Justicia Sindicalista corrupto

El sindicalista de Télam acusado de corrupción y acoso, cada vez más complicado

Luis "Lucho" Giménez

La agencia solicitó a la Justicia que le retire la protección gremial a Luis Giménez para poder apartarlo de su cargo.

Buenos Aires, 6 de marzo.(caraycecaonline) La agencia estatal de noticias Télam, solicitó ante la Justicia que se le retire la protección gremial al secretario del Sindicato de Trabajadores de Prensa (Sitrapren) y subgerente de Logística e Ingresos, Luis Omar “Lucho” Giménez – investigado por corrupción, acoso y violencia sindical- para así poder removerlo de su cargo.

“A partir del testimonio cinco denunciantes de la agencia solicitamos a la Justicia su apartamiento, en supresión de la tutela gremial, por la cual hoy tiene protección”, explicó Rodolfo Pousá, presidente de Télam, en diálogo con Radio Mitre. “Para adoptar la medida es necesario que el Juez le cancele la protección gremial y sea confirmado por el Ministerio de Trabajo”, aclaró Pousá.

Al momento, Giménez, está suspendido y no puede ingresar a la agencia. Según el fallo que avaló su suspensión, la presencia del líder de Sitapren “constituye un peligro para la seguridad de los bienes y del personal de Télam.”.

Giménez comenzó a ser investigado a raíz de una denuncia por violencia de género realizada por una mujer de 60 años que trabaja en el comedor de agencia el cual Giménez manejó, con el presunto pago de sobreprecios en los alimentos.

A raíz de esa denuncia, se animaron a dar el paso otros trabajadores. “El nunca aparecía en forma personal, sino través de terceros a los cuales presionaba por su posicionamiento de poder dentro. Pero tenemos 10 causas presentadas y en algunas de ellos podría quedar involucrado Giménez”, detalló Pousá.

“Una de las causas que fue descubierta por la gerencia de legales está vinculada con el servicio de seguridad, a cargo de una cooperativa. Se descubrió que había disparidad entre lo que percibían los vigiladores socios de la cooperativa y lo que la cooperativa le facturaba a la agencia. En 2015, la diferencia era superior a $ 3 millones. Y dos de los que declararon en el juzgado vinculan a Giménez con esta operación”, ejemplificó.

Esa causa avanza en el juzgado de Rodolfo Canicoba Corral, mientras que existen otros expedientes que no pueden difundirse porque están en pleno proceso de investigación.

“Este comportamiento pone en evidencia la grave deformación sindical que operaba en Télam y que era admitida por gestiones anteriores”, disparó Pousá.

Sitrapren, que tiene la personería gremial y está enrolado en el moyanismo, es uno de los tres sindicatos que existen en Télam y cuenta con 224 afiliados sobre un total de 883 empleados de la empresa.(www.caraycecaonline.com.ar)