Editoriales La semana política

Correr el albur

Aristóteles

¿ Cual es la opción ?. La única verdad es la realidad advertía Aristóteles, luego remedado por Perón, barriendo a los moralistas del acontecimiento, utopistas y aprovechadores varios.    (Por Jorge Augusto Avila)

Buenos Aires, 30 de diciembre.(caraycecaonline) «Salimos a correr el albur. Pero él se había despertado más temprano y nos llevaba mucha ventaja». Así comienza uno de los cuentos de ciencia ficción del florentino Pablo Capanna, que en los años del proceso era una de las pocas ventanas abiertas a la imaginación, en ese contexto oscuro y asfixiante. En este final de un año tormentoso la apelación recobra vigencia. Se acercan las elecciones y los alquimistas de la política buscan sacar provecho para sus facciones con raros procederes. Adelantamientos, alianzas, presiones y contubernios, suelen demostrar su escasa eficacia a la luz de los resultados. Se demostró en 2003, 2009, 2013 y 2015. A encuestadores, analistas y futurólogos se les cayó el sistema. En las otras se cobijaron bajo el oficialismo militante que los une. ¿Que nos espera en el año que se inicia ?. El gobierno falló en muchas cuestiones, pero en el marco de una crisis internacional con «guerra comercial» incluída, mantuvo estrategias acertadas que permiten albergar posibilidades de reelección. La oposición kirchnerista fue arrasada por cada avance de la Justicia que, fuera de toda influencia del poder, fue descubriendo  los culpables de la debacle económica que nos deja con alto «riesgo país» y comprometidos en una deuda de incierto futuro. Parece tiempo de oportunistas, que quieren volver para seguir una carrera desquiciada. Pero la viuda de Kirchner con las próximas presentaciones en Tribunales, hace pensar que tendrá poco margen de crecer. En especial, si prospera el desafuero que sus colegas podrían determinar.Aunque el oportunismo prevalece sobre la calidad institucional, por el momento. Los peronistas federales, en tanto, desmadejan su ovillo sin mayor habilidad para elaborar un programa de alternancia. Y del «progresismo» y la izquierda solo se escuchan debates infinitos. Inútiles a la hora de resolver problemas. ¿ Cual es la opción ?. La única verdad es la realidad advertía Aristóteles, luego remedado por Perón, barriendo a los moralistas del acontecimiento, utopistas y aprovechadores varios.   Ahora escuchamos el coro de muchos disfrazados de economistas con pronósticos catastróficos. Aves de rapiña que buscan comer de mano ajena. Una vez más vamos a confiar en la intuición social. Todos sabíamos lo difícil del cambio iniciado en 2015. Empresarios, sindicalistas, políticos y, sobre todo, la ciudadanía. Nadie se hizo grandes ilusiones, pero aceptamos el sacrificio para construir una sociedad mejor. Hubo escollos que se fueron superando, proyectos aún inconclusos. Pero se advierte un destino al que aún no arribamos. A pesar de la resistencia de las corporaciones de poder, la voluntad es seguir avanzando. Culminemos el año citando a quien se fué hace unos meses, pero cuyas ideas permanecen. «No olvidemos nunca, en efecto, que la verdad de los fenómenos siempre está limitada por su velocidad de surgimiento. La velocidad, esa suerte de rebasamiento de toda resistencia al avance, emparenta al hombre con el ángel y al ser con el pájaro, puesto que todos lo sabemos por experiencia: lo que no cae, vuela” decía Paul Virilio. Corramos el albur. Volvamos a volar sobre las miserias humanas. Que 2019 nos encuentre firmes para construír un país y un mundo mejor. F.(www.caraycecaonline.com.ar)