Justicia

«Lo hicimos entre todos», dice el baqueano que prestó los caballos en Cayastá.

«Los puse a disposición de los policías que habían pedido colaboración”, dijo Juan Manuel. Los efectivos pudieron capturar a los prófugos gracias a esta ayuda.

Buenos Aires, 9 de enero.(caraycecaonline) Un despliegue de miles de efectivos que incluyó autos, camionetas y helicópteros fueron utilizados durante casi dos semanas para buscar a los tres prófugos que escaparon del penal de General Alvear. Sin embargo, fueron los tres caballos que prestó un ganadero de la zona los que permitieron finalmente arrestar a los hermanos Lanatta y a Víctor Schillaci.

“Los caballos pueden entrar en zonas que los coches no. Los puse a disposición de los policías que habían pedido colaboración”, explicó Juan Manuel, un vecino que se dedica a la cría de ganado, en campo a dos kilómetros de la Ruta 1, quien se mostró orgulloso del desenlace: “Lo hicimos entre todos. Los caballos valieron más que muchos móviles. Es un placer ayudar porque estos muchachos se jugaron la vida en esto”.

Lo cierto es que en el momento en que los prófugos quedaron escapando a pie, corriendo, los efectivos pudieron visibilizarlos mejor gracias a la altura de los caballos y alcanzarlos con su velocidad. Según indicó Juan Manuel, los efectivos lo contactaron porque en el lugar son “cuatro gatos locos” y se conocen todos.

“Los caballos quedaron en mi carro, a disposición. Si ya no los van a usar me voy a casa”, concluyó Juan Manuel, desde la comisaría de Cayastá.(www.caraycecaonline.com.ar)

clarin.com