Mundo

El Papa Francisco revolucionó Nueva York

Aterrizó en el aeropuerto y enseguida se subió a un helicóptero que lo trasladó a la emblemática catedral de Saint Patrick. Allí encabezó una misa y condenó los casos de pedofilia en la Iglesia. Afuera, miles de personas coparon la Quinta avenida en medio de un gran operativo de seguridad.

Nueva York.(caraycecaonline) En medio de un gigantesco operativo de seguridad, el papa Francisco llegó esta tarde a Nueva York, la segunda escala de su histórica gira por los Estados Unidos, donde tendrá una agenda cargada de actividades y revolucionó Manhattan.

En una ciudad blindada a raíz del encuentro anual de mandatarios en la Asamblea General de las Naciones Unidas, Francisco arribó en su propio «Air Force One», un avión de American Airlines especialmente acondicionado por su visita, bautizado «Shepherd One», es decir «Pastoral Uno».

Lo esperaba un nutrido grupo de obispos y una banda de jazz tocando música en la pista. Allí estuvo apenas minutos, ya que enseguida se subió a un helicóptero militar que lo trasladó a un helipuerto de Manhattan, cercano al punto de su primera actividad.

A las 19:45 (hora argentina) empezó con la misa en la emblemática catedral de Saint Patrick. La impresionante basílica, ubicada en la Quinta Avenida (entre las calles 50 y 51), a pasos del Rockefeller Center, estuvo casi blindada por un gigantesco operativo de seguridad para cuidar a Francisco.

En su misa, Francisco dejó frases contundentes y volvió a condenar los casos de pedofilia que salpicaron a la Iglesia en los EE.UU. «Yo sé que usted, como un cuerpo de sacerdotes, delante del pueblo de Dios ha sufrido mucho en el pasado no lejano la vergüenza por tantos hermanos que han herido y escandalizaron a la Iglesia en sus hijos más indefensos«, afirmó.

«Os acompaño en este momento de dolor y dificultad, también doy gracias a Dios por el servicio que hizo acompañando al pueblo de Dios», dijo solidarizándose.

En la iglesia, Francisco sostuvo desde el altar: «He venido a rezar con ustedes, sacerdotes, consagrados, consagradas, para que nuestra vocación siga construyendo el gran edificio del Reino de Dios en esta país».

El Papa también se solidarizó con las víctima de la tragedia en la peregrinación a La Meca, en la que murieron más de 700 personas después de una estampida. «Mi cercanía ante la tragedia que su pueblo ha sufrido hoy en La Meca. En este momento de oración me uno y nos unimos en la plegaria a dios nuestro padre todopoderoso y misericordioso», manifestó.

Francisco habló en español en la Catedral y tuvo palabra de cariño con las mujeres que dedican su vida a llevar la palabra de Dios en EE.UU. Es por ello que manifestó su «admiración y gratitud a las religiosas de los Estados Unidos», a las que calificó de «mujeres fuertes, luchadoras».

«A ustedes, religiosas, hermanas y madres de este pueblo, quiero decirles ‘gracias’, un ‘gracias’ muy grande. Y decirles también que las quiero mucho«, lanzó.

El Papa fue recibido en la Catedral por el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, y por el gobernador del Estado, Andrew Cuomo, con quien intercambió una broma en italiano. Ni siquiera el mediático candidato presidencial republicano Donald Trump se quiso perder la histórica jornada y salió a ver a la multitud que aguardaba al Sumo Pontífice, frente a una de sus torres de oficinas.

 Más allá del revuelo que generarno sus primeras horas en Nueva York, el plato fuerte de su paso, como lo fue su discurso en el Capitolio en Washington, será recién mañana, cuando hable ante la asamblea de la ONU, marcando un hito más en su gira que comenzó en Cuba y concluirá en Filadelfia.

Leé también: Ante el Congreso de EE.UU, el Papa pidió la «abolición global de la pena de muerte» 

Después de pasar por Naciones Unidas, visitará una escuela en Harlem, oficiará un servicio interreligioso en el memorial del 11-S y paseará en su papamóvil por el Central Park. Su estadía en Nueva York finalizará con una misa masiva en el Madison Square Garden a la que se accede solo por invitación.(www.caraycecaonline.com.ar)