Justicia La ruta del dinero K

El panorama judicial de Cristina es cada vez más comprometido

CFK en el aeropuerto de El Calafate

La ex Presidente está involucrada en varias causas Casi con seguridad será procesada por las causas Hotesur, La Ruta del Dinero K y Los Sauces.

Buenos Aires, 3 de julio.(caraycecaonline) Cristina Kirchner volvió a Buenos Aires. Volverá también a los tribunales federales. Entre el lunes y el viernes deberá presentarse en forma personal en el juzgado de Claudio Bonadio para recibir la notificación de un embargo sobre sus bienes de 15 millones de pesos que el magistrado le impuso en la causa conocida como la del “Dólar futuro”. Si no lo hace la buscará la fuerza pública. En la Justicia descartan que se desate ese escenario extremo. El futuro judicial de la ex presidenta y sus hijos es cada vez más complejo.

Cristina Fernández de Kirchner acaba de pasar una semana con muy malas noticias en las diversas causas en las que se la investiga por corrupción. Los días que siguen podría ser iguales o peores para ella, siempre en el mismo sentido judicial.

Por ejemplo, esta semana podría ampliar su declaración indagatoria en la causa de “La Ruta del Dinero K”, Leonardo Fariña. Ese expediente debe determinar si los Báez lavaron dinero generado de forma ilegal. Según la sala II de la Cámara Federal, el juez debe investigar a Cristina Kirchner por esas operaciones. Y también analizar si hubo sobreprecios financiados adrede por el Estado para obras públicas construidas por Báez.

Justo en ese sentido declararía Fariña. El “imputado colaborador” podría aportar pruebas sobre el armado de las licitaciones de obras a medida de Báez. Y también apuntaría a quienes considera responsables superiores de esos expedientes burocráticos: la propia Fernández de Kirchner; y también el ex secretario de obras públicas, José López.

En los próximos días, además, los hijos de Báez declararán como imputados en la causa de “La Ruta del Dinero K”. Son Leandro, Luciana y Martín. En la Justicia creen que todos presentarán escritos defensivos ante el juez del caso, el doctor Sebastián Casanello, y el fiscal Guillermo Marijuán.

Según fuentes de la causa, las autoridades judiciales podrían dictarle la prisión preventiva a Martín Báez, quien ya está procesado en esta causa.

El fiscal Marijuán está produciendo medidas de prueba para determinar el rol que la ex presidenta tuvo en esta trama. Ordenó que se entrecrucen teléfonos de una flota de celulares que manejaron Fariña y los Báez. Y avanza en el pedido a la embajada de los Estados Unidos para que la diplomacia de ese país le confirme o no sobre un alerta que le habría emitido al Gobierno K sobre transferencias bancarias al exterior que Báez habría realizado de modo ilegal.

Antes de volver a Buenos Aires, el viernes, fueron allanadas en Santa Cruz varias propiedades que están a nombre de la empresa de los Kirchner llamada “Los Sauces”.

La hipótesis del expediente –por ahora- es que todas los inmuebles de esa firma le fueron alquilados solo a dos empresarios beneficiados con contratos públicos: Báez y el líder del Grupo Indalo, Cristóbal López. De ese modo, más que alquileres de propiedades, lo que reciben aun hoy los Kirchner como renta de esos inmuebles podrían ser en realidad “sobornos”.

Los resultados de los operativos impulsados en el Sur por los investigadores de esta causa, el juez Claudio Bonadio y el fiscal Carlos Rívolo, sumados a la evidencia ya recolectada en Buenos Aires, fueron exitosos, dicen en la Justicia.

Fuentes judiciales aseguraron que la causa avanzó rápido, por lo que consideran muy probable que Cristina Kirchner declare en indagatoria antes de fin de año. Un dato sirve para ilustrar como se entremezclan interese comunes en estos negocios. La empresa “Los Sauces” le alquila tres departamentos en el complejo Madero Center a empresas de Cristóbal López. En un allanamiento se encontró evidencia del accionar de quien se presentó como apoderado de la firma K en ese edificio emblemático, Osvaldo Sanfelice.

La causa que investiga el posible lavado de dinero en los hoteles de los K, llamada Hotesur, retomó su avance después de pasar a control del tercer juez que estudia el caso, Julián Ercolini, quien delegó la instrucción en el fiscal Gerardo Pollicita.

El repaso de la documentación ya recolectada antes por Bonadio , ya que el segundo juez fue Daniel Rafecas, entusiasmó a los nuevos investigadores. Cristina podría ser indagada en los próximos meses también en esta causa. El otro imputado relevante es su socio Báez.

Las irregularidades de Hotesur son demasiado explícitas. Demasiado es demasiado. Incluso Fariña aportaría información novedosa al expediente. La ex presidenta, mientras tanto, intentó defenderse en las redes sociales tras el avance de estas causas judiciales, que quizás terminen por unificarse. Entre otras cosas, afirmó en Twitter y Facebook que es víctima de un complot del Gobierno, la Justicia y los medios.

Desarrolló bastante la tesis de que el objetivo del complot busca tapar, dijo, las problemáticas sociales con sus acusaciones sobre corrupción. En ninguna frase se declara inocente.(www.caraycecaonline.com.ar)