Justicia La ruta del dinero K

Otro negocio sospechoso de Lázaro Báez: $ 1.378 millones para hacer caminos de ripio

Uno de los caminos de ripio sobrevaluados

En el Gobierno hablan directamente de «estafa». Dicen que eran obras que no tenían ningún sentido vial. Y lo llevaron a la Justicia.

Buenos Aires, 13 de junnio.(caraycecaonline) Caminos de tierra en medio de la estepa santacruceña, senderos rurales que no conducen a ningún lado en particular y que, mucho menos, conectan rutas. Sin embargo, fueron utilizados para garantizar sumas millonarias a Lázaro Báez: $ 1.378 millones los últimos doce años sólo para “enripiar caminos”.

El 78,4% de la obra pública en el sur que el Gobierno kirchnerista otorgó a Lázaro Báez no fueron sólo kilómetros de pavimento por los principales corredores viales. Las licitaciones contemplaron algo que en Vialidad Nacional califican como una “estafa”, porque no cumplen ninguna finalidad vial y según señalan fuentes oficiales “se diseñaron para justificar sumas millonarias”. Se trata de contratos de obras complementarias y enripiado, algo también conocido como “caminos rurales”, que en algunos casos demanda el mantenimiento de senderos sin pavimento.

Austral recibió licitaciones para enripiar caminos que no llevan a ningún lado. Foto Maxi Failla.

En diferentes puntos de la provincia de Santa Cruz se adjudicaron obras de estas características: caminos de tierra sin conexiones. Grandes extensiones de ripio que nadie transita y que en muchos casos, ni siquiera cuentan con el correspondiente cartel de obra. Aunque son las obras más complejas de auditar, desde Vialidad corroboraron a través del testimonio de personal del organismo, que se certificaban trabajos no realizados.

“En algunos casos los inspectores aprobaban por ejemplo, el envío de diez camiones con ripio y no fueron más de cinco, pero se pagó el doble”, indicaron fuentes oficiales a Clarín y agregaron “te dabas cuenta que no hubo un trabajo real en esos caminos rurales, incluso algunos en mal estado”.

Los caminos enripiados, otro negocio millonario para Báez. Foto Opi Santa Cruz.

En el centro de Santa Cruz, cerca de Gobernador Gregores, en cercanías a la ruta 40 que conduce a El Calafate, en el norte de la provincia por la zona de Perito Moreno, con cientos de kilómetros de diferencia, distribuyeron las obras de enripiado.

Estos contratos garantizaron ingresos millonarios a favor del empresario K: solo tres licitaciones de obras complementarias y enripiado tuvieron un valor de $ 627 millones cuando las ganó Austral Construcciones. Pero gracias a las modificaciones de obras (que no se realizaron pero se cobraron) la firma terminó recibiendo $ 1.378 millones: un 119,77% más.

Al igual que cerca del 50% de las licitaciones que quedaron en manos de Báez, estas también quedaron inconclusas.

Oficinas de Austral Construcciones. Foto Opi Santa Cruz.

La denuncia que Vialidad presentó ante la Justicia apuntando contra el favoritismo del Gobierno hacia el Grupo Báez y la discrecionalidad con la que se le entregaron las obras, incluye “los caminos rurales”. Consultados por Clarín, explicaron desde el ente nacional que los enripiados “requieren mantenimiento permanente y en el caso de Báezcobraban por trabajos no hechos y fueron una sola vez, en otros casos no había ni carteles de obras”.

Los caminos de tierra fueron utilizados por Vialidad mientras dependía de Julio De Vido, para asegurarle a Báez sumas millonarias que tal como expone la auditoría final de la nueva gestión, se cobraron “con sobreprecio y fueron trabajos que no se hicieron”. (www.caraycecaonline.com.ar) 

 

clarin.com