Política

El instalador le apunta a la Junta Electoral: «Tienen sus cámaras, pídanles las grabaciones»

Francisco Jiménez también dice que el control del sistema estaba a cargo de Gendarmería. Es por la desaparición de videos que debían controlar el comicio.

Buenos Aires, 11 de setiembre.(caraycecaonline)El profesor de Tecnología contratado para las elecciones en Tucumán,apuntó directamente a Gendarmería como la encargada de controlar la operación de las cámaras, aseguró que durante el domingo de las elecciones no hubo «ningún problema» y señaló que, si necesitan los videos, «la Junta Electoral tiene sus cámaras, así que hay un segundo respaldo».

 Francisco Oscar Jiménez (30), el profesor de Tecnología contratado para instalar 8 cámaras y una consola en la Junta Electoral, deslindó cualquier responsabilidad por la desaparición de videos y dijo que su trabajo se limitó a «instalar las cámaras y la consola. Después de eso, me volví a mi casa».

El hombre de 30 años, es soltero, monotributista categoría B y confiesa que es la primera vez que hace este tipo de trabajo.

– ¿Quién lo contactó para el trabajo?
– A mí me contacta un conocido de Gendarmería y me dice que presente un presupuesto para este trabajo. Yo trabajo solo, en mi casa y esto me venía bien.

– ¿Le hacen firmar algún contrato con las especificaciones técnicas?

– No. Sólo me aprueban el presupuesto y me dicen que debía instalar 8 cámaras y un DVR (consola) en un lugar de la Junta Electoral. Yo lo que hice es sugerir la ubicación de un par de cámaras porque veía que había algunos puntos oscuros.

– ¿Cuándo instala las cámaras?

– Las empecé a instalar el jueves anterior a la elección y terminé el trabajo el viernes. Dejé todo funcionando, las cámaras filmando y en orden. Gendarmería debía encargarse de la operación técnica. Incluso, pedí que hubiera un tomacorriente cerca para conectar la consola donde graban las cámaras y además, un acceso a internet también cerca, en caso de que quisieran ver en forma remota las grabaciones.

– El día de la elección funcionaban?

– El día de los comicios no hubo ningún problema; me enteré de que había complicaciones una semana después, cuando Gendarmería me llamó para que recopilara los videos. Fui, hice el trabajo y allí me di cuenta de que había muchos cables, una conexión provisoria de teléfono y algunas otras cosas más. Mientras yo estaba trabajando, prenden un ventilador y veo que había baja de tensión. En un momento se apagó el equipo y cortaron la luz. Gendarmería me dijo que eso venía pasando seguido. No entiendo cómo no pusieron a andar el grupo electrógeno que había allí. Cuando vi que los videos ya estaban cargados (son 15 DVDs, es decir unos 600 gigas de información), me fui a mi casa.

– ¿Recuperó toda la información?

– Yo lo que hice es pasar la información que había en los dos discos a DVDs. No me puse a revisar si estaban todas las horas de grabación porque eso no me pidieron. Si vi que uno de los discos no arrancaba; me pedían que hiciera todo ya, y yo no tengo el lugar para desarmar y armar un disco y recuperar esa información; además no me contrataron para eso. No entiendo de qué manera puedo causar fraude. La Junta Electoral tiene sus cámaras, hay un segundo respaldo, que les pidan a ellos las grabaciones.

Francisco vive en el barrio Coesa, al norte de la ciudad capital de Santiago, en una vivienda muy humilde, junto a su madre. Allí funciona InfoFOJ, la empresa que hoy está en la mira por las irregularidades en los videos.

Anoche, mientras Jiménez atendía a Clarín en un bar del centro de Santiago, su madre lo llamó dos veces para decirle que afuera de su casa había dos autos que lo esperaban. «Con esto me han perjudicado mucho; mi madre está muy asustado y yo puedo perder mi trabajo», le dijo a este diario.

Y, como para despejar dudas, mostró su recibo de sueldo: en agosto cobró $ 3.900.13 por su trabajo de maestro de primaria en Las Termas de Río Hondo.(www.caraycecaonline.com.ar)