Deportes Amistoso

Boca amargó a River en San Juan y lo dejó preocupado

Junior Benítez festeja su gol, el único del Superclásico. (FOTOREPORTER /Delfo Rodríguez)

En el primer Superclásico de la temporada, Junior Benítez conquistó el único gol luego de una mala respuesta de Lux.

Buenos Aires, 2 de setiembre.(caraycecaonline) Sin fútbol de Superliga debido a la jornada de Eliminatorias Sudamericanas, las emociones se esperaban en San Juan. Allí, Boca logró imponerse a River en el primer Superclásico de la temporada. Fue por el gol de Junior Benítez, quien se aprovechó de la floja respuesta de Germán Lux.

Con escasas emociones y aún menos llegadas, en el primer tiempo se destacaron dos situaciones, una por cada lado. A los 20, Evangelista mandó el centro que Espinoza no logró conectar.

A los 28 minutos, River replicó con un desborde generado por uno de los flamantes refuerzos de River, Nicolás De La Cruz. El uruguayo se juntó con Nacho Fernández y tiró el centro desde la derecha para Ignacio Scocco, quien se estiró pero no pudo llegar.

Antes del final, Boca sumó la primera mala noticia: en una contra, Espinoza sintió un pinchazo en la parte posterior del muslo izquierdo. Luego, Paolo Goltz sufrió un corte profundo en su rostro. Por ellos, en el arranque del complemento, ingresaron Pablo Pérez y Vergini.

A los seis minutos de la segunda parte, Boca llegó peligrosamente al arco defendido por Germán Lux. Fue a través de un tiro libre de Jara que se fue apenas desviado.

Entonces, Gallardo apostó por el ingreso de Enzo Pérez, aunque el que generó la respuesta a esa chance de Boca fue Nacho Fernández con un remate que pasó cerca del travesaño.

Pero Boca era más en el segundo tiempo y pudo plasmarlo. Después de un nuevo aviso de Jara, fue Junior Benítez el que consiguió romper el cero, a los 23 minutos, no sin ayuda de la última línea de River. Habilitado por un gran pase de Gago, el delantero le ganó la posición a Barboza y definió ante Lux, a quien la pelota se le metió debajo del cuerpo.

River no pudo recuperarse del golpe. Le faltaron ideas y también precisión. Auzqui, en el final del partido, no pudo conectar lo que podría haber sido el empate. Y los seis minutos adicionados no le alcanzaron al equipo de Gallardo, que sumó preocupaciones -fundamentalmente en el fondo- de cara al reinicio del torneo.

«El resultado es para el hincha. Fue un partido parejo, dividido, había mucho viento, no posibilitaba jugarse bien», analizó Barros Schelotto tras el partido.(www.caraycecaonline.com.ar)