Política Internas en Cambiemos

Carrió acusó a Jorge Macri de proteger a un fiscal en una causa narco

La diputada sostiene que junto con Gustavo Posse (San Isidro) y Sergio Massa “están impidiendo que se procese al ex fiscal General de San Isidro, Luis Novo”, imputado por encubrimiento en una causa de narcotráfico.

Buenos Aires, 13 de junio.(caraycecaonline)  Elisa Carrió acaba de incorporar a Jorge Macri (Vicente López) entre los intendentes presuntamente –según sus dichos- involucrados en procesos contra narcotraficantes.

La diputada nacional explicó que Jorge Macri, Gustavo Posse (San Isidro) y Sergio Massa “están impidiendo que se procese al ex fiscal General de San Isidro, Luis Novo”. El ex magistrado está imputado por encubrimiento en una investigación de fiscales a su cargo por episodios de narcotráfico. Es por la causa Unicenter. Así se denomina a la ejecución de dos colombianos en el paseo de compras, en 2008. Por esa derivación, Novo deberá enfrentar un juicio político.

No es novedad que la diputada atribuya a Massa supuesta funcionalidad con este hecho. Tampoco Posse queda afuera por jurisdicción, podría decirse. Pero, hasta ahora, Macri –primo del presidente Mauricio Macri- no aparecía en el radar de Carrió.

Ambos están en la grilla de candidateables del oficialismo para las legislativas del año que viene. Y si, como asegura la legisladora, viene a Buenos Aires “para enfrentar a los narcos” la incorporación del intendente de Cambiemos entre sus perseguidos tendría derivaciones políticas gravosas en la coalición oficialista.

De acuerdo con la explicación de Carrió, en el programa “Animales Sueltos”, la cobertura retorna, también de los fiscales provinciales en los distritos mencionados. ¿En cuáles delitos?. “Defraudación a la administración publica, coimas, qué sé yo. Estoy diciendo la verdad”, intenta convencer la denunciante.

Adquiere volumen su acusación porque María Eugenia Vidal realiza actos oficiales con Jorge Macri y, no obstante la relación amistosa entre ellas dos, coloca a la gobernadora en una situación de incomodidad política.

En el macrismo evitan la controversia. Sólo el ministro de Justicia de la Nación, Germán Garavano, se encargó de refutar este fin de semana: “Carrió no es la voz del gobierno”, fue la aclaración del funcionario. La vicepresidenta, Gabriela Michetti, había mencionado al pasar que la diputada era «incontrolable» y recibió el zamarreo de la aludida que pretendió un desagravio.(www.caraycecaonline.com.ar)

 

clarin.com