Política

Un debate lleno de cruces, con un Macri sereno y Scioli exigido por sus desventajas

Los candidatos a suceder a Cristina Fernández de Kirchner discutieron sobre los cuatro ejes planteados por la organización. Consignas repetidas, cruces, y un guiño del candidato del FpV a los votantes de Massa.

Argentina debate: Scioli y Macri a todo o nada de cara al balotaje. (Maxi Failla)

Buenos Aires, 15 de noviembre.(caraycecaonline) Las cartas están echadas. Mauricio Macri y Daniel Scioli debatieron en el primer cruce televisivo de la historia por un balotaje con un extraño saldo: acusaciones, algunas propuestas y pocas respuestas a los ejes temáticos fueron el denominador común de la noche. Antes de comenzar, ambos hicieron un minuto de silencio por los atentados en París que dejaron 132 muertos.

Durante el primer bloque, «desarrollo económico y humano», Macri utilizó sus dos minutos para enfatizar el slogan de «pobreza cero» que Cambiemos usa en su camapaña. Insistió en crear «un plan de infraestructura que conecte a la Argentina», «dos millones de puestos de trabajo» y enfatizó la propuesta de crear un millón de créditos. Habló de un «plan primer empleo»: habló de no pagar impuestos para nuevos empleos, ni el empleado ni el empleador.

Scioli le preguntó a Macri cómo llevaría a cabo dicho plan, y aprovechó para hacer una aclaración: «Tenemos que decidir sobre dos caminos que hay en el futuro. Jamás planteé la cuestión con Macri como algo personal: pero sus propuestas son un peligro para toda la sociedad». «Levantar el cepo, dejar librado el tipo de cambio: eso, le quiero decir a cada trabajador, que representa un recorte a nivel salarial», atacó Scioli. Y lo interrogó: «Por eso quiero preguntarle, ¿quién va a pagar el ajuste que va a ser consecuencia de dejar libre el mercado?». La respuesta de Macri no tardó en llegar: «Te escucho decir que los argentinos tienen miedo, y los que yo creo que tienen miedo son ustedes, los que están en el poder», respondió.

Luego, apareció la primer chicana, por parte de Macri: «¿Qué te han hecho, Daniel? Parecés un panelista de 678, no dejás de decir mentiras. El problema de la Argentina es el Gobierno kirchenrista. Nos han ocultado la inflación, la Argentina tiene que crecer en base a un gobierno que diga la verdad, y que defienda el valor de nuestra moneda».

El eje del segundo bloque giró en torno a educación e infancia. Pocas propuestas, nuevamente.

El candidato del oficialismo se posicionó como «un defensor acérrimo de la educación pública». Apuntó a Macri al decir que «se opuso a la creación de universidades públicas».Insistió en «bajar la deserción escolar» y «orientar la educación al mundo del trabajo». Se sostuvo en la asignación universal por hijo.

Macri, por su parte, negó ser un detractor de la educación pública: «Nos tenemos que comprometer a tener la mejor educación pública de América Latina, tenemos a lo más importante que son los docentes».

El tercer bloque, centrado en el narcotráfico como problema central, tuvo dos chicanas fuertes de Scioli: «Si todavía no pudiste resolver el problema de los trapitos, ¿en serio vos creés que la gente va a creer que vas a poder resolver el problema del narcotráfico?», le disparó a Macri.

«Sabemos que corren peligro nuestros hijos por un par de zapatillas o un celular. Tenemos que volver a trabajar juntos para recuperar la paz: diez años sin radarizar, sin ocupar los ríos. Tenemos que atacar el tema del paco», resumió Macri. Agregó, además, que su objetivo es «profesionalizar las fuerzas policiales», respondió Macri.

Fue entonces cuando Scioli lanzó un guiño a Sergio Massa, en lo que puede ser una de las claves para captar los votos para llegar al poder: dijo que iba a tomar la propuesta del líder del Frente Renovador de decomisar los bienes de los narcos. «La lucha contra la droga tiene que unirnos a todos: el narcotraficante es un criminal, y el adicto un enfermo», agregó. 
Por último, el cuarto bloque giró en torno al «fortalecimiento democrático». Sin tocar demasiado el tópico, las chicanas prevalecieron por sobre las ideas. «Macri copia y pega: ahora resulta que descubre el norte argentino», sentenció Scioli, en referencia a un proyecto de integración regional que venían discutiendo.

Cuando arrancó Macri propuso «un sistema electoral más transparente, para que los argentinos estén seguros de qué eligen». Apuntó a una justicia independiente, y una «no prescribilidad» de los delitos de corrupción. Pidió «un Estado al servicio de la gente».

El memodrándum de Irán, propuesto como tema de debate por el periodista Luis Novaresio, tuvo un lugar improtante en este bloque, pero por su ausencia: ninguno de los dos candidatos trataron el tema.(www.caraycecaonline.com.ar)