Justicia La pelea con los holdouts

Griesa y un espaldarazo para el país: levantaría el bloqueo

El Juez estadounidense Griesa

El juez prometió que lo hará si el país deroga la ley Cerrojo y paga a los fondos que acuerden antes del 29 de febrero.

Buenos Aires, 20 de febrero.(caraycecaonline) En un fuerte respaldo a la posición argentina, el juez neoyorquino Thomas Griesa dijo ayer estar dispuesto a levantar el bloqueo que pesa sobre el país para el pago de la deuda reestructurada y puso como condición para esto que se “se levanten los obstáculos legislativos” en el Congreso de nuestro país y que se pague a los holdouts que acuerden antes del 29 de febrero.
El magistrado dio a conocer ayer una orden judicial, minutos después de que venciera el plazo para que los fondos buitre se sumen a la oferta de pago que propuso el Gobierno el 5 de febrero, que establecía una quita de un 27,5% para los que se suscribieran antes de las 5 de la tarde de ayer y un 30% para los que se adhirieran luego, hasta el 29.
La decisión del juez marca un voto de confianza en el gobierno de Mauricio Macri. De hecho, Griesa señala en su escrito que la elección del nuevo presidente “lo cambió todo”. “Argentina ha demostrado buena fe y voluntad de negociar con los bonistas”, afirmó el magistrado.
De esta manera, el juez mete presión al Congreso argentino para que derogue con urgencia las leyes conocidas como Cerrojo y Pago Soberano, que impiden acordar con los holdouts. Y también condiciona a los fondos buitre más duros, como NML, del magnate Paul Singer, y Aurelius, que se niegan a aceptar el acuerdo que les ofrece el Gobierno: cuando el Parlamento derogue las leyes y se pague a los que acordaron estos días, la Argentina podría comenzar a saldar cuentas con los acreedores que aceptaron el canje en 2005 y 2010 y salir del “default selectivo”, lo que los llevaría a negociar desde una posición de fuerza mucho menor.
Consultados por Clarín, expertos que siguen este tema en Nueva York consideran que la decisión de Griesa es un “apoyo fuerte a la estrategia legal y de negociación” de la Argentina y una “victoria legal” de nuestro país porque el juez de hecho aceptó lo que el Gobierno le pidió en el escrito que se presentó la semana pasada y también el de ayer.
Griesa avaló la petición que la Argentina presentó la semana pasada en su juzgado y la otra de ayer, en la que argumentaba que se necesitaba que la Corte otorgara un “stay” o medida cautelar, para “regresar a los mercados de capitales”. Entre los puntos para defender el pedido, se destaca el hecho de haber avanzado con acuerdos con acreedores de menor volumen, un tema que fue presentado como una señal de buena voluntad del país.
El escrito argentino, de 30 páginas, señaló que el mandato judicial “hace que sea funcionalmente imposible para la República acceder a los mercados de capitales globales para recaudar los fondos para resolver estas demandas sobre una base global”. Bajo este escenario, dice la presentación argentina, “ha llegado el momento de cancelar la medida judicial, bajo la satisfacción de las condiciones bien definidas, para lograr una resolución final de esta larga disputa”, afirmaron. En el escrito la Argentina resaltó también que los fondos buitre “subestiman el progreso que se ha hecho” y recordaron los acuerdos alcanzados estos días con diversos fondos.
Los holdouts, encabezados por NML, habían presentado el jueves sus argumentos en contra de esta medida impuesta por el juez en 2014 porque –según sostuvieron– no favorecía las negociaciones en curso.
La delegación argentina –encabezada por el secretario de Finanzas Luis Caputo y acompañado por su vice Santiago Bausili; el vicejefe de Gabinete Mario Quintana y el abogado Eugenio Bruno– ha trabajado duro esta semana en Nueva York en dos frentes: sumar más fondos a la oferta de pago y también afilar la presentación judicial de ayer ante el juez Griesa con los abogados del estudio neoyorquino Cravath. El jueves por la noche se volvieron a la Argentina.(www.caraycecaonline.com.ar)