Política

Boca goleó a Banfield y Tevez hizo su golazo inaugural

Copa Argentina. En Formosa, ganó 3-0 con goles de Pablo Pérez, Jonathan Calleri y Carlitos, de tiro libre. El equipo de Arruabarrena pasó a octavos de final, donde enfrentará a Guaraní Antonio Franco. Tevez, de gran actuación, volvió a festejar un gol en Boca tras más de diez años y se retiró ovacionado.

Buenos Aires, 30 de julio.(caraycecaonline) La expectativa en Formosa por ver al Boca de Carlos Tevez era enorme. La cancha lucía repleta cuando todavía faltaban un par de horas para el inicio del partido. El equipo de Rodolfo Arruabarrena chocaba con Banfield por la Copa Argentina. Y Carlitos les devolvió la alegría: selló el 3-0 con un golazo de tiro libre y puso a Boca en los octavos de final, donde chocará con Guaraní Antonio Franco.

Tanto el Vasco como Matías Almeyda pusieron a sus mejores hombres y en un puñado de minutos el partido se presentó de ida y vuelta. Al minuto, el Taladro salió de contra con Juan Cazares que abrió para Mauricio Cuero. El colombiano desbordó a Fabián Monzón y envió un centro que encontró a Facundo Castillón por el segundo palo. El ex Racing remató de volea y la pelota dio en el travesaño del arco de Agustín Orion.

Perdonó Banfield y Boca lo aprovechó. En su primer ataque luego del susto que le propinó Castillón, Boca abrió el marcador. Sebastián Palacios luchó una pelota por derecha que derivó en Pablo Pérez. Toque al medio y Tevez, con tiempo y espacio, se acomodó para sacar el zurdazo que Enrique Bologna logró tapar, pero no contener. Pérez, en el rebote, tocó al gol para poner el 1-0 y darle tranquilidad al equipo del Vasco. Con la ventaja y con un Andrés Cubas lúcido en el medio, Boca se acomodó en el partido y comenzó dominar a su rival.

El clímax de la noche en Formosa llegó a los 12 del complemento. Calleri se iba solo para el gol, pero lo bajaron en la puerta del área. Y ahí empezó a palpitarse el gol de Tevez. El Apache acomodó la pelota, dialogó con Daniel Díaz y con Monzón (aspirantes a una ejecución que ya tenía dueño), y tomó carrera. Le pegó con el borde interno del pie derecho, al palo del arquero Bologna que quedó inmóvil en el medio del arco esperando el remate por encima de la barrera. La pelota se metió contra el palo y Carlitos se fue festejando ante la gente besándose el escudo de la camiseta. Tevez volvió a gritar en Boca después de once años: su último festejo había sido en 2004, en la final de la Sudamericana ante Bolívar.

Inmediatamente Almeyda buscó una reacción en su equipo con los cambios de Eric Remedi y Enzo Trinidad (por Abelairas y Castillón), pero el Taladro ya estaba hundido en sus propias limitaciones. Y enseguida Bianchi Arce vio la roja tras un planchazo contra Calleri. El partido estaba liquidado. Quedó tiempo para que Tevez saliera reemplazado por Rodrigo Bentancur y todo el estadio lo ovacionara:«Que de la mano, de Carlos Tevez…», entonó la multitud que acompañó a Boca en Formosa. Los de Arruabarrena se metieron en octavos donde enfrentarán a Guaraní Antonio Franco (el miércoles 19 de agosto) para seguir avanzando. (www.caraycecaonline.com.ar)