Gremiales

Operarios toman la planta de un frigorífico en Bariloche

Los empleados del frigorífico Arroyo anunciaron que se quedarán en su interior hasta que les cancelen los haberes adeudados. Frigoríficos Arroyos -que

Buenos Aires, 24 de octubre.(caraycecaonline) Los trabajadores del Frigorífico Arroyo, uno de los mayores en la Cordillera, tomaron la planta de la empresa ubicada en el barrio Ñirihuau de Bariloche. En total son 78 los operarios que no cobran sus haberes desde septiembre. La semana pasada Daniel Arroyo, el propietario, anunció que iba a cerrar el frigorífico porque se encuentra ante una situación financiera insalvable. Arroyo ofreció su empresa y las instalaciones a cualquiera que quisiera hacerse cargo del emprendimiento.
Los operarios se enteraron del cierre de sus fuentes laborales a través de los medios. Hasta el momento no han recibido sus telegramas u otro tipo de anuncio oficial. Los trabajadores llegaron el jueves hasta la planta donde se sumó a la protesta la única persona que permanecía de guardia en el lugar quien tampoco ha cobrado su salario. No hubo hechos de violencia. Ayer por la tarde se hicieron presentes con un escribano los otros hermanos, socios de la empresa, Alejandro y Jorge Arroyo. Llegaron custodiados por cinco patrulleros. Pero no hablaron con los trabajadores.
Los empleados anunciaron que se quedarán en su interior hasta que les cancelen los haberes adeudados. Frigoríficos Arroyos -que también poseía una cadena de carnicerías- llegó a convertirse a principios del 2000 en uno de los principales en su tipo en la Patagonia norte. En sus mejores época tenía 260 empleados y faenaba 3000 animales. Antes del abrupto cierre sólo faenaba 500 animales. Su propietario argumenta que la barrera sanitaria impuesta en 2001 por el Gobierno y la prohibición de vender en el Paralelo 42 -su principal mercado- afectó seriamente las cuentas de la empresa. En los últimos dos años, con la decisiva intervención en su favor del senador oficialista Miguel Pichetto, la empresa recibió alrededor de 13 millones de pesos en forma de subsidios. En los últimos 3 meses fueron asumidos los salarios también por Río Negro a un costo de 1 millón por mes. Las planilla de septiembre todavía no ha sido pagada generando graves problemas en la economía de cientos de personas en Bariloche. En unos días se adeudará la de octubre.
“Nosotros queremos que se nos paguen nuestros sueldos. Es plata que se nos debe, no pedimos otra cosa”, indicó a Clarín Manuel Mardone, secretario general del Sindicato de la Carne local. Mardone se encuentra en la planta junto a otras 40 personas. “Se han robado todo. Los Arroyo quieren es irse”, agregó. En agosto se flexibilizó parcialmente la medida sanitaria pero el frigorífico continúo sin faenar, según confirmó el gremialista.(www.caraycecaonline.com.ar)