Medios

ENARSA fue la mayor caja de corrupción del gobierno que se fue

En 2012, recibió $19.000 millones, en 2013, $27.000 millones y en 2014, tuvo $40.000 millones. Las investigaciones judiciales confirman sobreprecios de hasta el 60 por ciento en el manejo de estos cuantiosos fondos para contrataciones directas o adjudicaciones “a dedo” para empresarios “amigos o socios” del gobierno. (por Roberto Muñoz)

Buenos Aires, 20 de diciembre. (caraycecaonline) La empresa Energía Argentina S.A. (EnArSA) creada por el  presidente Néstor Kirchner en 2004, para *la exploración y explotación de hidrocarburos sólidos, líquidos y gaseosos*, fue en realidad en la mayor caja de corrupción K, ya que su producción no alcanzó un 1% de los combustibles.

Este verdadero asalto al Estado provocó a partir de 2010 el fin a un período de 20 años de autoabastecimiento energético de nuestro país. Comenzó así  la importación creciente de petróleo y gas que en la actualidad suman  14.000 millones de dólares al año a todos los argentinos.

Y los sobreprecios que desde un inicio se pagaron conformaron la mayor caja de corrupción del gobierno de los Kirchner. En esta carrera delictiva la Venezuela de Chávez, se apropió de las comisiones que le reportaron las triangulaciones que realizó con petróleo de otros países. Un latrocinio desenfrenado.

“La Argentina está trayendo energía de afuera a un ritmo de u$s25.000 por minuto. Estamos hablando de u$s1,5 millones por hora. Es infernal lo que se tiene que importar”, ejemplificó con suma crudeza Alieto Guadagni, ex secretario de Energía.

La última vez que la Argentina había tenido un déficit en este sector había sido en 1989, en los finales del gobierno del radicalismo. Pero en ese entonces, la “factura” energética fue apenas de u$s23 millones, un “vuelto” si se lo compara con los costos actuales.

Esta grave situación, llevó  al abogado penalista Jorge Vitale a denunciar hace dos años a todos los responsables  por *Administración fraudulenta, Fraude a la Administración Pública y Tráfico de Influencias*. Es la causa 6678/13 que está en el Juzgado Federal 6 a cargo del juez Daniel Ercolini, Fiscalía 6 de Federico Delgado

ENARSA maneja fondos multimillonarios sin contralor alguno. En 2012, recibió $19.000 millones, en 2013, $27.000 millones y en 2014,  tuvo $40.000 millones.

Y ahora las investigaciones judiciales van dejando al descubierto que el manejo de estos cuantiosos fondos en determinadas contrataciones directas o adjudicaciones direccionadas, obligadamente pudieron concretarse por  la participación directa de la presidenta de la Nación, el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido y el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández.

Lo ratificaron varias declaraciones de funcionarios involucrados en la cadena de decisiones y tambié3n valuaciones y cotejos de precios que descubren un  grave perjuicio al patrimonio del Estado mediante sobreprecios exorbitantes.

Esos funcionarios del sector aseguran que este Gobierno nac&pop pagó hasta el final de su mandato sobreprecios de un  el 60% , que en algunos casos llegaron al  100% del valor de mercado de los combustibles.

La Argentina importa dos tipos de gas: el natural licuado (GNL), que llega en barcos y equivale al 60% de lo que se compra por este rubro, y el que llega vía gasoducto desde Bolivia, que representa el 40% restante.

En 2014  recalaron en nuestras costas  unas 60 embarcaciones, en tanto que en la actualidad ya  superan las 80, que aportan cerca del 15% de todo el gas que se consume en nuestro país. El costo de cada carga es de unos 50 millones de dólares, a lo que hay que sumar fletes y seguros.

Señalemos que,  para  hacer más accesible este sistema de latrocinio, el gobierno K realizaba las compras de gas, por ejemplo, en Trinidad Tobago, Angola y otros países exóticos, que tienen controles “flexibles”  para las transacciones, igual que para cumplir las normas de seguridad.

Este  gigantesco desborde de corrupción de Enarsa, se extendió con la adjudicación digitada a empresas de Lázaro Báez, sin antecedentes en la industria,  la instalación de  una Planta Termoeléctrica en el Chaco. La construcción no se hizo, y los u$s 100 millones incluídos en el Presupuesto Nacional 2010 “desaparecieron”.

Otro caso  fue la adjudicación también a Lázaro Báez, de siete pozos de petróleo que abarcan una superficie en Santa Cruz equivalente a la provincia de Tucumán.

El dirigente *social* K, Luis DElía, fue denunciado por ser dueño en las sombras de la firma Transporte de Combustible Atalaya, sucesora de Transporte de Combustibles del Sur, que celebró contratos presuntamente irregulares con Enarsa por al menos 10 millones de pesos mensuales. El testigo Mario Codarín, admitió haber sido puesto por D’Elía con el 95% de las acciones de la empresa transportista.

LA  BOMBA QUE DEJARON

En los centros de trasferencias el combustible líquido es convertido a  gas natural,  para lo que son utilizadas barcazas equipadas a tal fin. Néstor Kirchner, al comenzar su gestión, hizo comprar una de esas barcazas  por 10 millones de dólares, pero se estima que la facturó cinco veces su valor. Y la hicieron pasar por nueva, cuando ya era una barcaza obsoleta que al corto tiempo quedó fuera de servicio.

La inseguridad de estas barcazas es un plus que tienen las operaciones y por eso el Gobierno anterior acudió a países que no exigen ni cumplen las  normas de seguridad.

El estallido de un buque metanero en los puertos de Bahía Blanca o Escobar, según expertos,  equivaldría a la explosión simultánea de cinco millones de garrafas de 10 kilos, lo que arrasaría todo ingeniero White y Villas Rosas, localidad cercana a Bahía Blanca

Según datos de Abeceb, en 2012, el principal proveedor fue Trinidad y Tobago, una isla del mar Caribe que es cuatro veces más chica que Tucumán, y que aportó más del 50% del GNL que compró la Argentina.

En el ranking, le siguió Qatar (27%), Nigeria (4%) y Egipto (4%), entre otros.

ORIGENES

EnArSA es una empresa donde el Estado tiene el 53% de las acciones. Pero el 12%, que corresponde a las provincias, nunca no fue distribuido. Tampoco el restante 35% de acciones, fue a la oferta pública, como correspondía. Lo concreto, esta empresa es totalmente estatal. Desde el momento de su creación hasta el día 10 de Mayo de 2013, la presidió el ingeniero Exequiel Omar Espinoza (foto ), Pero aquell mismo día tuvo que renunciar al develarse que también era gerente de *La Rosadita* como llamaban a la financiera SGI de Federico Elaskar, ubicada en Puerto Madero, donde se comprobó que el empresario Lázaro Báez había lavado, como mínimo, 20 millones de dólares.

La Auditoria General de la Nación (AGN) confirmó en sus informes anuales que los balances de esta sociedad *son un misterio*. Revelan que en EnArSA sólo se hacen contrataciones directas violando los más elementales principios de contratación pública que ordena la administración del Estado. Pero además, existirían contrataciones digitadas, tráfico de influencias, sobreprecios y designación de personal exclusivamente *kirchnerista*. Lo que configura condiciones que haya sido ineludible la intervención presidencial y del Ministerio de Planificación Federal, a cargo de Julio De Vido. Otras graves irregularidades es que los responsables de esta empresa tampoco permiten auditorías, y hasta existirían  facturas *truchas*. Una inspección integral de la AFIP, fue  intempestivamente paralizada por el Gobierno.

Por todos estos antecedentes esta empresa es la principal caja descontrolada que maneja la presidenta de la Nación  A modo de ejemplo, digamos que sólo en 2012, esta empresa, importó combustible por 10.000 millones de dólares, una suma que fue incrementándose hasta llegar a los 14.000  millones de dólares.  Espinosa también había estado  involucrado en la contratación del avión que en 2008 trajo al venezolano Antonini Wilson y  su bolso con 800 mil dólares destinados a la campaña de CFK. Otro escándalo que, sin embargo estuvo muy oculto, fue cuando en junio del 2012 el director de Finanzas, Ricardo Alberto Cabrales, tuvo que renunciar por haber sido descubierto responsable de graves irregularidades en los seguros de Enarsa . Las denuncias internas y también de la Auditoría General de la Nación (AGN) fue sobre *gastos portuarios, pagos injustificados y las irregulares licitaciones de la centrales térmicas de Ensenada y Brigadier López*. Otro dato que subraya la modalidad K de integrar a familiares en los directorios de empresas estatales, fue que la escribana Martha Cascales, esposa del secretario Guillermo Moreno, Síndica de Enarsa, además de ser funcionaria de la empresa Ar-Sat Empresa Argentina de Soluciones Satelitales. Cascales, de estrecha amistad con la Presidenta, fue la responsable de armar la sociedad Meldorek de Sergio Schoklender involucrada en la estafa del Programa de Viviendas Sueños Compartidos. A lo que hay que añadir que la escribana fue la asesora legal en los negocios del Gobierno nacional con Venezuela,y también creó 46 empresas *fantasma* destinadas a recibir subsidios del ONCAA, cuando este organismo lo dirigía el hoy titular de la AFIP, Ricardo Echegaray.

Ahora, el nuevo presidente de Enarsa es Walter Gagyas. Un amigo de De Vido.  En definitiva, se sabe que la inmensa mayoría de las autoridades de EnArSA son familiares y amigos de funcionarios kirchneristas. La importancia mayor de la investigación es que ponga su foco en las contrataciones directas, licitaciones y particularmente si los precios que paga el Estado sufren los enormes sobreprecios que han trascendido.(www.caraycecaonline.com.ar)