Editoriales

Regalos inesperados

Se avanza en el proceso de corrección de los desequilibrios macroeconómicos que aquejan a la economía argentina. El primer trimestre del año próximo será clave para la recuperación plena, e incidirá lógicamente sobre los comicios. Pero la voluntad de cambio ya está probada. Y ese es el mejor regalo de Navidad. Felicidades (Por Jorge Augusto Avila)

Buenos Aires, 22 de diciembre.(caraycecaonline) En estos tiempos navideños, de corridas a negocios y almacenes cercanos, recuperemos un esp{iritu festivo por los nuevos partos de nuestra realidad nacional. La primera integrante del Pesebre es una mula, llamada Cristina. Acorralada por la Justicia, deberá explicar en Tribunales porqué su paso presidencial, equipara a esa «década ganada», con una asociación ilícita, que integra junto a Boudou, De Vido, Parrilludo, los caniches Alberto y Aníbal Fernández y muchos otros miembros de la banda. Y en especial, esa imágen patética y esclarecedora de José López, arrojando bolsos con millones de dólares tras el muro de un convento. Marca final e inolvidable del kirchnerismo, que no se borrará jamás de la memoria colectiva. Primer regalo inesperado. La extinción de cualquier posibilidad de retorno al poder. Algunos ya están, y a otros los espera la cárcel como destino final que expoliaron el país por más de doce años. Al finado Néstor Kirchner, que inició la mafia en Santa Cruz, lo salvó la partida anticipada para pagar culpas en otro infierno. El buey, son quienes buscan que la coalición gobernante llegué a encontrar los caminos correctos para superar un complicado contexto económico, en un año electoral cargado de riesgo, no sólo del país, sino de una sociedad que puede evitar un nuevo naufragio mediante reformas indispensables y sacrificios colectivos. Quienes esgrimen que el Gobierno es de «derecha», debería recordar que además de la obsolecencia del término, la nómina de nuevas leyes que han actualizado la convivencia nacional impulsadas por el Ejecutivo, incluyendo la del aborto, imprevisibles para tantos sectores con miopía ideológica. Pero también se modificaron las esctructuras económicas, financieras, comerciales y de relaciones internacionales como se pudo apreciar en el reciente G20. No por exigencias del FMI, sino (como lo demostró el caso de Lázaro Báez y las obras públicas), porque es preciso hacer trasparente la conducta social, llevando a la justicia a empresarios, sindicalistas y «poderosos» de toda índole, como nunca antes se hízo. Segundo regalo inesperado. Busquémos una sociedad más justa, con dignidad para nosotros y nuestros hijos. Es un componente indispensable para el crecimiento. Somos las ovejas que acompañan la composición final del Pesebre, junto a las imágenes sagradas del Niño, sus padres y abuelos. Para muchos, el año ha reflejado una crisis que se percibe aún insondable, Pero no hay que olvidar ese orígen humilde de quien llegó para cambiar el mundo. Nuestra pretensión, es mas modesta obviamente. Alcanza con mantener la línea de reformas qu permitan alcanzar un futuro mejor para todos.Un nuevo fallo de la Corte Suprema de Justicia relativo a la cuestión jubilatoria volvió a centrar el debate sobre las múltiples problemáticas que enfrenta el sistema previsional argentino. Mientras que en el año 2007 se destinaba el 33% de la recaudación tributaria nacional para pagar jubilaciones y pensiones (contributivas y no contributivas), diez años más tarde esa cifra llegó al 55% y proyectamos que alcanzará el 57% en año próximo. La contrapartida es obvia, mientras mayor sea la porción de impuestos destinados a este fin, menos dinero queda disponible para todo el resto. En la última semana se dieron a conocer indicadores económicos, los cuales, ya en el cierre del año, aportan una mirada global de los avances y efectos del proceso de estabilización en marcha. Los datos fiscales de noviembre mostraron que se continúa con la consolidación de las cuentas públicas, al tiempo que las cifras de los balances comercial y cambiario evidenciaron una mejora en las cuentas externas. En línea con esto último, la mayor estabilidad alcanzada por la cotización del dólar incidió en la evolución de los precios mayoristas, que registraron en noviembre una variación prácticamente nula contra el mes previo. Se avanza en el proceso de corrección de los desequilibrios macroeconómicos que aquejan a la economía argentina. El primer trimestre del año próximo será clave para la recuperación plena, e incidirá lógicamente sobre los comicios. Pero la voluntad de cambio ya está probada. Y ese es el mejor regalo de Navidad. Felicidades.(www.caraycecaonline.com.ar)