Política

«¿Este es el país que quiere, gobernado por los Alperovich?» le dijo Macri a Scioli

El jefe de Gobierno celebró el fallo y aprovechó para pegarle a su rival en la presidencial.

Buenos Aires, 17 de setiembre.(caraycecaonline)  Mauricio Macri aprovechó la decisión judicial en Tucumán para pegarle a se ¿ex? amigo Daniel Scioli, rival en la elección presidencial. Otra vez le enrostró su pertenencia al PJ y al kirchnerismo. Lo hizo esta mañana, desde bien temprano, en un raid radial. Le vino bien para desentenderse unas horas del affaire Niembro.

«Yo quiero saber qué va a hacer el gobierno de Tucumán, que va a hacer el gobierno nacional, la presidenta (Cristina Kirchner) y el candidato a presidente Daniel Scioli que me reclamaron a mí hace 48 horas que sea democrático y reconozca el triunfo de Manzur», dijo Macri. Y avanzó: «Yo le pregunto a Daniel Scioli qué país quiere él, si quiere el país de los Alperovich y de los abusos y del fraude o quiere un país donde se respete la voluntad de la gente y se respete la vida institucional de las provincias».

Macri se plantó así antes las «denuncias» del kirhcnerismo, que calificó como «destituyente» la decisión de una cámara provincial de anular por fraude la elección del 23 de agosto. Según el conteo definitivo, el candidato kirchnerista Juan Manzur había ganado por 11,7 puntos el comicio por sobre el radical José Cano.

El jefe de Gobierno y postulante de Cambiemos advirtió que desde el Gobierno nacional «no pueden negar las barbaridades que pasaron en Tucumán porque negarlas significa que avalarían lo mismo (en la elección de) el 25 de octubre».

«Veo que (el Gobierno) no va en el camino de reconocer la independencia de los Poderes, va nuevamente en el camino de lo que viene haciendo desde hace años que es que, cada vez que la Justicia le falla en contra, lo llama un intento de desestabilización», insistió Macri y, obvio, elogió el fallo judicial. Dijo que la Cámara en lo Contencioso Administrativo de Tucumán puso «sobre el tapete la verdad de lo que ocurrió ese día, porque no fue una elección normal», con «signos de coraje y de autonomía».