Política Histórico, el ADN a los caídos en la guerra

La Cruz Roja identificó a 88 soldados enterrados en Darwin, tarea cumplida para el Gobierno

El ADN a los caídos en Malvinas. El secretario de Derechos Humanos de la Nación, Claudio Avruj, en Ginebra

Se lo entregó en Ginebra el director de Actividades Operacionales del Comité Internacional de la Cruz Roja al secretario de Derechos Humanos, Clauidio Avruj.

Buenos Aires, 1 de diciembre.(caraycecaonline)El Comité Internacional de la Cruz Roja identificó finamente los restos de 88 argentinos enterrados en el cementerio de Darwin de un total de 121 tumbas que permanecían sin nombre y apellido desde el final de la guerra con el Reino Unido, de 1982. El informe completo fue entregado hoy en Ginebra al secretario de Derechos Humanos y Justicia de la Nación, Claudio Avruj, cuyo equipo ahora establecerá una serie de entrevistas con los familiares que aceptaron brindar su aporte de ADN para cruzar los datos con la toma de muestras realizadas por el CICR entre junio y agosto pasado en las Malvinas.

“Recibimos con mucha emoción de manos de la Cruz Roja Internacional los resultados del procedimiento de identificación de nuestros héroes de Malvinas, que se llevó a cabo en el cementerio de Darwin”, dijo  desde Suiza, Avruj.

“Tenemos la convicción de que estamos ante un hito de nuestra gestión en materia de Derechos Humanos y Derecho Humanitario para todos los tiempos. Este procedimiento es también el resultado del regreso de nuestro país a un diálogo abierto y sincero con el mundo, lugar del que nunca debimos alejarnos. En los próximos días, vamos a reunirnos con los familiares en el Archivo Nacional de la Memoria, para entrevistarnos y hacer entrega de los resultados correspondientes”, agregó.

Queda por averiguar por qué no se pudo establecer una cifra mayor de identidades a ese total de 121 tumbas que llevan en su lápida la frase “Soldado Argentino sólo Conocido por Dios”. Dichas lápidas fueron colocadas por el propio CICR al final de la guerra de 1982, cuando se levantó el cementerio de Darwin para los muertos argentinos. En total, hay 230 tumbas, pero sólo 121 permanecieron sin identificar. Igualmente, las otras que sí llevan lápida con identidad conllevan algunos misterios. Por ejemplo, en dos de las fosas comunes que hay -una con cinco nombres y otra con cuatro, no están enterrados cinco cuerpos.

El acuerdo para llevar a cabo el ADN a las 121 tumbas sin identificar lo firmaron los gobiernos de Mauricio Macri y el de Theresa May a fines de 2016. Este le dio mandato al CICR para realizar el trabajo, en el que colaboró el Equipo Argentino de Antropología Forense, cuyo laboratorio de Córdoba realizó el trabajo de ADN. Un establecimiento en el Reino Unido y otro España, confirmaron dichos resultados.

“Nos alegra saber que será posible devolver la identidad a muchos de los soldados no identificados y con ello brindar respuestas a una gran parte de las familias que esperan hace más de treinta años”, afirmó el director de Actividades Operacionales del CICR, Dominik Stillhart. En nombre del CICR, el señor Stillhart expresó su satisfacción por la calidad del proceso, el compromiso y el apoyo de todos los que colaboraron en la operación y los resultados alcanzados.

El equipo forense ha identificado a 88 soldados, que representa una tasa de éxito alta, resultado del riguroso proceso de identificación forense.

Los resultados fueron presentados a las delegaciones de Argentina y Reino Unido en la sede del CICR en Ginebra, en el marco de una reunión presidida por el señor Stillhart. Los embajadores Héctor Marcelo Cima, de Argentina, y Julian Braithwaite, de Reino Unido, encabezaron las respectivas delegaciones. La ceremonia contó con la presencia del Secretario de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural de la República Argentina, Claudio Avruj.

En diciembre de 2016, los Gobiernos de Argentina y Reino Unido habían acordado hacer todo lo posible para identificar los restos mortales de los soldados caídos durante el conflicto que tuvo lugar en 1982, en cumplimiento de la obligación que les corresponde, según el derecho internacional humanitario (DIH), de identificar a los muertos en el campo de batalla. De ese acuerdo surgió el Plan del Proyecto Humanitario (PPH), por el cual se ha encomendado al CICR la tarea de identificar los restos de los soldados.

El CICR asumió esta labor humanitaria forense sin precedentes en cumplimiento de su cometido humanitario. Su único objetivo fue identificar los restos y responder a las necesidades y los intereses de las familias, basándose en su amplia experiencia en el ámbito forense en relación con conflictos armados.

Entre el 20 de junio y el 7 de agosto, un equipo de catorce especialistas forenses, provenientes de Argentina, Australia, Chile, España, México y Reino Unido, procedió a exhumar, analizar, obtener muestras y documentar cada uno de los restos mortales sin identificar enterrados en tumbas marcadas con la leyenda “Soldado argentino solo conocido por Dios”. Tras un cuidadoso análisis llevado a cabo en una morgue equipada con alta tecnología, instalada provisoriamente en el lugar, cada uno de los cuerpos exhumados fue colocado en un nuevo féretro y sepultado en su tumba original el mismo día de su exhumación.

El análisis genético de las muestras y el cotejo con las muestras de referencia de los familiares se realizaron en el laboratorio forense del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF), ubicado en la ciudad de Córdoba, Argentina. En paralelo, otros dos laboratorios en Reino Unido y España se encargaron del control y el aseguramiento de la calidad del análisis de ADN.

Las autoridades argentinas informarán los resultados de manera bilateral y confidencial a las familias que han solicitado la identificación de sus seres queridos.

Las denominaciones empleadas en este documento no implican un respaldo oficial ni la expresión de ninguna opinión del CICR sobre la condición jurídica de ningún territorio, así como tampoco sobre la delimitación de sus fronteras o límites. Cuando a un territorio en disputa las partes interesadas asignan nombres diferentes, el CICR emplea esos nombres juntos, en orden alfabético francés.(www.caraycecaoline.com.ar)