Editoriales La semana política

Las brevas están maduras

Primera Junta de Gobierno Patrio presidida por Saavedrra

Como dijo en su momento Saavedra, acompañado por San Martín, Belgrano, y otros patriotas:  «Las brevas están maduras». Que las urnas lo refirmen. Estemos a la altura de la historia. (por Jorge Augusto Avila)

Buenos Aires, 30de junio.(caraycecaonline)  Entre nuestros  padres de nuestra  Patria, fue clave el papel de Cornelio Saavedra. Militar y presidente de la Primera Junta, que también inauguró dos variables que fueron desarrolladas con el tiempo por las corrientes historicistas. Su frase «las brevas no están maduras», brindó amplio repertorio para aquellos que lo calificaron de conservador, remiso e incluso contra-revolucionario. Es poco difundido  que además de su oficio con la milicia, Saavedra era gran conocedor de  cultivos de distinta índole. Lo había aprendido en su relación con el científico alemán Alexander von Humboldt. Pero sus reticencias a apresurar los hechos, le hizo entrar en la extensa galería de líderes argentinos antipáticos. Donde fue seguido, entre otros, por Roque Saénz Peña, Julio Argentino Roca, José Figueroa Alcorta. Todos, no obstante,  autores de leyes fundamentales para nuestra consolidación democrática. Dicha lista fue extendida al presente por la ex mandataria al usurpar la banda y bastón presidenciales que debió entregar a Mauricio Macri ,lo que hizo para evitar gestos de «rendición» en su guerra imaginaria.
No obstante,  los claros avances del nuevo gobierno fueron progresivamente sellando aquella posibilidad mientras sus amanuenses y socios en el saqueo del país, iban desfilando ante los tribunales de Comodoro Py. Las múltiples y complejas causas que la involucran, y sus fueros ahora volátiles, le permitieron sobrevivir durante el primer mandato de Macri. Así, ante la nueva instancia electoral, la jefa de la banda kirchnerista pretende ratificar su «patente de corso» junto a pertinaces aprovechadores de las circunstancias . En ese orden la figura de José Luis Espert merece un lugar  destacado. Su alianza pretende encubrirse de proscripción, para este participe de todos los gobiernos desde el Proceso, quien desde un retrógrado conservadurismo busca erosionar la gestión de un gobierno que, luego de realizar un ordenamiento interno aún inconcluso, acaba de lograr el Acuerdo Estratégico entre el Mercosur y la Unión Europea. El histórico logró. pendiente desde hace más de 20 años, puede abrir un etapa de crecimiento y calidad de vida en nuestra sociedad. A partir de su entrada en vigencia, la Argentina pasará a tener una red de acuerdos comerciales que cubren más del 30% del PBI mundial. Las PyMEs argentinas podrán acceder a un mercado de 500 millones de personas. Entre los beneficios del tratado se destaca la mejora en el acceso de productos y servicios argentinos al mercado europeo y genera calidad institucional, reglas claras, transparencia y previsibilidad frente al mundo.  El texto consensuado por ambas partes asegura los principales objetivos trazados por los países del Mercosur ya que mejora las condiciones de acceso en bienes y servicios a un mercado de 500 millones de habitantes con un PBI per cápita promedio de 34.000 dólares.  Un hito para la inserción internacional de la Argentina en tanto promueve la llegada de inversiones, genera un incremento del producto bruto nacional en el mediano plazo, aumenta las exportaciones de las economías regionales y la generación de empleo de calidad, consolida la participación de nuestras empresas en cadenas globales de valor, acelera el proceso de transferencia tecnológica y aumenta la competitividad. Como era de esperar, la actividad de abril se verificó que la recuperación económica solo había sido interrumpida en marzo, pero no estaba finalizada.  Todo indica, que la economía esta terminando  un trimestre positivo luego de 5 trimestres recesivos. Sin embargo, el único sector con fundamentos sólidos de crecimiento es el sector agroindustrial. Todo el resto de la economía transita una recuperación “atada con alambres” hasta tanto se despeje la incertidumbre electoral. En caso de que el desenlace sea positivo para el oficialismo,  se espera una continuación de la recuperación económica en los próximos trimestres, para desembocar en un año crucial para la política económica. Serán necesarios los debates por  las reformas estructurales  y  el manejo de los vencimientos de deuda. El acuerdo firmado, también implica el comienzo de una nueva era de esfuerzo y conocimiento para la sociedad en una nueva matriz productiva basada en los avances digitales y tecnológicos. Hasta ahora la industria y el comercio, parecen aferrarse al esquema que ha producido una desigualdad avalada por los gobiernos de turno, mayor pobreza e indigencia. No es casual la alineamiento de Espert con el kirchnerismo. No fue casual la lucha por la resolución 125, la grave derrota de Néstor y su cómplice conyugal en su busca de la apropiación de la renta nacional. Entramos en una nueva etapa. Como dijo en su momento Saavedra, acompañado por San Martín, Belgrano, y otros patriotas:  «Las brevas están maduras». Que las urnas lo refirmen. Estemos a la altura de la historia. (www.caraycecaonline.com.ar)