Política

Randazzo y Sabatella a los gritos en un restaurant

Criticó públicamente a Cristina por elegir a Scioli. Dudas sobre su permanencia y pelea con Zannini. En un restorán, se cruzó con Sabbatella ante la mirada de los presentes.

Buenos Aires, 2 de noviembre.(caraycecaonline) Los días 29 son ideales para comer ñoquis, como manda la tradición.

Tal vez por eso, varios funcionarios nacionales eligieron una casa de pastas del barrio porteño de San Telmo, tras el acto del martes pasado, donde la Presidenta no eligió la cadena nacional pero se despachó con un discurso central y con cuatro “patios militantes”, como se ha bautizado a las arengas a la militancia juvenil que accede a la Casa Rosada.

Un recinto de pastas y dieta mediterránea llamado “Amici Miei” fue elegido por el díscolo ministro Aníbal Florencio Randazzo, en medio de sus cruces con el kirchnerismo duro por su ostracismo electoral. Hasta Defensa al 1000 llegó también Martín Sabbatella, ferviente militante de “el Modelo” y que fuera derrotado el domingo 25/10, como parte de la fórmula bonaerense con Aníbal Fernández.

Randazzo y Sabbatella se saludaron y no faltaron palabras subidas de tono, gritos y chicanas de todo tipo. Cuando algunos de los allegados a los funcionarios nacionales amagaron con pararse a separar, el cruce entre el frustrado candidato presidencial y el derrotado vicegobernador finalizó con bromas a los mozos.

“¿Vos a quién votaste?”, le dijo el de la AFSCA a uno de los gastronómicos. “A Macri”, le devolvió el hombre, con gentileza pero sin anestesia. “¿Y vos?”, preguntó luego Randazzo?”. “A Massa”, fue la nueva respuesta”. El baño de realidad sufrido por ambos dirigentes les mostró una parte del rechazo a la fórmula nacional del oficialismo en las útlmas elecciones nacionales.

Pocos días después de las pastas, Randazzo voló a Mendoza y en una conocida bodega, se cruzó (y se abrazó) con el radical Ernesto Sanz, oriundo de San Rafael y eventual ministro de Justicia de Mauricio Macri. El viaje hasta las bodegas Fournier de Randazzo fue junto a su familia y en Clase Turista; tal vez un modo más de diferenciarse del kirchnerismo.

El oriundo de Chivilcoy habló allí y por Radio MDZ se sinceró: “Cristina eligió a Scioli y los resultados están a la vista”, disparó.

El encuentro con Sanz y unos elogios recibidos de boca de Gabriela Michetti, sumaron ruido a una eventual colaboración de Randazzo con la gestión de Macri, de llegar al Gobienro nacional. Pero el ministro nacional negó cualquier colaboración y dijo que el 10 de diciembre se irá a su casa. Eso sí: nadie sabe por quién votó Randazzo en las pasadas elecciones.

A la hora de elucubrar al respecto, la opción de que haya sufragado por Sergio Tomás Massa no suena alocada: el ex jefe de Gabinete y el aún ministro de Interior y Transporte tienen una excelente relación personal: “¿Qué hacés, Gato?”, es el modo en que siempre responde a los llamados de Massa.

Fuentes del Minsterio de Interior y Transporte negaron que actualmente Randazzo dialogue con Massa. Y que hace pocos días, alguien le quiso pasar un llamado del jefe del Frente Renovador y que lo rechazó: «No es momento, no correponde…», habría dicho el aún ministro.

Otra variable que los une a los dos es el futuro del peronismo. El de Tigre apuesta a quedarse con esa fuerza luego de diciembre y por eso, carga fuerte contra Scioli. Y el de Chivilcoy asegura que renunció a los honores pero no a la lucha.(www.caraycecaonline.com.ar)