Pero esta imagen no se repetirá, al menos hasta el 17 de junio. Sucede que el Gobierno tomó cartas en el asunto y acordó una “tregua” con los transportistas, que incluye una reunión en el Ministerio de Transporte para ese día, de la que participarán el Gobierno, los autoconvocados, las Cámaras de Transporte y la AFIP.

Para lograr el acuerdo fue clave el papel de Alvaro González, vicepresidente del PRO en la Cámara de Diputados y de buena relación con un sector de la Cámara de propietarios de Camiones.

Quienes reclaman son propietarios chicos, muchos de ellos vinculados al negocio de cereales, que están en conflicto con las cerealeras porque no les están pagando el precio de referencia estipulado por la AFIP de acuerdo al kilometraje del viaje. Les abonan menos y el aumento del combustible los complica. Ante esto, reclaman el ajuste sobre el valor de referencia para la carga.

No están ligados en ningún punto con Hugo Moyano, que hoy en un acto anunció que habrá un paro general el 14 de junio a menos que se resuelva la paritaria.

El propio Pablo Moyano confirmó que no tienen nada que ver con esta protesta: “A nosotros nos llamó también la atención. Son propietarios de camiones que están llevando adelante un reclamo por el aumento de los combustibles y los peajes. Nuestra organización está llevando adelante un reclamo paritario; estos son reclamos empresariales, no tienen nada que ver con nuestra paritaria y el pedido del 27%de aumento”.(caraycecaonline.com.ar)