Ciencia y Teconología Un Fitbit en el cráneo”

Entre cerdos y robots, Elon Musk demostró cómo funcionará Neuralink, el chip que conecta el cerebro con una computadora

Musk presentó Neuralink. Foto AFP

Podría solucionar problemas neurológicos como pérdida de memoria, ceguera o depresión. Y va por más: el multimillonario quiere “guardar recuerdos”.

Buenos Aires, 28 de agosto 2020.(caraycecaonline) Elon Musk presentó este viernes avances en Neuralink, uno de sus proyectos más ambiciosos: un implante en la cabeza para conectarse directamente con una computadora o teléfono celular, que funcionaría como “un Fitbit para el cerebro”. Se conectará por bluetooth.

Para la demostración, Musk usó una cerdita llamada “Gertrude”, con la que fue contando cómo funcionaría el sistema.

Gertrude, la cerda con la que se realizó la demostración. Foto Neuralink

Gertrude, la cerda con la que se realizó la demostración. Foto Neuralink

Gertrude, la cerda con la que se realizó la demostración. Foto Neuralink
Gertrude, la cerda con la que se realizó la demostración. Foto Neuralink

El aparato es una pequeña sonda con más de 3.000 electrodos conectados a hilos flexibles y “más finos que el pelo humano” que permiten monitorear la actividad de 1.000 neuronas cerebrales convirtiéndose así en un «Fitbit en tu cráneo con pequeños cables», en palabras del creador de Tesla.

Sergey Stavisky, neurólogo de la Universidad de Stanford, señaló que la compañía había conseguido un «progreso significativo y admirable» desde la presentación del dispositivo hace apenas un año.

Otros fueron más cautos: pidieron tranquilidad y aseguraron que se necesitan más estudios para poder decir que funciona sin dañar el cerebro.

Musk fue muy optimista y tomó ejemplos muy concretos: «Cuando tenés daño en la columna vertebral tenés básicamente cables rotos: esto podría solucionarlo», explicó.

El chip se llama Link V0.9 y tiene unas dimensiones de 23 x 8 milímetros. Al implantarlo, queda al mismo nivel que la piel y es imperceptible. Lleva integrada una batería que le da una autonomía de un día. El cargador es magnético y se conecta a la cabeza para iniciar la carga.

Además, Neuralink ha creado el robot quirúrgico que lo implanta. Esta operación dura menos de una hora, no requiere anestesia general y el usuario puede abandonar el hospital el mismo día de la intervención. El robot, además, implanta los electrodos que se conectan con el chip. Por otro lado, como explicó Musk, el chip se puede retirar en cualquier momento sin efectos secundarios.

El objetivo del chip de Neuralink es que solo con señales cerebrales se puedan activar dispositivos como las luces de casa, o una plataforma como Netflix. Según Elon Musk, el chip permitiría arrancar un coche Tesla e incluso guardar recuerdos.

Musk dijo que el chip se implanta en una cirugía sencilla que no deja marcas. Foto Neuralink.
Musk dijo que el chip se implanta en una cirugía sencilla que no deja marcas. Foto Neuralink.
El Neuralink.

El Neuralink.

El chip es todavía un prototipo y todavía queda un trecho para que se comercialice, pero desde el pasado mes de julio, Neuralink está haciendo pruebas con humanos.

Una interfaz cerebro-máquina con miles de canales

El escrito de Elon Musk, en inglés.


La presentación completa