Deportes

Huracán frenó a San Lorenzo y le ganó 1-0

Con un golazo de Patricio Toranzo de tiro libre, el Globo le ganó 1-0 al Ciclón en Parque Patricios. El equipo de Bauza, que terminó con nueve por las expulsiones de Buffarini y Caruzzo, llevaba 13 partidos sin derrotas y puede perder la punta con Boca.

 

Buenos Aires, 12 de setiembre.(caraycecaonline)Un premio para Patricio Toranzo, figura del partido y manija del juego en ataque de Huracán. Un premio para el equipo que más intento, con sus armas, con sus limitaciones y en un partido siempre bravo. Un premio para todo el público que colmó el Ducó y que supo sufrir en tantos clásicos. Y también un castigo para San Lorenzo, que especuló demasiado y cuando reaccionó ya era tarde: lo perdía 1-0 y estaba con nueve por las expulsiones de Julio Buffarini y Matías Caruzzo. Festejo doble para el Globo, que volvió a ganar el clásico y frenó a su rival de siempre en la lucha por el campeonato.

En parque Patricios, Huracán y San Lorenzo se volvieron a ver las caras. En situaciones casi opuestas, con el Globo intentando resurgir luego del ciclo de Néstor Apuzzo que lo dejó penando con los Promedios y un buen arranque de Eduardo Domínguez en el banco; y el Ciclón puntero, con el envión del triunfo agónico ante Boca.

El local arrancó mejor y dominó el trámite en la primera mitad. Con Federico Vismara copando el medio, Patricio Toranzo sin puesto fijo para administrar el juego y con los delanteros muy participativos: Cristian Espinoza por la banda derecha, lo preocupaba a Emmanuel Mas, atacaba por ese sector y al mismo tiempo no lo dejaba subir. Mientras que Ramón Abila dominaba el frente de ataque, pivoteando y girando. Wanchope fue un peligro y casi abre la cuenta con un golazo.

A los 22, recibió en el segundo palo un centro desde la derecha de Espinoza y sacó una tijera espectacular que picó y se estrelló en el travesaño.

Huracán era superior, pero San Lorenzo, como lo demostró a lo largo de todo el torneo, no necesita de mucho dominio para llegar a fondo y ponerse en ventaja. Le bastó con una buena combinación por izquierda entre Sebastián Blanco y Villalba, que desbordó y sacó un zurdazo fuerte que también dio en el travesaño.

En el segundo tiempo se mantuvo la tónica. San Lorenzo no salió de su trinchera y apostó a una contra que nunca llegó. Ni siquiera contó con un error rival, como frente a Boca y se fue del Ducó sin chances claras en el segundo tiempo.

Y el gol de Huracán llegó gracias a su mejor hombre. Al que cambiaba la ecuación, al que salía del molde. Toranzo se paró para patear el tiro libre desde el costado derecho del ataque Quemero. Todos, compañeros y rivales, esperaban el centro. Y el Pato frotó la lámpara. Le pegó con rosca al primer palo y el esfuerzo de Torrico por volver no fue suficiente. Golazo.

El 1-0 descontroló a San Lorenzo que enseguida se quedó con dos menos por un patadón de Buffarini y la segunda amarilla a Caruzzo. El Ciclón se fue con gusto a poco. Como tantas otras veces quedó en deuda desde el juego y en este caso tampoco tuvo la posibilidad de concretar en ataque y seguir sumando. Salió a esperar, apostó a la contra, lo pagó caro y ahora dejó la cima de la tabla en juego.

Para Huracán es tiempo de festejar. Un desahogo enorme para dejar atrás la calculadora y empezar a pensar en grande, con la Copa Sudamericana en el horizonte. (www.caraycecaonline.com.ar)