Política Los papeles de Panamá

Rusia acusa a Occidente por la «filtración»de los paraísos fiscales

Islas Vírgenes británicas

Moscú dice que las filtraciones buscan desestabilizar a Putin. Desmentidas en serie.

Buenos Aires, 5 de marzo.(caraycecaonine) La filtración de los denominados “Panamá Papers” (Papeles de Panamá) desató ayer una lluvia de airadas desmentidas alrededor del mundo, empezando con el presidente ruso, Vladimir Putin, quien acusó a Occidente de querer desestabilizar a Moscú, y de su par ucraniano Petro Poroshenko, quien se desligó de toda responsabilidad y sugirió que cualquier pregunta sea remitida a sus abogados. También iniciaron investigaciones por las denuncias España, Francia, Brasil, Venezuela y EE UU, entre otros. El diario alemán Süddeutsche Zeitung y decenas de medios miembros del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, en inglés) publicaron el domingo una investigación mundial que involucró a más de 130 líderes políticos y numerosas figuras de la cultura y el deporte que crearon o están vinculados a sociedades offshore (que no realizan operatorias y sirven para esconder bienes y evadir impuestos) en paraísos fiscales. La investigación se sustenta en la filtración de 11,5 millones de documentos que reflejan cómo el estudio de abogados panameño Mossack Fonseca creó 15.000 compañías offshore a través de 500 bancos y subsidiarias en las últimas cuatro décadas.

En Londres, la noticia de que el fallecido padre del primer ministro David Cameron, abrió una sociedad offshore en un paraíso fiscal cayó como una bomba. La vocera del premier se limitó a decir que “es un tema privado” y que el premier “tomó un amplio espectro de políticas para combatir la evasión fiscal”, según informó el diario The Guardian.

En tanto, el primer ministro islandés Sigmundur Gunnlaugsson negó cualquier ilícito y adelantó que no renunciará, pese a los reclamos de decenas de miles de ciudadanos que firmaron un petitorio y de la oposición, que pidió una moción de censura en el Parlamento para hacer caer el gobierno. El gobierno de China, luego de que un cuñado del presidente Xi Jinping y la hija del ex primer ministro Li Peng figuraran en los “Panamá Papers”, borró cualquier mención del caso en las redes sociales. Una de las negativas más airadas se escuchó en Moscú, donde el vocero de Putin, Dimitri Peskov, dijo que la denuncia contra varios miembros del entorno del mandatario responde a la “putinfobia” que profesan las potencias occidentales. “Aunque Putin no figura de facto (en los documentos filtrados), para nosotros está claro que el objetivo principal de esta filtración es nuestro presidente, sobre todo de cara a las elecciones parlamentarias y presidenciales que se celebrarán en dos años, y la estabilidad política en nuestro país”, afirmó el vocero. “Es obvio que el grado de ‘putinfobia’ llegó a tal nivel que ya no se puede hablar bien de Rusia. Hay que hablar mal y mucho, para hacer daño, y cuando no hay nada que decir, lo inventan”, agregó Peskov. En tanto, el primer ministro de Pakistán, Nawaz Sharif, sostuvo que sus tres hijos no cometieron ningún delito al crear compañías en las Islas Vírgenes Británicas, un conocido paraíso fiscal, para gestionar sus propiedades en Londres.

 Fuente: SM – ElDia