Justicia Caso Maldonado

El juez dijo que el último rastrillaje se realizó por el dato de un «prefecto rescatista»

Juez Gustavo Lleral

Gustavo Lleral desconoció al llamado «testigo E». Aunque su testimonio había sido enviado por Cancillería a su juzgado.

Buenos Aires, 24 de octubre.(caraycecaonline) El juez federal Gustavo Lleral habló respecto al último rastrillaje que permitió encontrar el cuerpo de Santiago Maldonado en el río Chubut y aseguró que se realizó gracias al aporte de un prefecto y no de un testigo vinculado a la comunidad mapuche.

Un llamado del denominado testigo «E» (porque así se lo identificó en una declaración que hizo a organismos de derechos humanos, en un documento que revela hoy Clarín) alertó sobre dónde podía estar el cuerpo.

El magistrado, sin embargo, aseguró al diario La Nación que tomó la decisión del operativo a raíz del «testimonio que brindó el prefecto principal Leandro Antonio Ruata, un prefecto rescatista y buzo con amplia experiencia, que aconsejo realizar un nuevo rastrillaje con más buzos y bomberos«.

Santiago Maldonado: el juez dijo que el último rastrillaje se realizó por el dato de un "prefecto rescatista"

El Testimonio E, según consta en un documento que fue enviado a la CIDH.

Además, descartó la existencia en el expediente judicial de un llamado telefónico para alertar sobre el lugar exacto en el que se encontraba el cuerpo y sólo reconoció que «pudo haber declarado extrajudicialmente». No sólo lo hizo, sino que este diario también confirmó que una copia de esa declaración del «Testimonio E» fue enviada por la Cancillería al juez Lleral el 29 de septiembre, en el juzgado de Esquel. Así consta en un paper oficial que se cita a continuación.

«Nunca existió un llamado ni de la comunidad mapuche, ni de la comunidad de Esquel, ni de la comunidad argentina que brindara un dato certero en esta causa. Existieron llamados anónimos y de cada uno se formó un expediente para certificarlo», tomó distancia el juez de la causa, quien detalló que hubo 400 llamadas anónimas.

Al ser consultado por la declaración del supuesto «testigo E», respondió que «no existe en el expediente». Y agregó: «Nunca declaró ante sede judicial, nunca tuvo contacto conmigo ni con nadie de este juzgado. Desconozco quién es el testigo «E». Pudo haber declarado extrajudicialmente, como tantas personas que hablan tantas cosas de las cuales no sabemos si es verdad o mentira».

Pese a los dichos de Lleral, el testimonio de «E» fue tomado por los abogados Fernando Cabaleiro, de la ONG Naturaleza de Derechos y Carlos González Quintana, de la APDH de Córdoba, en la primera semana de septiembre.

Allí dijo haber visto cómo los gendarmes se llevaban a Maldonado, luego de que el artesano no había podido cruzar el río con él. Aunque después habría cambiado el final del relato.

El informe con esta declaración, identificada como «Testimonio E» fue remitido a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

“Sobre este testimonio hacemos saber que es el más importante.Aún no ha declarado ante la Justicia por temor a represalias. Hemos instado a que se presente a declarar ante la justicia y como aseguramiento de sus dichos que hacen a la verdad de los hechos”, sostiene el documento que reveló hoy Clarín.

En sintonía con la declaración del juez Lleral, desde la Fiscalía de Esquel también habían negado la importancia del testimonio de «E» y ya habían dicho que que no formaba parte del expediente principal. Curioso: era uno de los que ayudaba a sostener la idea de la desaparición forzada.

El hallazgo

El 17 de octubre, durante un operativo ordenado por el Juez Lleral, fue encontrado un a unos 110 metros de la llamada Zona Cero del Pu Lof, Cushamen, que luego la familia Maldonado lo identificaría por sus tatuajes.

El rastrillaje en cuestión ya había sido sugerido al magistrado por los buzos de Prefectura. Finalmente, los buzos dieron con el cuerpo “flotando entre ramas y vegetación” en una de las márgenes del Río Chubut.(www.carayceconline.com.ar)