Política Entrevista con el diario londinense

“Francamente no creo en los planes económicos”, dijo el Presidente Fernández

Por Zoom. El presidente Alberto Fernández, en una reunión. El corresponsal en Argentina del Financial Times lo entrevistó en Olivos.

En una entrevista con el diario británico, afirmó que no habrá una nueva oferta por la deuda. Apuesta a que la economía se recupere por el campo y la construcción.

Buenos Aires, 21 de julio 2020Ante el Financial Times, afirmó que más que en los planes cree en las metas. Sobre la deuda aseguró que “no habrá otra oferta” a los bonistas. Y acerca de su relación con Cristina Kirchner señaló: “Hablo con ella, pero las decisiones las tomo yo”.

El reclamo de un programa macroeconómico que muestre prioridades y marque la estructura sobre la que se buscará que la economía retome la senda de crecimiento, luego de tres años de recesión, se encontró ayer con la respuesta del presidente Alberto Fernández: “Francamente, no creo en planes económicos. Creo en las metas que podemos establecernos”, sostuvo el Presidente en una entrevista con el diario británico Financial Times, considerado una biblia en el mundo de los negocios.

El Presidente compartió algunas ideas acerca d e cómo se puede salir de una caída que puede transformarse en depresión económica. Así, resaltó que la recuperación de algunos países, como China, impulsarán la demanda de granos que la Argentina produce, lo que ayudaría a la recuperación en 2021 después de una “gran caída” este año.

Las previsiones de desplome de la economía para este año se superan con el correr de los días y de la pandemia: el Fondo Monetario Internacional pronosticó semanas atrás que lllegaría a 9,9% y la Cepal (Comisión Económica para América latina y el Caribe) actualizó el miércoles pasado a una contracción de 10,5%.

Durante la entrevista, Fernández insistió que el programa de recuperación deberá estar apoyado sobre el estímulo fiscal a través de subsidios, obras públicas y planes de construcción de viviendas.

Sin acceso a los mercados internacionales -al menos hasta que se resuelva de manera favorable la cuestión de la deuda-, la duda que surge entre analistas es cómo se financiará esta expansión fiscal. Por ahora el mecanismo al que se recurrió es la emisión monetaria del Banco Central.

Otro aspecto que reconoció el Presidente en la entrevista es que el colapso en los precios del petróleo significaba un problema en el plan de impulsar el crecimiento futuro a partir de la producción en Vaca Muerta, aunque contrastó que la extensión de tierra fértil en el país es una “vaca viva”. Eso sí, desestimó que la crisis económica actual pueda desembocar en un estallido social como el ocurrido en 2001.

En la negociación con los acreedores, el equipo económico dio algunas pistas acerca de la evolución económica para los próximos años. Pero no informa cómo lo lograrán, que es lo que reclaman analistas y bonistas.

Esos aspectos pueden quedar plasmados cuando se negocie el acuerdo con el Fondo Monetario: al tener que definir un programa para los próximos años, deberán incluir metas cuantitativas y cualitativas.

Otra señal importante es cuando se conozca el proyecto de Presupuesto para 2021 en el que trabaja el equipo económico: allí estarán plasmados algunos aspectos más centrales, cómo la evolución esperada del consumo, inversión y exportaciones, entre otros.

En la entrevista con el FT, Fernández se refirió a la negociación de la deuda e insistió en que aún si la mayoría rechaza la última propuesta oficial para reestructurar la deuda, “no habrá otra oferta. Esto es lo que podemos hacer, no podemos hacer más “, enfatizó Fernández, quien añadió: “Esperamos que el mundo nos entienda. No vinimos aquí para pelear con acreedores, vinimos a solucionar un problema que no creamos”.

También mencionó que que la decisión de intervenir y expropiar la empresa Vicentin fue suya y no de la vicepresidenta Cristina Kirchner. “Fue mi decisión. Cristina no tiene nada que ver con eso, pero nada que ver”, enfatizó el Presidente, quien, no obstante, aseguró que está en contra de las intervenciones de empresas y añadió: “Si quería nacionalizar o expropiar empresas, no comenzaría con aquellas que están en bancarrota, comenzaría con aquellos que funcionan bien”.

Sin embargo, defendió la decisión que tomó el kirchnerismo en 2012 de expropiarle YPF a Repsol, al considerar que “los accionistas habían dejado de invertir y le causaban a Argentina un gran problema”. Argentina enfrenta un juicio multimillonario en los tribunales de Nueva York por esa decisión.

En cuanto a su relación con Cristina Kirchner, sostuvo que habla con ella, pero remarcó que las decisiones de Gobierno las toma él. “No somos necesariamente iguales, pero nuestras diferencias no nos dividen, por el contrario, hace un tiempo nos dimos cuenta de que estar separados facilitó nuestra derrota. ¿Hablo con Cristina? Sí. ¿Me importan sus ideas? Sí, por supuesto . . . pero el que toma decisiones soy yo, aquí estoy yo”, sentenció.

Vicentin fue mi decisión, Cristina no tuvo nada que ver. Si quisiera nacionalizar no empezaría con las que están en bancarrota”.

Por supuesto que hablo con Cristina y escucho sus ideas. Pero el que toma las decisiones, el que está acá, soy yo”.

El colapso de los precios petroleros afectó Vaca Muerta, pero el país tiene una vaca viva en el campo”.(www.caraycecaonline.com.ar)