Justicia Malversación de fondos

Ahora denuncian a Milani por malversación de fondos y cohecho

Ex titular del Ejército César Milani

Las empresas beneficiadas no tendrían antecedentes de limpieza ni respaldo económico. A la firma Martín Fierro se le desestimó una propuesta ante el ORSNA por presentar documentación apócrifa en respaldo de su capacidad económica.

Buenos Aires, 6 de junio.(caraycecaonline) La situación judicial del ex jefe del Ejército César Milani –preso en la causa que investiga los secuestros de Pedro Adán Olivera y de su hijo Ramón Alfredo Olivera puede complicarse. Ahora piden investigarlo por incumplimiento en sus deberes de funcionario público, delito de cohecho, malversación de fondos públicos y negociaciones incompatibles con la función pública.

La denuncia, presentada por Diego Rosenblat, se refiere a la adjudicación de las licitaciones de servicios de limpieza integral y desinfección de edificios y locales de las Fuerzas Armadas a las empresas Compañía de Servicios Martín Fierro SRL y Uadel S.A., que pertenecerían al ex jefe de Inteligencia del Ejército kirchnerista.

La presentación, según publica el portal Big Bang News, pide que esta maniobra irregular sea incorporada a la causa que investiga el supuesto enriquecimiento ilícito de Milani.

De acuerdo al escrito, funcionarios de las Fuerzas Armadas anulaban la competencia en procedimientos de contrataciones para que ambas firmas se vieran beneficiadas. Lo cierto es que las empresas no tendrían antecedentes de limpieza ni respaldo económico. En este sentido, a la firma Martín Fierro se le desestimó una propuesta ante el ORSNA al presentar documentación apócrifa al momento de demostrar su capacidad económica.

En otros contratos irregulares, el Liceo Militar General San Martín le adjudi*có a Compañía de Servicios Martín Fierro licitaciones con ofertas muy por debajo del precio de mercado y de los precios testigos que facilita la SIGEN. Este era el argumento que utilizaban para darle las adjudicaciones a estas empresas sin importar que dicho servicio era imposible de llevarse a cabo.

Las firmas utilizaban empleados registrados en AFIP y la ANSES con jornadas reducidas o medias jornadas pero los hacían trabajar jornada completa en clara violación al principio de igualdad con otras empresas y fraude a la ley laboral.

Una vez adjudicados dichos servicios, pese a los incumplimientos en tiempo y forma, se renovaban los contratos y se evitaba la licitación pública.(www.caraycecaonline.com.ar)

urgente24.com