Energía Reducción de subsidios

El Gobierno sólo en 2016 ahorró $ 25.000 millones con el recorte a los subsidios en enrgía

Redes de alta tensión

El ministerio a cargo de Aranguren estimó un gasto total para 2016 de $ 132.205 millones;.

 Buenos Aires, 17 de abril.(caraycecaonline)El debate acerca de las tarifas energéticas  en nuestro país obliga a poner negro sobre blanco los datos que permiten conocer a ciencia cierta cual es la evolución que han tenido después de la política kirchnerista de multimillonarios subsidios y congelamiento que culminaron con la pérdida de las reservas de petróleo y gas.

El gobierno de Mauricio Macri estimó  un gasto en subsidios durante 2016 para la luz, el gas y el petróleo de 132.205 millones de pesos. En 2015, al terminar la gestión de Cristina Kirchner, esas transferencias fueron de 157.145 millones. El recorte de ese gasto, de 24.940 millones de pesos, será equivalente a un 15,9 por ciento.

Más allá de ese ahorro, importante en términos nominales, se quebrará una tendencia ascendente a lo largo de casi una década.

De hecho, en dólares, moneda en la que se hacen las operaciones de importación de combustibles, la poda será significativa. Con un dólar a 10 pesos, en 2015 se gastaron US$ 15.740 millones, mientras que al tipo de cambio actual, de 14,2, se erogarán US$ 9297 millones. Se ahorrarían de esta manera US$ 6443 millones, casi 1,5% del PBI, con una caída de 40,9%.Además de la suba en las tarifas, la devaluación del peso en más de 40% favorecerá para la baja de subsidios medidos en la moneda norteamericana.

La secuencia de aumentos de subsidios energéticos fue la siguiente: en 2007, ascendieron a 6335 millones de pesos; en 2008, a 17.102 millones, y en 2009 la cuenta fue de 14.488 millones. La caída entre 2008 y 2009 obedeció, según el informe, a la recesión económica derivada la crisis financiera mundial de entonces y ello determinó una menor demanda industrial de combustible.

La rebaja entre 2014 y 2015 se explicó por la caída abrupta del precio del barril del petróleo en el mercado internacional: el crudo estaba a 107 dólares a mediados de 2014 y en diciembre de ese mismo año bajó a 55 dólares.

Pero al año siguiente siguió descendiendo y terminó en 35 dólares. Por lo tanto, se necesitaron menos pesos en 2015 para la importación de gas y para subsidiar a los productores de crudo.

El dato que subrayan en Energía es que se quebrará la tendencia de crecimiento exponencial de la gestión del ex ministro de Planificación Julio De Vido, que gestionó la energía desde 2003 con un fuerte atraso tarifario.

El congelamiento de tarifas, además de la caída en la producción de combustibles, provocó desde 2007 un aumento en forma geométrica en los subsidios energéticos y en la compra e importación de combustibles hasta 2015. En gran medida, ellos explican el déficit fiscal de 5,8% de 2015, que  la gestión Macri  bajó a 4,8%.

Las tarifas «regaladas» fueron una decisión política de los Kirchner para favorecer a sectores medios urbanos con fines electorales. Pero determinó un aumento del gasto público financiado con préstamos de la Anses, del Banco Central y de una creciente emisión monetaria, que contribuyó a disparar la inflación, que rondó el 700% desde 2006 hasta diciembre 2015.(www.caraycecaonline.com.ar)