Editoriales La semana política

Grito silencioso

El grito (pintura)

El debilitamiento de los ectores opositores más agresivos, quedó claro en el fallído paro moyanista de abril, previo a un 1ª de mayo austero.(por Jorge Avila)

Buenos Aires, 5 de mayo.(caraycecaonline) Tiempo de verdades vociferantes, los días de mayo comenzaron con variados motivos para la protesta y las propuestas.  La definición en distritos clave, comienza el domingo 12 en Córdoba. Luego una extensa lista de elecciones anticipadas que irán mostrando el rumbo de la voluntad ciudadana. El 11 de agosto, las PASO mostrarán las tendencias. Mientras el 27 de octubre las elecciones generales pueden marcarán un quiebre definitivo en varios proyectos en danza Y casi con seguridad el proceso culminará en el balotaje del 24 de noviembre. Sin embargo,  ya son perceptibles algunas claves que sin duda, tendrán incidencia en los resultados. La convocatoria al diálogo que realizó el gobierno, se conjuga con las medidas económicas que alejan cualquier riesgo de estallido social. El debilitamiento de los sectores opositores más agresivos, quedó evidenciado en el fallído paro moyanista de abril, previo a un 1ª de mayo austero. Y la fragmentación sindical, es reflejo de la sangría del  massa-kirchnerismo en las elecciones provinciales. Existe un amplio rechazo a los tartufos. Desde las exhibiciones de la evadida por los fueros Cristina Kirchner, hasta las dudas insondables de Sergio Galmarini de Massa. La primera tendrá su apoteósis el próximo jueves con la presentación de su fascicolo narcisista  de la pretensiosa escriba de cínica mirada, o las anécdotas falaces de su tiempo en el poder. El pobre texto  es una elaborada estratégia de sus nuevos asesores catalanes, aportados por la inefable María Seoane, vieja discípula de  Verbitsky. De alli que no es casual que la Feria del Libro esté dedicada a Barcelona como ciudad invitada. Habría que investigar en detalle los aportes  a Fundación El Libro, que además de este lanzamiento electoral, ha permitido una vez más el bochornoso espéctaculo de una inuguración con fanáticos que impiden la palabra, y varias presentaciones con personajes deleznables. Nunca tan intolerante desde su creación en 1975, transformó a la Feria en refugio de la apasionada lucidez de intelectuales, en tiempos de oscuridad. Alguno especulan  con el lanzamiento de una candidatura en ese acto. Pero el consejo de los separatistas devenidos en consejeros de imagen piden menos ansiedad, y por lo menos llegar a agosto. Las razones son claras: prevalece en el pueblo un fuerte rechazo a esta marioneta de intereses diversos. El massismo, en tanto, debe definir su ruta. O sigue la tambaleante marcha de los economistas RobertoLavagna- MartínLousteau, o termina de sumirse al mandato cristinista. Mientra el llamado Peronismo Federal acude al diálogo propuesto desde el oficialismo y apoyan los distintos sectores sociales afectados por una recesión impiadosa e inflación recurrente. Esto consolida los datos positivos de la situación económica. En el comienzo de la semana el Banco Central anunció una nueva modificación en su esquema de política monetaria y cambiaria. Luego de un fin de semana de negociaciones con el FMI, la autoridad monetaria ha conseguido autorización para tomar un rol más activo en el mercado de cambios. En términos concretos lo que se comunicó fue que la zona de no intervención -establecida entre los 39 y 51 pesos – dejaba de funcionar.  Y si bien no desaparece, el Banco Central ya no se compromete a dejar libres a las fuerzas del mercado para que definan el precio de la divisa dentro de ese rango. De esta manera, la entidad bancaria mayor se reserva el derecho a intervenir en cualquier momento con sus reservas para preservar la estabilidad cambiaria, luego de que en las anteriores dos semanas el dólar haya subido más de un 10%. A partir de abril, los efectos de la cosecha gruesa comienzan a sentirse en el resto de la economía, pero si la depreciación del peso continuaba al ritmo de las últimas semanas, era muy difícil que el efecto cosecha compensara el resto de la actividad económica sitiada por un dólar inestable y una inflación creciente. Así, el BCRA, con su nuevo esquema, busca ser el guardián de la recuperación económica que lleva a un nuevo escenario Allí el oficialismo podrá crecer lo suficiente, para gambetear el aserto borgeano: «Siempre uno acaba por asemejarse a sus enemigos». Guardemos en adelante el aliento de un grito silencioso. (www.caraycecaonline.com.ar)