Corrupcion K Múltiples allanamientos

Joyas, miles de dólares y armas: el botín que escondían el sindicalista Herme Juárez y sus socios

Herme "Vino caliente" Juarez.

El jefe del gremio portuario del Gran Rosario fue detenido por los delitos de asociación ilícita, defraudaciones y malversaciones de caudales.

Buenos Aires, 5 de agosto.(caraycecaonline) El jefe del Sindicato Unido de Portuarios Argentinos, Herme Orlando Juárez, fue detenido este jueves en el marco de un megaoperativo policial. Está acusado de extorsión y lavado de dinero en Rosario.

La Policía Federal logró apresar al sindicalista tras una serie de 31 allanamientos, en los que también participó la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), el INAES y el ministerio de Trabajo. Además cayeron otras seis personas: su hermano Iván Daniel Juárez, el síndico Ramón Rubén Teves; los socios Pablo y Damián Luis Bunello; el abogado Jorge Ramón Jerez y el dirigente Hernán López.

Como parte del megaoperativo, la Policía secuestró dinero en efectivo, joyas, un auto y un arsenal. En detalle:
-248 mil dólares y 1.200.000 pesos.

-Joyas de diseño: anillos, relojes, pulseras, dijes, gargantillas y piedras preciosas.

-Un auto Ford Focus con su documentación.

La Policía Federal realizó un enorme operativo para detener a Herme Juárez.
La Policía Federal realizó un enorme operativo para detener a Herme Juárez.

-Un arsenal compuesto por un revólver antiguo sin marca número 14636, cuatro pistolas con cargadores, una escopeta antigua sin numeración calibre 12, alrededor de 50 balas calibre 38 special y 150 municiones calibre 9mm.

-Una computadora de escritorio, dos netbooks marca Acer y una tablet.

-Tres celulares.

-Otros accesorios: chequeras, pendrive, libros de asamblea y actas, ordenes de pago, dos CD, comprobantes de seguro automotor y documentación.

“Quien esté fuera de la ley debe responder ante la Justicia, sin importar quién sea o qué cargo ocupa. Se acabó el tiempo de impunidad”, afirmó la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich.

En el Puerto San Martín a Herme Juárez todos lo conocen como «vino caliente», apodo que se ganó en su ciudad natal, Victoria, porque repartía vinos con una manguera a la hora de la siesta durante el verano.

Así lo contó él: «A veces los vagos se paraban en la puerta de casa y mientras la vieja dormía la siesta, con una manguera les ofrecía unos tragos». En invierno el vino estaba frío y en verano, caliente.

Herme tiene tanto poder, que en 2010 paralizó 10 días el principal puerto del país. Es más, para destrabarlo y llegar a un acuerdo tarifario con las exportadoras de granos, hizo falta que visitaran la CGT tres ministros, el secretario de Comercio, Hugo Moyano y varios de los empresarios más importantes de Argentina. Todo por Herme.(www.caraycecaonline.com.ar)