Política Alerta Sindical

El planteo de la CGT en medio del avance de Cristina Kirchner en las obras sociales

Cúpula de la CGT con el presidente Alberto Fernández

En una reunión pidieron “evitar las banderías políticas” en una referencia a las modificaciones K sobre el sistema de salud. Quejas por el aumento de costos.

Buenos Aires, 12 enero 2021.(caraycecaonline) Preocupados por la reformulación del sistema de Salud propuesta por Cristina Kirchner y el posible avance del Gobierno sobre las obras sociales sindicales, los integrantes de la mesa chica de la CGT mantuvieron una reunión en la sede de UPCN y difundieron un comunicado en el que reivindicaron la administración de los gremios durante la pandemia, se quejaron por el aumento de los costos y lanzaron una advertencia sobre eventuales reformas. “Los derechos inalienables como la salud deben ser defendidos sin banderías políticas para que cada ciudadano y ciudadana pueda seguir accediendo en tiempo y forma a un sistema que es modelo en el mundo”, sostuvieron en el final del texto.

El sistema está integrado. ¿Hace falta integrarlo más? Por supuesto. El equipamiento de sobra genera más oferta y la demanda para utilizarlo. Tiene que ver con una cuestión regional y para complementar”, aseguró Héctor Daer, secretario general de la CGT. «Venimos de hablar con Alberto Fernández antes de fin de año, él reconoce que gracias a la infraestructura del sector público y de la seguridad social pudimos atravesar la pandemia sin que ningún argentino quede fuera de la prestación médica», agregó el titular del gremio de Sanidad.

No vamos a permitir la ideologización del tema. Queremos de parte del Gobierno una mesa de discusión y una transición justa”, había dicho a Clarín uno de los principales dirigentes.

“El sistema nacional de obras sociales continuó brindando cobertura integral de salud a millones de trabajadores y a su grupo familiar a lo largo y ancho de todo el territorio nacional, sin límites de cobertura ni costos adicionales asegurando el acceso en tiempo y forma a todo lo necesario para hacer frente a la contingencia y adaptando rápidamente sus estructuras para dar respuestas eficientes”, fue la reivindicación de la CGT al sector durante la pandemia, en el comunicado difundido luego de la reunión de la que participaron el anfitrión Andrés Rodríguez (UPCN), Héctor Daer (Sanidad), Gerardo Martínez (UOCRA), Antonio Caló (UOM) y José Luis Lingeri (Obras Sanitarias), entre otros referentes de la central obrera.

Luego se quejaron del aumento de los costos durante la pandemia y la baja de los ingresos por la caída del poder adquisitivo de los salarios en los últimos años. “Los egresos crecieron en forma desproporcionada por efecto de las nuevas prácticas médicas, los medicamentos de última generación y la innovación en estudios y técnicas de diagnóstico”, avanzaron con el reclamo, y marcaron: “Como nunca antes en nuestra historia la salud fue el foco principal de atención y la necesidad de ampliar el financiamiento genuino que garantice una atención adecuada fue por demás evidente”. En otro tramo insistieron con “la necesidad de dotar de fondos suficientes” al sistema de salud, y sobre el final pidieron “adecuarlo a los desafíos presentes y futuros”.

La inusual convocatoria de urgencia a la reunión de mesa chica en el inicio del verano surgió por una sucesión de hechos que preocuparon a los sindicalistas. Primero el llamado de Cristina Kirchner a reformular el sistema -incluidas las obras sociales-, luego la marcha atrás del Gobierno con la autorización del aumento a las prepagas y por último el posible regreso de Liliana Korenfeld a la Superintendencia de Servicios de Salud (SSS). De extrema confianza de la vicepresidenta, Korenfeld fue diputada por Santa Cruz, funcionaria en esa provincia y mantuvo una relación tirante con los gremios por frenar los fondos y liberarlos de acuerdo con los alineamientos con la Casa Rosada.

No comparto, y si se lo tengo que decir a la señora vicepresidenta personalmente se lo digo”, planteó Caló al entrar a la reunión, aunque diferenció: “No estamos enfrentados, yo avalo a este Presidente y a este gobierno. El que tiene el bastón de mando es Alberto Fernández”. El titular de la UOM defendió la administración de las obras sociales por parte de los sindicatos: “Desde 1970 están manejadas por los gremios y dimos muestras de que le damos salud a 17 millones de habitantes. El Gobierno se tiene que preocupar por el desfinanciamiento, en la medida que han aumentado los costos de la medicina y la tecnología, y los aportes son siempre los mismos”.(www.caraycecaonline.com.ar)