Política Reunión en la Rosada

Lacunza explicó las medidas en el Gabinete y Macri dijo que está “tranquilo”

El ministro de Hacienda fue el orador central en Gobierno. El Presidente insistió con contener la inflación.

Buenos Aires, 2 de setiembre.(caraycecaonline) En tiempos de tensión por la economía, en el Gobierno saben que no hay margen para hablar de la campaña. Eso quedó claro luego de una jornada plagada de reuniones en Casa Rosada, que tuvo al ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, como el protagonista central. Después de otro fin de semana agitado, y con el dólar mostrándose en alza en la apertura de los mercados, el sucesor de Nicolás Dujovne fue el orador central de la reunión de Gabinete que encabezó el Presidente. Allí se dedicó a explicar las razones de las medidas que el Gobierno decidió tomar para conseguir algo de estabilidad y contener la suba de la moneda estadounidense; y luego recibió el respaldo de Mauricio Macri, quien se mostró «tranquilo» y consideró que las medidas son «lo mejor para cuidar a la gente de la inflación».

Hernán Lacunza llega a la reunión de gabinete en la Casa Rosada. Foto: Mario Quinteros

Hernán Lacunza llega a la reunión de gabinete en la Casa Rosada. Foto: Mario Quinteros

La explicación de Lacunza fue oportuna: sucede que el grueso de los ministros, que no están demasiado empapados en los temas económicos, habían firmado casi «a ciegas» el DNU que emitió Macri el domingo. Los ministros, incluso, fueron avisados minutos antes de que se emitiera en el Boletín Oficial para que suscribieron el decreto electrónicamente, desde sus hogares.

Más allá de la confianza en su flamante compañero, en el Gabinete hubo cierto malestar por no haber sido alertados antes de una medida que fue a contramano de lo que siempre defendió el Gobierno. «Tal vez no nos dijeron nada para que no se filtre», buscó consuelo ante este diario un ministro que no ocultó su fastidio.
Ante sus pares, Lacunza se mostró convencido de que las medidas van a contribuir a asegurar «la estabilidad del dólar» y, aunque no precisó en qué valor, se animó a señalar que luego de la suba anticipada antes de la apertura de los mercados, la cotización iba a tender «a bajar».

Marcos Peña llega a la reunión de gabinete en la casa Rosada. Foto: Mario Quinteros

Minutos después, todavía en plena reunión de Gabinete, los ministros recibieron una primera señal positiva: el dólar

El balance que ya hacían por entonces en el Gobierno era «positivo». «Creemos que en dos o tres días se puede estabilizar, una vez que la gente pierda el miedo», dijo un ministro post Gabinete. Y el cierre de los mercados, con el dólar cayendo casi 4 pesos, implicó un espaldarazo para Lacunza.

En la reunión de Gabinete, el Presidente respaldó a Lacunza y sostuvo que «ante la emergencia», las medidas «son lo mejor para cuidar a la gente y a los ahorristas«.
Mauricio Macri en su llegada a la Casa Rosada para la reunión de gabinete. Foto: Mario Quinteros

Mauricio Macri en su llegada a la Casa Rosada para la reunión de gabinete. Foto: Mario Quinteros

Lacunza primero, y luego Macri, remarcaron la necesidad de que los ministros transmitan tranquilidad y despejen rumores: «Los ahorros no corren riesgos», fue el mensaje.

Aunque el Gobierno decidió que Lacunza fuera el único vocero de la reunión de Gabinete, para no enviar señales contradictorias a los mercados; por la tarde, el senador Miguel Pichetto, compañero de fórmula de Macri, se sumó a la estrategia de llevar tranquilidad.

«Hay confianza de que esta estabilidad se va a ir consolidando. La gente no tiene que ir corriendo a buscar los dólares que tenía depositados, porque los bancos están sólidos y no hay ningún problema de liquidez», dijo ante los medios acreditados en Casa Rosada, al salir de la reunión de la Mesa de Acción Política del Gobierno.

El rionegrino elogió a Lacunza y consideró «muy importante el rol que está teniendo el ministro, comunicando y transmitiendo a la sociedad la necesidad de tener tranquilidad».

Elisa Carrió fue otra de las voces oficialistas que destacó la tarea del ministro de Hacienda. «Ya lo dije la otra vez, me gusta», destacó la líder de la Coalición Cívica un rato antes. De buen humor, la diputada entró fumando a Casa Rosada y se mostró satisfecha por las medidas que tomó Lacunza («Lo vengo pidiendo hace cuatro años», recordó, sobre la obligación de liquidación que se les impuso a los exportadores) y confió en que servirán para asegurar «estabilidad» y «cuidar a los ahorristas».

Puertas adentro de la reunión, los dirigentes radicales coincidieron con el diagnóstico de Carrió: «Es muy serio y comunica bien», coincidieron Mario Negri, Gerardo Morales y Luis Naidenoff.

Fiel a su estilo, la socia fundadora de Cambiemos insistió nuevamente en que el Gobierno «va a ganar la elección», pese a que reconoció su preocupación -y que estará atenta- en torno a la actitud de algunos intendentes oficialistas que van a trabajar el corte de boleta.

A pesar de la inquietud de Carrió, en la Mesa de Acción Política no se profundizó sobre lo electoral. «De campaña no se habló. La campaña va a comenzar el 7 de septiembre», aseguró Pichetto. En efecto, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y otras espadas oficialistas luego acordaron juntarse recién la semana que viene para empezar a organizar el trabajo. (www.caraycecaonline.com.ar)