Política Tensión el el campo

Crecientes atentados contra silos de productores agropecuarios suman pérdidas de 70 millones de dólares

Silos desstrozados en un campo santafecino

Buenos Aires, 29 de junio.(caraycecaonline) No se ha podido encontrar a los responsables, pero las roturas de silo bolsas donde se almacenaban granos en distintos campos del país tienen el sello común inconfundible de los ataques por mero daño, sin ningún beneficio económico a la vista para los autores. Tampoco nadie se los ha adjudicado, como suele suceder […]

Buenos Aires, 29 de junio.(caraycecaonline) No se ha podido encontrar a los responsables, pero las roturas de silo bolsas donde se almacenaban granos en distintos campos del país tienen el sello común inconfundible de los ataques por mero daño, sin ningún beneficio económico a la vista para los autores. Tampoco nadie se los ha adjudicado, como suele suceder cuando alguien busca jactarse de un atentado. Lo que si ha crecido, a medida que estos incomprensibles hechos fueron convirtiéndose en costumbre, es la preocupación y reclamo por mayor seguridad a la propiedad privada, de parte de los productores agropecuarios que los denunciaron, y de los que tienen temor a ser las próximas víctimas.

Este jueves, la voz de alerta fue elevada por más de 40 entidades y cámaras de las cadenas de casi todos los cultivos, insumos, productos y rubros agroindustriales, desde los avícolas y feedloteros, hasta los legumbreros y los productores de carne y de biocombustibles, como también las bolsas de cereales y de comercio de todo el país.

El repudio de la cadena agroindustrial es unánime, por lo que se interpreta como una destrucción que va más allá de los hechos puntuales. Como en muchos casos los granos quedaron sin posibilidades de uso, se advierte que se trata de atentados a las tan valoradas seguridad y soberanía alimentaria.

“Estos episodios han aumentado en los últimos meses, tanto en frecuencia como en peligrosidad, por lo cual creemos necesario que esta situación debe tener una respuesta rápida de las autoridades para brindar seguridad y proteger la propiedad privada. Es importante comprender el alcance del daño producido, ya que estos ataques no solo van dirigidos a los productores sino a la sociedad entera, especialmente en este particular contexto, donde la labor del agro resulta fundamental en la producción de alimentos. Esta situación resulta inadmisible, en tanto destruye y atenta contra el trabajo y el esfuerzo de la comunidad agroalimentaria nacional”, destacaron.

Y recalcaron el pedido a las autoridades tanto nacionales como provinciales para que tomen “las acciones correspondientes para solucionar tan grave situación”.

Entre los que se sumaron al reclamo, el viernes lo hizo la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), repudiando los “constantes hechos vandálicos que están ocurriendo en zonas rurales, desde roturas de silo bolsas hasta quema de cultivos y cuatrerismo, ataques a la propiedad privada que no sólo representan pérdidas económicas para el productor directamente damnificado, sino además impactan negativamente en la recaudación tributaria nacional, provincial y municipal».

Desde una visión que trasciende al campo y llega al corazón de la ciudad, reflexionaron: “Atentar contra la producción agropecuaria es, entre otras cosas, violentar el progreso de cada uno de nuestros pueblos del interior. Un cese o disminución en el nivel de comercialización implica no sólo un desabastecimiento del producto, sino además que el productor deje de volcar sus ganancias en el pueblo donde desarrolla su actividad y que los distintos niveles de gobierno se vean imposibilitados de recaudar una serie de impuestos, disminuyéndose los montos que podrían haberse destinado a obra pública, lucha contra el hambre y el Covid-19, entre otros. Además de estar causando estragos en las zonas rurales, perjudican al sector encargado de garantizar la mesa diaria de todos los argentinos”.

Uno de los primeros en salir a criticar los hechos de vandalismo que se vienen dando en el campo fue el secretario General de la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (Uatre), Ramón Ayala. ​»Criticamos y condenamos fuertemente este tipo de daños en los campos. Hemos analizado bien el tema y hemos hablado con los compañeros de distintas zonas», destacó Ayala, quien también ocupa el cargo de director del Registro Nacional de Trabajadores Rurales y Empleadores (Renatre).

Reunión de entidades con dos ministros

La reacción de las autoridades del Gobierno nacional empezó a aflorar. «Es importante solucionar este tema», dijo la ministra de Seguridad de la Nación, Sabina Frederic. Y su par de Agricultura, Luis Basterra, consideró: «Es fundamental que el sector produzca bajo las condiciones de seguridad adecuadas y se está trabajando en ello«. Fueron las frases salientes de un encuentro virtual que este viernes mantuvieron con decenas de representantes de la cadena agroindustrial´, que cerró filas frente a esta problemática.

El ministro de Agricultura, Luis Basterra, participó de la reunión virtual con la cadena agroindustrlal y compartió la preocupación por la rotura de los silo bolsas.

Si bien Basterra había repudiado públicamente el incendio intencional sufrido por Gabriel de Raedemaeker, vicepresidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) el 26 de mayo, en un lote de maíz de su campo ubicado en Oliva, Córdoba, esta manifestación junto con la ministra de Seguridad configura un compromiso más firme de parte del Gobierno nacional frente a los hechos vandálicos.

A partir del pedido de 39 entidades agroindustriales se organizó la referida reunión virtual, de la que también participaron el ministro de Desarrollo Agrario bonaerense, Javier Rodríguez; su par de la Producción de Santa Fe, Daniel Costamagna; el de Agricultura de Córdoba, Sergio Busso,y el de la Producción de Entre Ríos, Juan J. Bahilo.

Todos mostraron preocupación ante el aumento de los hechos de inseguridad, tanto en frecuencia como en peligrosidad, durante los últimos meses. «El alcance del daño es aun mayor en este contexto, ya que no solo se atenta contra la propiedad sino contra la producción de alimentos«, destacó el presidente de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, José Martins. Ponderó la «conformación del espacio de diálogo y la «predisposición de las autoridades«.

La ministra de Seguridad de la Nación, Sabina Fréderic, prometió tratar la problemática de la rotura de silo bolsas con autoridades provinciales.
La ministra de Seguridad de la Nación, Sabina Fréderic, prometió tratar la problemática de la rotura de silo bolsas con autoridades provinciales.

La ministra de Seguridad se comprometió a proponer que la problemática se trate en las próximas semanas en el Consejo de Seguridad Interior, coordinando acciones con los ministerios provinciales de Seguridad y los del área de Agricultura y Producción, según corresponda.

Y Basterra señalo que «se seguirá trabajando con el sector, sobre la base de las denuncias realizadas«, a la vez que reafirmó «la convicción de las autoridades nacionales en el combate al delito rural en todo el territorio del país».(www.caraycecaonline.com.ar)