Política

Jaime fue condenado por recibir dádivas a un año y dos meses de prisión, pero no irá a la cárcel

Las dádivas que recibió Jaime fueron viajes y alquileres de empresarios a los que debía controlar el ex secretario de Transportes. El juez El juez Ercolini ratificó el acuerdo que Jaime convino con la fiscalía de Guillermo Marijuan, para devolver dos millones de pesos como compensación por recibir dádivas de empresarios.

Ricardo Jaime, el ex secretario de Transportes del kirchnerismo, fue condenado por el juez federal Julián Ercolini a un año y dos meses de prisión.

El juez federal lo condenó por el delito de dádivas y resolvió unificar la pena con otra condena a seis meses impuesta en Córdoba. Además,ordenó el decomiso a Jaime de dos millones de pesos

El ex funcionario K no irá preso ya que es una pena en suspenso.

Jaime es el segundo funcionario condenado por corrupción del kirchnerismo. La primera fue la ex ministra de Economía, Felisa Miceli, tras encontrarse una bolsa con dinero en el baño de su despacho.

Las dádivas que recibió Jaime fueron viajes y alquileres de empresarios a los que debía controlar el ex secretario de Transportes. El juez Ercolini ratificó el acuerdo que Jaime convino con la fiscalía de Guillermo Marijuan, que incluyó la exigencia de que devuelva dos millones de pesos como compensación por recibir dádivas de empresarios.

Jaime confesó en este juicio que, entre 2003 y 2006, recibió de TBA casi una quincena de viajes en vuelos privados a Brasil, Córdoba y Uruguay, y de la empresa TEBA S.A. el pago y las garantías de dos departamentos de lujo en los que vivió en avenida Del Libertador y la calle Cerrito.

Leé además: Jaime admitió haber recibido dádivas

Ercolini definió esa pena y unificó la pena con otra condena a seis meses impuesta en la provincia de Córdoba y que quedó firme al rechazar la Corte Suprema de Justicia de la Nación un recurso de queja planteado por su defensa. El rechazo de la Corte a revisar el fallo condenatorio fue firmado por el presidente del tribunal, Ricardo Lorenzetti, y sus colegas Elena Highton y Carlos Fayt. La defensa de Jaime había recurrido en queja ante la Corte ante la negativa de la Cámara de Casación a concederle el recurso extraordinario de ir al máximo tribunal.