.(caraycecaonline) Nada alcanza. El gobernador, Francisco Pérez, logró una ayuda nacional para pagar una parte de los salarios adeudados: 450 millones de pesos de adelanto de coparticipación federal. No alcanza para cancelar toda la nómina salarial del Estado. Sólo percibirán sus sueldos los trabajadores estatales que ganan entre los $ 15.350 y $ 28.000. En el Gobierno juran que hoy terminaría de conseguirse la plata para cancelar al resto.

Los que quedarían fuera son los salarios más elevados de la administración pública: los cargos directivos de carrera, políticos, magistrados y legisladores, además de algunos profesionales, particularmente médicos.

El problema es que esos $ 450 millones que el Gobierno nacional adelantó deberán ser devueltos por la Provincia al 31 de diciembre. Eso significa que el gobernador electo, Alfredo Cornejo, estará más ajustado de lo que se pensaba.

El jueves,  Francisco Pérez informó  que Mendoza ya le debía al Banco Nación 2.200 millones de pesos que vencen el 31 de diciembre próximo. Ahora hay que agregar otros 450 millones que habrá que devolver al sucesor de Cristina Fernández. En total, hay que poner en esas dos ventanillas 2.650 millones.

Y eso que aún no se completa la nómina salarial. Según los rumores, para terminar este tema harían falta algo más de 200 millones de pesos, monto en el que se incluyen los subsidios para los salarios de docentes privados, los sueldos de los empleados de organismos vinculados al Estado como Iscamen, Idits e IDR y otros regímenes similares que no son estrictamente estatales.

Cabe aclarar que ayer ningún empleado legislativo cobró , ni siquiera los que perciben menos de $ 15.350, como sí lo hicieron los del resto de la administración pública.

A lo que vence a fin de año hay que sumarle la ayuda que necesite Pérez para pagar los salarios de octubre y noviembre. Cabe recordar que para cubrir toda la nómina, en agosto el Gobierno recurrió a los    $ 600 millones de descubierto y $ 800 millones de un préstamo del Banco Nación: en total, $ 1.400 millones.

El propio Cornejo ensayaba una cuenta en la carta que le remitió al titular del Banco de la Nación Argentina, Juan Ignacio Forlón, hace dos días: entre recaudación impositiva y coparticipación, en diciembre ingresarían a las arcas públicas unos 3.200 millones de pesos, poco más de lo que habrá que devolver el último día del año al Banco Nación y al Ministerio de Economía.

Algunos dicen que habría que bajar una cortina metálica en el Arco del Desaguadero y cerrar la provincia, porque no se podrá pagar salarios, ni aguinaldos, ni curitas para los hospitales.

La única esperanza es que se consiga el endeudamiento que el miércoles aprobó en tiempo récord la Legislatura y cuyo debate puso al desnudo las fisuras de la interna peronista. En total, se autorizó al Poder Ejecutivo a tomar créditos por $ 5.800 millones. Sólo ese dinero permitirá cubrir el rojo, pero nótese que más de la mitad se lo llevarían entre el Banco Nación y el Gobierno nacional.

Desde el martes que Pérez y su ministro de Hacienda, Juan Antonio Gantús, están en Buenos Aires tratando de resolver el entuerto salarial y anoche aún no regresaban.

Desde Casa de Gobierno se anunciaba que hoy continuarían las gestiones del mandatario, con el objeto de cerrar lo antes posible el pago de los salarios y así  evitar que el cáncer del costo político siga extendiéndose y afecte aún más las chances electorales del Frente para la Victoria.

Pérez justificó la crisis en males externos

El gobernador Francisco Pérez hizo su balance  en una entrevista que concedió a Radio Mitre Mendoza. En ese momento, anunció el adelanto de coparticipación federal para achicar la deuda con los empleados estatales y de paso ensayó algunas justificaciones de la situación financiera de la Provincia.

Pérez decía que la urgencia de ahora “se debería haber solucionado con el Presupuesto de 2015 y con el pedido de endeudamiento que hicimos en diciembre del año pasado, habíamos pedido $ 1.500 millones y no se nos otorgó”.

La explicación no se refiere a por qué se necesita tomar deuda para pagar sueldos y proveedores, eso que se llama gastos corrientes. Pérez tampoco mencionó que a esta altura ya se le deben al Banco Nación $ 2.200 millones, es decir más de los $ 1.500 millones que se previeron a fines del año pasado.

En otro momento, Pérez decía que “nos han tocado tres años difíciles en materia económica y financiera a nivel país. Hubo caída de consumo, inflación, una estrepitosa caída del precio del barril de petróleo a 40 dólares, que es uno de los principales ingresos de la provincia. Además enfriamiento en la economía. Si se cae el consumo, el principal impuesto de ingresos brutos se ve afectado”.

Es cierto que cayó el precio internacional, pero las regalías se pagan al precio que pone la Secretaría de Energía de la Nación para el mercado interno, que ronda los U$S 70 y no al fluctuante valor internacional.

También es cierto que cayó el consumo y ello afecta la recaudación de IVA e ingresos brutos. Pero Pérez no dijo que en agosto de 2014 se recaudaron 693 millones en concepto de ingresos brutos. En el mismo mes de 2015 entraron a las arcas públicas por el mismo impuesto 859 millones, un 23% más. En realidad la recaudación creció menos de lo que se esperaba y los gastos, más de lo que deberían.(www.caraycecaonline.com.ar)