Editoriales La semana política

Deseos y contradicciones

Elecciones, la vorágine política del 2019

Aparecen los «gurúes» de consultoras , un elenco estable que por lo general tiene pronósticos fallidos,  ya que ninguna de sus muestras abarcan los verdaderos rumbos de la voluntad popular. (Por Jorge Augusto Avila)

Aires, 5 de enero.(caraycecaonline) El nuevo año asoma con el apresto de campañas electorales con un horizonte cargado de presagios, deseos y contradicciones.
Aparecen los «gurúes» de consultoras , un elenco estable que por lo general tiene pronósticos fallidos,  ya que ninguna de sus muestras abarcan los verdaderos rumbos de la voluntad popular. Vuelcan datos de la realidad que revelan una parábola posible hacia octubre, previa escala en las PASO de agosto. Pero es conveniente advertir la evolución de variables económicas que sin duda influirán en las definiciones políticas. Nadie vio venir el vendaval que tras el cambio de metas anunciado  a finales de 2017, se intentó derivar en un diciembre alterado, otro equívoco de los «sabios» estadígrafos de pasillo y escritorio. Muy pocos, por no decir nadie, pensaba hace un año  que la performance económica del 2018 resultaría como finalmente aconteció. El relevamiento de expectativas del BCRA de diciembre de 2017 informaba que el consenso del mercado era diametralmente diferente a la crisis cambiaria, aceleración inflacionaria y recesión económica que caracterizaron al año que terminó. Lo que dio lugar a un menor crecimiento por la menor producción agroindustrial y también ´por  la caída de las exportaciones. on caída de la producción total. La corrección cambiaria forzada por la interrupción del financiamiento externo, una aceleración inflacionaria se conjugaron para empeorar  las condiciones socioeconómicas, con un incremento de la pobreza y un leve mayor desempleo. El escenario que hoy luce más probable para el 2019 es una tendencia en los últimos meses de que comenzaría a una reversión económica desde el primer o segundo trimestre del año. Sería con una estabilización cambiaria, una  inflación desacelerada y una recuperación económica que aún siendo optimistas sería menor al 1%. No obstante, aún los riesgos son muchos y  mínimos desvíos podrían llevarnos a un índice negativo de crecimiento. Alerta para economistas, especialmente los del gobierno. Mejores reflejos y respuestas más adecuadas. Sin embargo, si bien las elecciones son vistas como un factor de incertidumbre, también son una oportunidad para consolidar el rumbo. A diferencia de lo sucedido en 2015, en donde el ganador llegó al poder sin haber reconocido ante la sociedad cuál era la magnitud de la tarea que había por delante, a finales del año que viene puede asumir un gobierno con el apoyo necesario para mejorar el trabajo que se hizo a las apuradas en estos últimos meses. En materia política, nada parece aportar novedades en la grilla, salvo las especulaciones, desdoblamientos o alquimias en busca de aumentar el caudal de votos. En el espectro opositor, los lanzamientos del gauchito Juan Manuel Urtubey, útil para todo servicio, Sergio Galmarini de Massa y el impresentable Agustín Rossi, que en su paso ministerial avaló los datos que precedieron la tragedia del ARA San Juan, son amagues en busca de pavimentar la postrer candidatura de una «reina Cretina», que viene complicada en la Justicia. Ya todos conocemos la ambigua y oscura estrategia de sátrapas y traidores. Rechazos, ya desde antes de 2015 y 2017, no tienen otra opción que reincidir ante una sociedad cada vez más dispuesta a buscar un nuevo proyecto. Sobre la coalición gobernante, ser escrito un tratado de contradicciones. La realidad muestra la posibilidad de un liderazgo de Mauricio Macri, a partir de algunos gestos de autoridad incipientes para disciplinar los cacareos de «Lilita», como algunas ambiciones radicales tan extavagentes como sus dirigentes. La consolidación de variables económicas positivas y un escalamiento en materia programática, pueden ser la solución a todos los interrogantes.(www.caraycecaonline.com.ar)
(*)La columna de Editoriales políticas de Cara&Cecaonline volverá a publicarse a partir de marzo. Hasta entonces.