Política

Los gendarmes buscan a los prófugos en campos de Santa Fe

Rastrillajes por tierra y cielo. Revisan cada edificación en una amplia zona rural. Las calles, rutas y caminos vecinales están sitiados. Los operativos continuarán durante la noche.

Buenos Aires, 7 de enero.(caraycecaoline)  Reina el potencial en los dichos de las autoridades que buscan desde la tarde aquí a los tres prófugos Martín y Christian Lanatta y Víctor Schillaci. Los móviles de las distintas fuerzas fueron marcados con una cinta fosforescente sobre sus techos. Un indicio de la continuidad de la búsqueda durante las horas de la noche.

Nadie quiere dar un paso en falso en esta búsqueda contrarreloj. En esta zona agrícola del centro de la provincia de Santa Fe, se saben un manojo de datos y otros fueron desestimados. En este contexto, donde tambíén el hermetismo hace su juego, se confirmaron varios hechos y otros no.

Según trascendió, a las 7.30 de hoy, previo trabajo de inteligencia, un grupo de Gendarmería se apostó sobre los accesos a San Carlos, 25 kilómetros al oeste de la capital provincial. El dato que manejaban los investigadores era que contaba con un contacto en estos pagos.

En el lugar -donde hay más tierra cultivada que cemento y la calma es un sinónimo de la zona- las balas comenzaron a alterar el ritmo natural de las cosas. En un camino rural, paralelo a la ruta provincial 6, entre San Carlos Norte y Gesler, se produjo el primer intercambio de balas entre los profugos y la Gendarmería que dejó como saldo un integrante de la fuerza herido en el brazo.

«Una herida de FAL», le dijo a este medio un médico que atendió al paciente. El mismo agente dijo reconocer a los prófugos que se trasladaban en una Renault Berlingo. Por ese mismo camino, unos kilómetros más adelante -entre San Carlos Sur y la localidad de San Agustín- se dio el segundo tiroteo entre los reos y otros gendarmes. Un efectivo herido como consecuencia de este intercambio de proyectiles y desde allí todo entró en un terreno vidrioso. Tal vez por el propio secreto de la investigación o quizá porque no se sabía bien a ciencia cierta donde podían estar estos sujetos.
Otro dato que recién a las 9.15 tomó contacto con el hecho la policía santafesina.
Se los busca, desde entonces, por cielo y tierra en un despliegue sin precedentes para Santa Fe que unificó fuezas federales y provinciales  con funcionarios de la Nación, como el subsecretario de Seguridad de la Nación, Eugenio Burzaco.
Un comité de crisis fue creado para operar desde una estación del servicio ubicada en la intersección de la autovía 19 y la ruta provincial 6. Más tarde, las cúpulas de seguridad se juntaron en el Centro de Exposiciones de la Municipalidad de San Carlos Centro. Tras la salida de ese cónclave no había entusiasmo en los rostros.