Política Duro pronóstico económico

Martín Lousteau : «El gobierno quiere fumar en un depósito con combustibles»

Martín Lousteau, economista y actual senador de la nación. Foto Lucia Merle.

Además, cuestionó al Gobierno por no haber incluido en el Presupuesto 2021 recursos para la “excepcionalidad sanitaria”.

Buenos Aires, 2 ene 2021.(caraycecaonline) Martín Lousteau realizó un duro vaticinio para el año económico, cuestionó al Gobierno por no haber hecho previsiones en el presupuesto de este año, habló de sectores «asintomáticos» de la economía.

«Vamos a tener un 2021 con crecimiento pero mediocre, mucho menos que si tuviéramos un rumbo, con inflación alta y con la posibilidad de accidentes», afirmó en diálogo con radio Mitre.

En ese sentido cuestionó al Ejecutivo por no haber contemplado en el Presupuesto de este año que «la excepcionalidad sanitaria podía seguir y que entonces iba a hacer falta recursos», e «ignorar la posibilidad que tuviéramos otra vez con inconvenientes en la actividad económica».

«No incluyó el gasto porque el nivel de desequilibrio fiscal y la perspectiva de continuar lo que hace es generar accidentes todo el tiempo, pero entonces seguís emitiendo, no entran dolares y eso es como fumar en un depósito donde hay combustibles», agregó.

Esta semana se conoció un informe de la CAME, donde señala que durante 2020 cerraron 90.700 locales en todo el país, que representa el 15,6% de locales comerciales que se contabilizan en Argentina.

El senador de Juntos por el Cambio y economista también apuntó a la falta de convocatoria de expertos en materia económica, como se hizo con los científicos a inicios de la pandemia, para analizar una situación en Argentina con fuerte desequilibrio fiscal que genera «posibilidad de accidentes todo el tiempo» con emisión monetaria y falta de ingresos de dólares.

Además, expresó su preocupación por los sectores «asintomáticos» de la economía, que ejemplificó con el cierre de locales a la calle: «Detrás de eso hay un dueño, el dueño compra cosas en otro lugar, el proveedor no sabe que está enfermo todavía; por ahí el dueño tiene un crédito bancario, pero el banco no sabe que está enfermo«.

En su análisis también remarcó a la desocupación como otra de las variables preocupantes, debido a que los empleados también desconocen que las empresas donde están «se encuentran enfermas.

«El Gobierno no sabe a donde está yendo. Me parece que acumula producto de no ver la gravedad de la circunstancia de antes y la actual, acumula material inflamable dentro de un galpón y se le ocurre que puede fumar dentro del galpón», sentenció Lousteau. (www.caraycecaonline.com.ar)