Justicia La Ruta del dinero K

Claudio Bustos, hombre de confianza de Lázaro Báez y pieza clave en el lavado de dinero

El empresario Báez y el fallecido presidente Néstor Kirchner

Es uno de los apoderados de la principal constructora del empresario K. Acumula deudas a nombre de Austral Construcciones fue nombrado por Fariña.

Buenos Aires, 22 de abril.(caraycecaonline) Nada ocurre en Austral Construcciones sin que él lo sepa y en la mayoría de las ocasiones, sin que lo autorice. Claudio Bustos es uno de los apoderados de la principal constructora de Lázaro Báez y una pieza clave en la estructura financiera utilizada para lavar dinero. Un hombre que acumula deudas a nombre de la firma y que fue nombrado en reiteradas oportunidades por Leonardo Fariña en la declaración de más de ochenta páginas antes el juez Sebastián Casanello. Movió sumas millonarias de la constructora, participó de reuniones claves y fue testigo de decisiones financieras que agilizaron el traslado de dinero.

Ningún detalle estaba librado al azar y Claudio Bustos estaba al tanto de cada uno de ellos. Su firma aparece en gran parte de la documentación de Austral nave insignia de Báez, y como apoderado de la empresa, habilitó el movimiento de millones de dólares con la constructora en el centro de la operatoria. Desde 2008 es una de las personas de máxima confianza del empresario K que tuvo fallidas relaciones con sus contadores y asesores. Aunque en las oficinas de ACSA ubicadas sobre la Ruta 3 en el acceso principal a Río Gallegos, se lo conocía como “el contador”, su función iba mucho más allá.

Mirá también: Báez usó 3 bancos suizos y 9 financieras para fugar plata

Fue nombrado en el texto del juez Casanello cuando procesó a Báez, indicando que Bustos era uno de los autorizados para ingresar a la financiera SGI conocida como «La Rosadita», lugar que manejó millones de dólares y euros que muchas veces, provenían del Sur.

El Magistrado se refiere a una maniobra que vincula a Bustos con Jorge Chueco, detenido hace tres días. Se trata la auto venta o autocompra de títulos de deuda pública reingresados al país en una cuenta bancaria de Austral Construcciones, según consta en nueve cheques por $208.840.876, endosados por Chueco –como apoderado de Helvetic-. Fueron depositados por Eduardo Larrea y Claudio Bustos en nombre de Austral.

Leonardo Fariña, el viernes, cuando llegaba a Comodoro Py para declarar.
FOTO PEDRO LAZARO FERNANDEZ

Fariña dio más detalles del rol del apoderado de Austral. “En ese vuelo veníamos Martín Báez, el contador Claudio Bustos, el escribano Albornoz, la hija mayor de Lázaro Báez y yo. Fue en febrero o marzo de dos mil once, y el trayecto fue Río Gallegos/San Fernando (…) Otro dato importante a analizar que yo he visto y que figura en los papeles de la empresa es el encubrimiento en el manejo y en la situación fiscal de la empresa. Con esto me refiero a sinfines de planes especiales de pagos iniciados caídos y re-establecidos cuando la ley de procedimiento tributario lo impide”, contó Leonardo Fariña ahora como arrependido en la investigación conocida como “La ruta del dinero K”.

De todas estas maniobras, estaba al tanto Bustos. El ex de la modelo Karina Jelinek lo conoció en 2010 cuando se sumó a Austral Construcciones para auditar la empresa que según su descripción ante la Justicia “presentaba serios problemas financieros”. Como principal salvataje de los malos manejos administrativos de la firma, Fariña diseña un fideicomiso de $ 350 millones que puso de garantía certificaciones de obra de la empresa y de Kank y Costilla, dirigida por Martín Báez.

Así menciona en esta estructura financiera a Bustos: “También quiero expresar en este proceso que todo el armado del fideicomiso fue iniciado y supervisado en presencia del por entonces presidente del Banco Nación, Juan Carlos Fábregas, con quienes nos reunimos en la central del Banco Nación junto con Martín Báez y Claudio Bustos, quien a su vez nos derivó con, no recuerdo si era Doctora o Contadora, Inés Yamus, por entonces presidenta de Nación Fideicomisos”

Bustos conoció en detalle esta documentación que por años permitió el ingreso de sumas millonarias a una cuenta de  Austral Construcciones, desde 2012 comenzó a decidir y pisar fuerte en las petroleras de Lázaro Báez: Epsur y Misahar Argentina. Desde 2014 quedó como presidente de ambas firmas que están bajo la lupa de la Justicia.

En 2008 con la autorización de Néstor Kirchner, se le otorgan ocho áreas secundarias en suelo santacruceño a las operadoras, esto fue calificado por Fariña como una “adjudicación técnicamente incompatible con esas empresas” y agrega: “Epsur y Misahar no llegaban a los diez millones de patrimonio neto entre las dos y las ocho zonas representaban después de YPF el segundo caudal de petróleo en Argentina y con todos los plazos vencidos para la opción de inversión, ese contrato seguía en poder de esas empresas cuyo dueño es Lázaro Báez”.

Las petroleras dirigidas por Claudio Bustos nunca cumplieron con el plan de inversión inicial y los problemas administrativos también se reflejan en estas firmas.

Testigo de una reunión clave y que mostraría un antes y un después en la relación con la familia Kirchner, con el ex Presidente ya fallecido, el apoderado de Austral participó de la reunión que Lázaro y Martín tuvieron en la quinta de Olivos con Cristina. “fueron a encontrarse con la Presidenta, y vinieron enojados porque les bajó la adjudicación que le había dado de palabra de la refacción y concesión de los peajes de la ruta inter-balnearia y nosotros ya la habíamos puesto en el cash flow del armado del fideicomiso”, indicó el asesor financiero.

te puede i