Editoriales La semana política

Volver a creer

Enorme desarrollo tecnológico hace del campo el principal motor de nuestra economía

Pasados los efectos de la sequía del año pasado, y con una cosecha récord, una vez más el sector más dinámico de la economía argentina está empujando a todo el aparato productivo y liderando la salida del proceso recesivo. En su conjunto, el sector se encuentra en un nivel de producción 30% superior al del año pasado en el acumulado de los primeros 5 meses del año, (Por Jorge Augusto Avila)

Buenos Aire, 28 de julio.(caraycecaonline) El final de las campañas para las PASO del domingo 11 de agosto, reitera pateticas miserabilidades . Un agente cubano/bolivariano disfrazado de actor anunciando el apocalispsis si gana Macri. Integrante del partido Comunista desde su juventud, Raúl Rizzo ha dejado de lado su trabajo de actor para ser un vocero de la desesperación kirchnerista para regresar al poder. En el otro extremo, su colega y legislador Luis Brandoni expresa su indignación ante un mensaje de los pilotos que responden al sindicalista ultra K, Pablo Biró. Son apenas espejos de las tendencias de la oposición kirchnerista, donde el opaco Alberto F no logra penetrar en una sociedad escéptica de promesas vacías. Mientras su compañera procesada y con pedido de prisión. hace eje en un libro ridículo y apela a expresiones insólitas para aparecer solo ante auditorios adictos. Todo sea para salvar a la familia, sus dos chicos. Una en Cuba, que sirve de excusa para rajar cuando hay problemas judiciales, y otro adicto a ser líder de una corriente de ácolitos sin credibilidad alguna (Ottavis, De Pedro, Larroque, etcétera). Está en recuperación ante su situación cada vez más comprometida en la Justicia. Desde el oficialismo, la presentación de obras públicas realizadas sin corrupción y termiunadas en apenas cuatro años, en todos los ámbitos, sin distinción política, la defensa de la independencia judicial y la recuperación instiutucional, con su efecto en el exterior,  aún no parecen suficiente para torcer las encuestas que siguen afirmando cierta supremacía del pensamiento mágico. Pero ya hemos visto el desempeño de las encuestas en las elecciones de la última década: manipulación y errores, desde 2009 hasta acá.  La apelación a un socio, el economista Guillermo Calvo, es otra muestra de impotencia ante las cifras que van marcando un recuperación clara en ese terreno. Luego de meses con variaciones negativas,  la producción agregada de la economía argentina se expandió y alcanzó un nivel 2,6% mayor al del mismo mes de 2018. Al dato interanual positivo se sumó un nuevo avance en relación al mes anterior (0,2%) y algunos datos privados, como el índice de actividad  indican que la recuperación habría vuelto a sumar un escalón más en junio. A su vez, sin mayores cambios de tendencias en julio, es de esperar que también estemos finalizando un mes positivo más. El motor de la recuperación que estamos transitando es el sector agroindustrial. Puede apreciarse en estos días en la Exposición Rural de Palermo. Pasados los efectos de la sequía del año pasado, y con una cosecha récord, una vez más el sector más dinámico de la economía argentina está empujando a todo el aparato productivo y liderando la salida del proceso recesivo. En su conjunto, el sector se encuentra en un nivel de producción 30% superior al del año pasado en el acumulado de los primeros 5 meses del año, y seguramente con el paso de los meses el dato termine más cerca del 40% en la comparación interanual. A su vez, ya comienza a notarse el efecto derrame sobre otros sectores, ligados a la producción del campo. El transporte, que venía profundizando su caída hasta enero, comenzó a recortar la tasa de contracción y ya mostró una expansión interanual de casi el 2%. Por su parte, la minería y los servicios educativos, son los otros dos sectores que muestran luces verdes y ya están trabajando a un nivel superior al de un año atrás. El turismo aporta lo suyo a la recuperación,  en espeial el turismo receptivo internacional  como se refleja en los indicadores de ocupación hotelera  con un crecimiento del 4,5% en relación al mismo período del año pasado.

A la dinámica de la producción sesuman la estabilización cambiaria y financiera que ha logrado alcanzar y conservar el gobierno desde fines del mes de abril. La consecuencia:meor  inflación mes a mes, lo que permitió ponerle un piso a la caída de los ingresos reales. Así la caída del consumo comienza a moderarse y lo acompaña la fuerte recuperación del índice de confianza del consumidor en los últimos meses. Las  tasas de interés bajaron de un 74% al 58% al menos hasta la segunda semana de agosto. Estas mejoras en la actividad económica agregada y sectorial  apuntan a reactivar el mercado laboral.  La gravitación de la política sobre la dinámica económica y del empleo es muy importante por lo que habrá que repensar el escenario futuro con los datos del 11 de agosto. La opción es volver a creer o caer en el abismo de que ofrecen chantas, malandras y «arquitecas egipcias». (www.caraycecaonline.com.ar)