Política Fuertes deserciones

Venegas y Viviani no fueron al congreso, y el bancario Palazzo se retiró entre silbidos

El titular de Uatre, Gerónimo Venegas.

La no concurrencia de Gerónimo Momo Venegas y Omar Viviani, que restaron 66 gremios al Congreso de la CGT, junto a los que se llevó la Bancaria al retirarse entre silbidos, el Smata y la Unión Ferroviaria, sumarían un centenar de sindicatos, lo que melló la unificación. En lugar de 2122 congresales fueron validados 1649 . Y en vez de 213 gremios confederados, concurrieron 128.

Buenos Aires, 22 de agosto.(caraycecaonline) La decisión del taxista Omar Viviani y del ruralista Geronimo Venegas de no concurrir a la convocatoria gremial de este día lunes,  hizo mella en el Congreso unificador: la comisión de poderes validó la presencia de 1649 congresales nivelados en 128 gremios confederados. Abel Frutos, secretario gremial de la CGT Azopardo, había informado la semana pasada que lograrían la adhesión de 2122 congresales y 213 sindicatos habilitados.

El primer cortocircuito lo protagonizaron los de la Corriente Federal que proponen al bancario Sergio Palazzo. Luego de aprobada la cláusula transitoria para la elección de un triunvirato (mocionada por Omar Plaini, de Canillitas), pidió la palabra Palazzo.

Consideró que había casi un centenar de gremios menos y «muchos trabajadores informales que no están representados porque hoy están representados por los movimientos sociales que hoy no están acá; pero nosotros vinimos porque el debate se da acá y no a través de los medios» en lo que fue una crítica directa a los díscolos.

Acto seguido, el bancario Palazzo dijo que su grupo rechazaba los cargos que le habían ofrecido (corrió la versión de que le iba a dar la tesorería) y pidió que «del plenario de hoy salga un plan de lucha que incluya un paro de 24 horas porque cada día que pasa este Gobierno deja más gente en la calle».

Luego,  la moción de Plaini  fue aprobada por mayoría. Y ahí ocurrió el segundo momento de tensión: todos los gremios que siguen a Palazzo se levantaron y se retiraron  de Obras Sanitarias lo que generó silbidos e insultos de todos los gremios que veían como se retiraban.

Así las cosas, Hugo Moyano volvió a pedir un cuarto intermedio para recontar cuántos congresales y gremios quedaban presentes para arrancar con el Congreso Ordinario. De esta manera el Confederal, quedaba otra vez golpeado por la fuga de unos cuantos gremios.(www.caraycecaonline.com.ar)