Medios

El Gobierno deja deudas por cerca de 300 mil millones de dólares

Son las deudas de diversa índole que deja la administración saliente. También se incluye la descapitalización del BCRA. La necesidad de discutir un Presupuesto en serio para 2016.

Buenos Aires, 5 de diciembre.(caraycecaonline) Ya electo Presidente, Mauricio Macri  dijo que “en el caso del cepo, para terminar, hay un flujo y hay un stock; el stock es todas las cosas que dejan ellos del pasado, importaciones, regalías, dividendos, se emitirá un bono y se le dirá a la gente ‘bueno lamentablemente esto es algo que pasó en el pasado, reconocemos que se debe’, porque está ahí, a pagar, pero nosotros no nos podemos hacer cargo hoy y empezamos con el flujo”.

Si bien se desconoce cómo se calculará el stock de esa deuda – entre otras variables, a qué tipo de cambio– se estima que entre importaciones y utilidades no giradas podría rondar los US$15.000 millones. A eso hay que agregar la deuda del Estado con los proveedores, que podría rondar otros $25.000 millones, más otras deudas con constructoras, sin contar las sentencias pendientes de pago, que incluyen diferencias de precios y también a las de la ANSeS por unos 500 mil juicios de los jubilados.

También se habla de otros bonos. Por ejemplo, por las pérdidas en que podría incurrir el Banco Central con los contratos de dólar futuro, que podría agregar otros $45.000 millones o más, si el dólar oficial salta a $14.

Además, ante la descapitalización del Banco Central –no tiene reservas y sus activos están repletos de Letras Intransferibles del Tesoro (más de US$65.000 millones)– varios economistas proponen canjear una parte de las Letras por un bono en dólares para que el BCRA pueda luego vender en el mercado para hacerse de dólares. Una oportunidad para ese canje se presenta el 3 de enero de 2016, cuando vence la Letra de US$9.530 millones por las reservas que el BCRA le cedió al Tesoro en 2006 para cancelar en forma anticipada la deuda con el FMI.

Por su parte, las cuentas públicas cerrarán 2015 con un déficit del orden de los $200.000 millones, sin contar las transferencias del BCRA, ANSeS y otros organismos públicos. Ese déficit se fue cubriendo, en parte, con el festival de bonos de Axel Kicillof, pero no alcanza y se requiere mayores emisiones.

A todo eso se agregan los recientes fallos de la Corte Suprema sobre la coparticipación y AFIP. De esos fallos se desprende que ANSeS dejará de recibir el 15% de la coparticipación que le corresponde a Cordoba, Santa Fe y San Luis y además deberá compensar a estas dos últimas provincias por lo retenido de más desde 2006 en adelante, lo que representa unos $50.000 millones. Se descuenta que esa deuda podría ser cancelada con bonos. Y si todas las provincias reclaman lo mismo que lo que recibirán las tres que recurrieron a la Corte, están en juego unos $100.000 millones anuales, que dejará de percibir la ANSeS.

Por su parte, por otro fallo de la Corte, la AFIP dejará de recibir el 1,9% de la recaudación (unos 30.000 millones anuales) que financian los gastos y sueldos del organismo.

De este breve resumen se desprende que el Presupuesto 2016 deberá ser rediscutido porque si ya era un texto “dibujado”, ahora deberá dar cuenta de todas esas deudas y déficits, entre lo que se destacan los “agujeros” que tendrán tanto la AFIP como la ANSeS.

Todo esto implica mayor deuda pública y reendeudamiento en los mercados, riesgo de baja en las cotizaciones de los bonos y mayor déficit fiscal, salvo que haya recortes en otras áreas o suban las tarifas hoy subsidiadas.(www.caraycecaonline.com.ar)