Justicia Lavado y coimas

Cristobal López dijo que alquiló en los hoteles de los Kircher «para ahorrar gastos de traslados»

El empresario K en los tribunales de Comodo Py

El grupo Indalo concentró el 63% de la facturación de la inmobiquliaria Los Sauces, investigada por lavado de dinero y pago de coimas.

Buenos Aires, 2 de marzo.(caraycecaonline) Con sus bienes personales inhibidos, al igual que los de 46 de sus empresas, Cristóbal López se presentó a declarar hoy en la causa Los Sauces SA. Su palabra era muy esperada en la Justicia, ya que se trata del principal inquilino de la inmobiliaria de Cristina Kirchner: concentró el 63% de la facturación de la sociedad que es investigada por lavado de dinero y pago de coimas.

Los argumentos que López le dejó en un escrito al juez Claudio Bonadio son cuanto menos llamativos: dijo que decidieron alquilarle a Los Sauces «por comodidad», para «ahorrar en gastos operativos de traslados» y porque el valor que pagaron «es inferior al promedio abonado en otros contratos celebrados por [el grupo empresario] Indalo».

Algo similar sostuvo más temprano su socio, Fabián De Sousa.

Ambos pasaron esta mañana por los Tribunales de Comodoro Py, representados por Fernando Castejón y Sebastián Maggio. Y negaron cualquier actividad vinculada «al lavado de dinero» o «pago de coimas», las principales sospechas que recaen sobre ellos en la causa.

Cristóbal López declaró que le alquila a Cristina por comodidad y porque le cobra barato
Cristóbal Lopez saliendo de Comodoro Py. (Alfredo Martinez)

Desde 2009 a la fecha, el empresario K y su socio realizaron 493 locaciones de inmuebles, organizados en función de la división de negocios: construcción, infraestructura, medios, producción, refinanciación, inversión y alimentos. De Sousa reconoció el alquiler del dúplex de Puerto Madero Center por un valor mensual de 7.500 dólares más IVA.

¿Por qué Cristóbal eligió alquilarle a Cristina Kirchner? Eso querían saber los funcionarios judiciales, que sospechan que puede tratarse de una devolución de favores, es decir posibles coimas, por el otorgamiento preferencial de contratos con fondos públicos durante la era K.

En su escrito, López dijo que en 2012, después de un cuadro de enfermedad, se enteró del dúplex de Los Sauces SA en Madero Center (pisos 8 y 9 «D»).

«Se ajustaba a lo que buscaba: una planta en la cual pudiera ser alojado el personal técnico administrativo que me asiste y un sector independiente en el cual poder desarrollar mis tareas con la debida privacidad«, dijo. Y además, «contaba con una gran cantidad de cocheras que resultaban imprescindibles para la gestión».

Cristóbal López declaró que le alquila a Cristina por comodidad y porque le cobra barato

Fabián De Sousa, socio de Cristóbal López, en Comodoro Py. (Alfredo Martinez)

Por otro lado, ese dúplex le permitía «tener oficinas en el mismo edificio en el que vivo, que me permite acceder sin salir a la vía pública«, lo que le servía para «ahorrar tiempo y reducía los costos operativos» que demandan los traslados diarios. Por ese departamento paga $ 560.000.

Mediante M&S Inversora alquila dicha propiedad. El inmueble en 2009 era alquilado por la firma Solvencia Crediticia SA, que a su vez lo subalquiló en 2011 a la Siempre Joven Asociación Mutual. Sin embargo, la Justicia detectó en 2009 y 2010 pagos realizados por el Grupo Indalo pese a no ser los inquilinos. Al mismo tiempo, según la AFIP quien pagó por los servicios de luz y expensas de ese dúplex fue Lázaro Báez, otro empresario K sospechado.

El piso de Madero Center es alquilado por Álcalis de la Patagonia SA. Ahí vive la ex esposa de Fabián De Sousa. La Justicia señaló que los contratos obtenidos en los distintos allanamientos “no se extendían a la firma», según el juez Bonadio “otro ejemplo de la confusión patrimonial y de obligaciones de las distintas sociedades y de sus integrantes”. Al respecto Cristóbal López remarcó que su socio «como presidente de Álcalis suscribió el contrato pertinente».

Cristóbal López declaró que le alquila a Cristina por comodidad y porque le cobra barato

Edificio Madero Center, donde hay propiedades de Cristina alquiladas a Cristóbal. (Foto: Andrés DElia)

Tanto López como De Sousa se refirieron a los valores pagados por los inmuebles, que según el Tribunal de Tasación Nacional se encuentran subvaluados. De Sousa señaló que los precios «se ajustan a la cotización del mercado» y negó que haya pruebas que lo vinculen a una supuesta «asociación ilícita» destinada a lavar dinero proveniente de hechos de corrupción. Este es un punto central de la imputación que realizó el juez.

López repitió el planteo y dijo que cualquier variación en los precios «se daba por la cotización de la divisa estadounidense». Y que el valor pagado a Los Sauces SA «era inferior al promedio abonado en los otros contratos de Indalo». Además, reiteró que la relación comercial «se inscribe en el giro ordinario de los negocios que llevan a cabo las empresas que se agrupan en el Grupo Indalo e Indalo Media».

Cristóbal López declaró que le alquila a Cristina por comodidad y porque le cobra barato

Cristóbal López y los Kirchner, inaugurando un Casino en Río Gallegos. (Archivo)

Respecto de la metodología de pagos, ambos indicaron que se realizaba con cheques a «nombre de Los Sauces SA debidamente facturados y se confeccionó la documentación contable de respaldo de cada uno de ellos».

Complicado en otra causa por no pagar ante la AFIP $ 8.000 millones del impuesto al combustible durante el gobierno de Cristina, López decidió renovar el contrato de locación con la inmobiliaria investigada por Bonadio. Fue por el departamento 4 L del edificio «Dique» y el 8 y 9 D del edificio «Juana Manso», más las cocheras correspondientes.

Cristóbal López declaró que le alquila a Cristina por comodidad y porque le cobra barato
Cristóbal López, saliendo de Comodoro Py. (Foto: Alfredo Martinez)

La relación comercial continuará bajo estricta supervisión judicial: los Sauces SA está intervenida por seis meses y el Grupo Indalo tiene un interventor informante. «Toda operación o transacción de dinero es controlada por Francisco Branda, el interventor designado en la inmobiliaria», señalaron fuentes judiciales.

El juez Bonadio cree que López y De Sousa integran una “organización” que en mayo de 2003 comenzó a cometer “actos criminales” que beneficiaron a la inmobiliaria y la cuenta de la «Sucesión Néstor Kirchner», con “dinero como ilegítima contraprestación por el indebido otorgamiento de la concesión de obra pública, de licencias habilitantes de juego y/o áreas de la industria petrolera, e introducirlos en el mercado financiero procurando brindarle la apariencia de origen lícito”. (www.caraycecaonline.com.ar)

te puede interesar