Justicia Triple Fuga

«Me llamó el petiso Ottavis y tuve mucho apoyo» reveló el «barra» K vinculado a la Triple Fuga

Marcelo Mallo

Marcelo Mallo dijo que no tiene nada que ver. «Tal vez otros los ayudaron» a los prófugos, afirmó.

Buenos Aires, 14 de enero.(caraycecaonline) Marcelo Mallo, el creador de la agrupación Hinchadas Unidas Argentinas (HUA) y quien estuvo detenido 48 horas por su supuesta relación con los tres prófugos del triple crimen de General Rodríguez, dijo que recibió 50 llamados de apoyo, tras su detención. El ex concejal de Quilmes, vinculado en los últimos 15 años a Aníbal Fernández, Rudy Ulloa, Julián Domínguez y a las cúpulas de todas las barras del país, dijo que entre los que lo llamaron estaba «el petiso Ottavis, (Mariano) Cascallares (intendente de Almirante Brown), muchos…».

Mallo dijo a La Nación que fue detenido por considerarse «un estandarte del kirchnerismo», a pesar de que integra una lista con 80 personas que habrían podido ayudar a los hermanos Martín y Cristian Lanatta y a Víctor Schillaci en Quilmes.

«Me podría haber negado a declarar, pero hablé: dije que no los conocía. Alguien los ayudó para salir de la cárcel. Pero yo ni los conocía, y mirá que no niego nunca mis relaciones», afirmó Mallo, despegándose de las acusaciones. Según La Nación, a los hermanos Lanatta los habría conocido a través de la barra brava de Quilmes, donde supo tener influencias. Pero él lo niega. Sostuvo que  «tal vez otros lo ayudaron, ese «Faraón» (por Marcelo Alejandro Melnyk) o la ex suegra de Schillaci, a quien le deben haber pedido filo y la camioneta. Pero no lo sé, creo en la Justicia», señaló.

Mallo cuenta que, cuando la policía allanó su casa, le decían «vos sabés por qué te venimos a buscar». «Eran las 9 de la mañana. Yo estaba leyendo el diario en la planta alta de mi casa. Cualquier boludo te denuncia y te allana. Y ven a tu mujer en bolas y rompen las puertas de tu casa delante de tus hijos. Se llevaron las tres PC, una tablet y cuatro celulares», contó.

Al ser consultado sobre si lo había llamado Aníbal Fernández, Mallo contestó: «Aníbal y (Julián) Domínguez se disputan el desconocimiento. Pero si a Jesús lo negaron, ¿no me van a negar a mí? Recibí más de 50 llamadas de apoyo».

Según el fundador de HUA, lo liberaron a los dos días porque  no tiene nada que ver. «Y las armas que secuestraron están habilitadas hasta 2018 y 2019. Me podrían haber llamado y juro que ayudaba en lo que podía. Cristian Ritondo es un compañero. De Vidal no esperaba nada porque es una piba que no conoce nada. Con Ritondo tenemos amigos en común», dijo y mencionó a Rafel Di Zeo y a otros.

«Lo de la fuga fue muy serio -concluyó-. Genera incertidumbre. A este gobierno no le tiembla el pulso y es autoritario, lo demostró con la represión y los despidos. Ojalá que llegue al final del mandato». (www.carayccaonline.com.ar)