Economía Deuda externa

En medio de la pandemia, el Gobierno lanza un mega canje de deuda en pesos por $ 512.000 millones

La bolsa de valores en baja

Es un canje de 13 bonos e incluye algunos lanzados durante la gestión Guzmán. La quita llega al 30%.

Buenos Aires, 17 de marzo. (caraycecaonline) En la operación más audaz desde que arrancó la gestión, el ministro de Economía Martín Guzmán lanzó un megacanje: propone reestructurar 13 títulos en pesos. Todos vencen este año, pero el Gobierno pretende que los acreedores acepten cobrar entre 2021 y 2024.

El canje, que fue lanzado este lunes por Economía sin muchas explicaciones, implica la reprogramación de pagos comprometidos por $ 512.000 millones.
Los funcionarios de la secretaría de Finanzas habían explicado el viernes que su estrategia apuntaba a mejorar las curvas de rendimiento de la deuda en pesos. En la propuesta presentada el lunes, los acreedores deberían aceptar una quita de alrededor del 30%, en promedio entre las distintas series.
Cuando fueron lanzados, el Gobierno había avisado que los acreedores que suscribieran bonos emitidos durante su gestión podían estar «tranquilos», que se les respetarían sus condiciones. Sin embargo, la secretaría de Finanzas también mandó al canje varios instrumentos que creó durante su actuación.
Es el caso de las tres Lebads, con vencimientos durante el 28 de mayo, 31 de julio y 28 de agosto de este año. Las tres llevan la marca de la gestión de Guzmán, pero ahora se invita a los acreedores a canjearlas por vencimientos que sucederán entre 2021 y 2024. Suman $ 75.000 millones. También proponen canjear una Lecap que emitió esta misma administración.
El mayor título que ponen en juego es uno vence a mediados de junio y totaliza $ 160.000 millones.

Con esta movida, el ministerio de Economía está tratando de canjear alrededor de un 28% de la base monetaria, según Nery Persichini, Head of Strategy en GMA Capital. «Son casi $ 512.000 millones (o alrededor de US$ 8.100 millones al tipo de cambio oficial). «Es un tremendo desafío que va a marcar el rumbo de la curva pesos de acá en adelante», agrega.
Las interpretaciones sobre esta operación son varias. Algunos creen que el Gobierno quiere resolver la situación de la deuda en pesos para poder concentrar su energía en la denominada en dólares. «Buscan generar espacio fiscal y afrontar políticas expansivas para paliar los efectos de la pandemia», según Persichini.

Otros analistas de mercado, que prefieren no identificarse, creen que la propuesta no es atractiva y tendrá baja adhesión. «Lo único que lograrán es que todo el mercado se pregunte qué pasará con la deuda en pesos. Porque todos los que no entren es probable que sean reperfilados», agregan.
La estrategia del Gobierno con el mercado de deuda en pesos es cambiante. Con el canje del AF 20 tuvieron un 10% de adhesión (sobre un universo de US$ 1.637 millones), pero luego lanzaron varias licitaciones posteriores para arreglar ese traspié y llegaron casi a un 85% de adhesión. Con el segundo vencimiento más grande, el Bogato por $ 74.000 millones, alcanzaron un 65% de interés por el canje y le pagaron al resto. (www.caraycecaonline.com.ar)