Política Exterior La base militar china en Neuquén

Los chinos ya tienen lista la base militar en Neuquén que Cristina le concedió por medio siglo

El enorme telescopio de la base en Neuquén listo para funcionar

Se trata de la empresa Satellite Launch and Tracking Control General (CLTC), construída en 200 hectáres de Neuquén donde ningún argentino puede asomar las narices. Es un énclave militar chino, propio de un país colonizado. Allí solo mandan los militares extranjeros.

Buenos Aires, 17 de febrero.(caraycecaonline) La base militar de comunicaciones en Neuquén que los Kirchner concedieron  a China por 50 años para el desarrollo de controles satelitales, según el gobierno oriental, ya está lista a entrar en funciones. Se trata de la empresa Satellite Launch and Tracking Control General (CLTC), construída en 200 hectáres de Neuquén donde ningún argentino puede asomar las narices. Es un énclave militar chino, propio de un país colonizado. Allí solo mandan los militares extranjeros.
 Este cuartel «científico» ya está listo para comenzar a operar, aunque todavía no esté esclarecido a qué dedicará sus jornadas laborales durante el medio siglo que durará la concesión y qué control ejercerá el Estado argentno.
Desde hace 30 años CLTC, la «empresa» en cuestión, depende en forma directa del poder central del régimen chino: el Ministerio de Defensa. Fueron pues los propios ingenieros y científicos del Ejército quienes diseñaron la base e indicaron qué tecnología se requeriría según los objetivos del gobierno comunista de  Beijing, aún ocultos para las autoridades argentinas. También responde a la Comisión para la Ciencia, la Tecnología y la Industria para la Defensa Nacional.
La central china, construida bajo el pretexto de la exploración espacial y el lanzamiento de satélites.  sin embargo no sólo se dedicará a mirar las estrellas. Con sus cuarteles generales en Beijing, CLTC nació en 1986 bajo el aura total del Ejército de Liberación Popular de China. Por aquel entonces, sus bases se dedicaban al enlace y logística, pero también a la telemetría, el control y el seguimiento. La interceptación de las comunicaciones siempre resultaron claves para CLTC.
El director a cargo de CLTC también es el responsable del Departamento General de Armamentos del Ejército chino. Esta dependencia oficial resulta clave para las fuerzas armadas del gigante asiático en su carrera armamentística. Es la que le provee alertas y notificaciones sobre la actividad en el espacio aéreo. También la que la abastece de nuevas tecnologías.
¿La base en la Patagonia cuales de esas funciones va a cumplir? ¿Interceptará comunicaciones y datos de otros países? La superantena que se instaló en tiempo récord en  en la pequeña localidad de Bajada del Agrio en Neuquén y que ya está lista para operar sería una tentación para cualquier militar que pretendiera conocer las comunicaciones de otras superpotencias. Una orden directa sobre CLTC sería obedecida automáticamente.
Aunque en febrero de 2015 la ex presidente Cristina Kirchner y su par Xi Jinping intentaron encuadrarlo dentro de un simple acuerdo bilateral -lo que resulta obvio ya que no se registraron invasiones chinas al sur argentino-, lo cierto es que la instalación de esa central en Neuquén otorga unas facilidades inéditas para otro país en territorio soberano: 50 años de explotación en solitario, con nula participación argentina y sin el pago de un peso en concepto de impuestos.
El levantamiento de esa base militar de China en suelo argentino generó una gran preocupación en Europa y los Estados Unidos. El uso militar que se le dará al lugar es lo que despertó las alarmas en lo más alto de la Unión Europea y Washington.

Otro dato que llama la atención es lo reservado y el secretismo que rodea al área ocupada por el Ejército de Liberación Popular. Solo personal autorizado por Beijing (militares y miembros del régimen chino) tendrán acceso a las instalaciones. Ningún argentino podrá ingresar a supervisar obras o saber qué ocurre en esas construcciones. Ahora, el gobierno de Mauricio Macri tendrá que definir si le cree a Beijing cuando le aseguran vía diplomática que no es su intención hacer un uso militar de la base y que sólo pretenden mirar las estrellas.

 Resultado de imagen para base china neuquénCuando la base estaba en construcción
 La Justicia ya tiene una denuncia
La realizó en 2015 el abogado Jorge Vitale.  Opina que «El Convenio de Cooperación Económica e Inversión entre Argentina y China es otro acto de grave corrupción y malversación de caudales públicos, que realizó el gobierno K en su ultima etapa. Porque se realizó por contratación directa, sin licitación pública, típico en  todos los hechos de corrupción en la Argentina.»
Otra razón que señala el denunciante  es «fijan competencia  en los tribunales de Gran Bretaña. El Convenio abarca negocios energéticos, mineros y agropecuarios- Autoriza a ambos gobiernos a celebrar acuerdos específicos, inclusive la posibilidad de importar mano de obra y también prevé un plan quinquenal de infraestructura, cuyas obras pueden adjudicarse en forma directa. Éste es un acuerdo sin precedentes en la región a cambio de financiamiento, que le otorga un total privilegio a China.»
Entre 2008 y 2013 nuestro déficit comercial con China  fue de unos  19.000 millones de dólares. Nosotros les vendemos solo porotos de soja y sus derivados y petróleo crudo, todo ello sin valor agregado, mientras los chinos todos productos manufacturados, lo que va a producir la quiebra de muchas empresas en la Argentina, al margen de que no se establece ningún tipo de reciprocidad en el intercambio comercial. Al gobierno K solo le interesó el adelanto de los 11.000 millones de dólares en yuanes. destinado a ocultar el descalabro económico.
Es para subrayar que el gobierno chino despidió por corrupción al encargado del vinculo con Latinoamérica Zhang Kunsheng, que intervino en la firma de este convenio y sus dos acuerdos más los arreglos específicos. Este convenio que ya es ley, de paso recordemos a los diputados y senadores que la votaron, viola específicamente lo dispuesto en el Art. 29 de la Constitución Nacional. Actos de esta naturaleza llevan consigo una nulidad insanable y a los que lo formulen, consientan o firmen, los sujetarán  la responsabilidad y pena de los infames traidores a la Patria que prevén los el artículos 214 y 215 del Código Penal.
Este convenio solo beneficia a China, al incrementar  su actividad comercial, permite traer personal propio y va aumentar hasta tres veces el déficit comercial nuestro actual de 5.000 millones de dólares por año a 15.000 millones.» agrega Vitale.
Hay que añadir que  será utilizado para realizar los negocios, energéticos, mineros y petrolíferos, que tienen adjudicados los empresarios amigos del poder y que carecen de capacidad operativa . Las famosas Uniones Transitorias de Empresas que integran además grupos que son parte del poder y en algunos casos empresas británicas. Eso explica porque fijan la competencia en los tribunales de Londres. La estafa y la colonización esta en marcha y es preciso pararla de algún modo. Pido a los fiscales y jueces que investiguen este convenio ya firmado por el Poder Ejecutivo y que tiene media sanción en senadores. Este convenio nos deja comprometidos en algunos casos por mas de 30 años y en el caso de rescisión, los valores en juego son super millonarios, con el agravante que ya existe principio de ejecución, pues el gobierno chino ya le entregó a la Argentina el equivalente a U$S 3000 millones en yuanes, que solo pueden utilizarse en este caso para comerciar con China Por eso no es posible contabilizarlos como reservas, como lo hizo el gobierno anterior Además, ya se le entregaron al régimen chino miles de hectáreas  en el sur mediante acuerdos secretos y que les dan inmunidad diplomática. Algo de lo cual no sabemos de qué se trata.
Compromiso chino para el uso civil exclusivo
En un gesto hacia la Argentina, el gobierno de Xi Jinping firmó con el de Mauricio Macri un protocolo adicional en torno a la base espacial que China construía en Neuquén que enfatizó el uso civil de la misma.

El documento lo firmaron los cancilleres Susana Malcorra y Wang Yi en oportunidad de la reunión del G20 realizada a fines de agosto de 2016.

El embajador argentino Diego Guelar, entonces, que intervino en la letra de este nuevo acuerdo. “Es una excepcionalidad que una potencia militar como China acepte de manera voluntaria una autorresctricción semejante cuando ya hubo tienen un acuerdo firmado con el gobierno anterior y que fue ratificado por el Congreso argentino”, remarcó Guelar.

 Con este anexo,  lo que se hizo es poner el acento en un compromiso más severo de que la base tiene usos civiles y pacíficos sobre el texto original.

El llamado “Acuerdo de Cooperación entre Argentina y la República Popular China para la instalación de una estación de investigación del ‘Espacio Lejano’” fue hecho ley en tiempo récord por el Congreso de mayoría kirchnerista, tras los convenios que firmaron Cristina Kirchner y Xi.

La ley prevé una exención impositiva total por los 50 años que durará la concesión de tierras, en unas 200 hectáreas en la localidad de Bajada del Agrio. Y estableció que la Argentina “no interrumpirá las actividades normales” que se realicen en la estación espacial y los empleados de China que trabajen en Neuquén se regirán bajo la legislación china. Pero el gobierno chino “mantendrá indemne a la Argentina de toda obligación que surgiere de reclamos de cualquier naturaleza”.

La base , ahora ya terminada, tuvo enormes problemas gremiales. La prensa neuquina ha señalado que de más de 12.500 obreros que iba a tener activos en las obras, quedaron 8000. (www.caraycecaonline.com.ar)