Política Proyectos para unir ciudad y provincia

Líneas de metrobus, viaductos en cruces de vías y obras contra inundaciones entre ciudad y provincia

La flamante estación Las Heras del subte H

Se presenta en principio la posibilidad inmejorable para planificar políticas conjuntas en todo el Ambito Metropolitano de Buenos Aires (AMBA).Sin fronteras ideológicas infranqueables en la General Paz o el Riachuelo como ocurrió casi siempre.

Buenos Aires, 7 de marzo.(caraycecaonline) El hecho inédito de que, por primera vez desde la creación de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, existan gobiernos del mismo signo político en ese distrito y en la provincia del mismo nombre (sumado al de la Nación), se presenta en principio como una posibilidad inmejorable para planificar políticas conjuntas para todo el Ambito Metropolitano de Buenos Aires (AMBA) tomado como un todo y sin fronteras ideológicas infranqueables en la General Paz o el Riachuelo como ocurrió casi siempre.

La pregunta obvia es si la oportunidad será aprovechada como merece. Entrevistados porARQ, tanto el ministro de Infraestructura y Servicios Públicos de la Provincia de Buenos Aires, Edgardo Cenzón, como el ministro de Desarrollo Urbano y Transporte de la CABA, Franco Moccia, desbordan optimismo y se plantean proyectos como para realizar en una década entera si fuera por ellos. Por otra parte, aseguran que los principales proyectos que se disponen a implementar en estos cuatro años están vinculados a la interconexión entre ambos distritos.

Por lo pronto, Cenzón pone un gran énfasis en destacar que el objetivo estratégico de la provincia en materia de infraestructura será focalizarse las obras destinadas a mitigar las inundaciones (que dejaron una gran devastación el último año) en todas las cuencas fluviales que unen a la ciudad de Buenos Aires con la provincia; es decir, las de los ríos Reconquista, Medrano, Luján, el sistema del Arroyo El Gato en La Plata y el Matanza-Riachuelo, a las que deben sumarse las cuencas rurales de los ríos Salado y Areco.

“El sistema de cuencas afecta a 12 millones de personas”, explica el funcionario. En tanto, el subsecretario de Infraestructura Hidráulica provincial, Rodrigo Silvosa, asegura que las cuencas de los ríos tienen que convertirse en la unidad de planificación de la provincia, por encima de los municipios, y no sólo en lo referido a obras hídricas sino a toda la infraestructura: “Actuar desde los municipios es tener una política de corto plazo, y nuestra apuesta es tener una política hidráulica de largo plazo”.

Para ello, existe un modelo de gestión considerado exitoso: el Comité de Cuenca del Río Reconquista (ComiRec), organismo público y autárquico, modelo que se estudia ampliar a las restantes cuencas. La arquitecta Mara Anselmi, directora general ejecutiva del ComiRec, cuenta que ya existe un plan definido de obras estructurado alrededor de un trazado vial: una ruta y camino de borde que sigue el curso del río, y por debajo de la cual van a pasar un caño maestro de agua corriente y colector para cloacas.

El ministro Cenzón asegura que las obras tienen que empezar en el segundo semestre de 2016. Pero el proyecto incluye también obras de infraestructura urbana: “El camino proyectado cuenta con actividades como bicisendas y parques, pero que sea también el comienzo de la urbanización de todos estos barrios. También está previsto trazar calles que generen una comunicación nueva de todas estos barrios con la ruta 4, paralela al río”, cuenta Anselmi. Las obras se van a realizar con un crédito del BID de US$ 230 millones, con una contrapartida de 50 millones de dólares.

La arquitecta explica que este modelo se creó justamente como exigencia del BID para aprobar el préstamo, y agrega que en otras cuencas, como la del Luján, ya están dando los pasos necesarios para formar su propio comité y se espera que se conformen otros similares para las restantes.

Apuesta al transporte

Un ítem al que el ministro porteño Moccia le presta atención especial es el transporte público, y en especial el ferroviario: “Hoy tenemos 810 kilómetros de vías subutilizadas en el AMBA”, diagnostica, Por eso, asegura que el objetivo primordial de su gestión es aumentar en forma sustantiva su frecuencia, lo cual –explica– redunda en la necesidad de evitar los pasos a nivel, “porque las barreras van a estar siempre bajas”. Más allá de los túneles sapito, de los que se hicieron 24 y hay tres en obra, el funcionario es partidario de elevar las vías por medio de viaductos.

La primera obra de estas en altura, ya en 2016, va a ser la prolongación del trazado del FC Belgrano Sur desde Barracas, donde termina actualmente, también hasta Constitución. Detalla que ya se licitó la ingeniería y se está por hacer lo propio con la obra. Y con una fe casi temeraria, asegura que se espera construir en estos cuatro años los viaductos elevados del San Martín, entre Palermo a La Paternal, a fin de suprimir las barreras de las avenidas Córdoba y Corrientes.

Por otra parte, Moccia advierte que es necesario “concretar la conexión entre el Sur, el Oeste y el Norte” a través de la Red de Expresos Regionales (RER), que incluye el nodo de transbordos por debajo de la avenida 9 de Julio entre Corrientes y Avenida de Mayo, más precisamente en el tercer nivel por debajo de la calle, de los estacionamientos y el subte.

“El RER es una obra en varias etapas, pero se va a empezar este año con el tramo bajo tierra para los trenes entre Constitución y el Obelisco”, anuncia.

Por otra parte, Moccia y Cenzón coinciden en destacar el inicio de nuevos trayectos de Metrobús que se internarán en el Gran Buenos Aires. El ministro bonaerense cuenta que el primero en iniciarse este año será en la ruta 3, en La Matanza, al que le seguirán varios más, todos ellos vinculados a los que ya funcionan en la Capital. Por caso, en la Ruta 8, atravesando el partido de San Martín; en la avenida Gaona del corredor Oeste; en Valentín Alsina, prolongando al que ya llega a Nueva Pompeya; en Zona Norte, desde la Quinta Presidencial hasta la avenida Paraná, por Maipú, y otro en Avellaneda y Lanús por Hipólito Yrigoyen.

A estos tramos deben sumarse los nuevos tramos porteños: en el Bajo, por Leandro N. Alem y Paseo Colón; otro desde Retiro hasta la General Paz por Libertador y Figueroa Alcorta, y otro por Cabildo desde la avenida Congreso hasta la estación Pacífico. Moccia no duda de las ventajas de este medio de transporte: “Mejoró la vida de los pasajeros y los choferes”.

Vivienda: La opción de subsidiar la demanda

Una tarea primordial para la provincia de Buenos Aires es relevar y diagnosticar el estado de las obras de vivienda realizada por los planes federales y provinciales en la última década para poder elaborar un diagnóstico. “Hay obras con niveles muy distintos de ejecución, algunas en marcha y muchas paralizadas”, comenta el economista Mauricio Butera, titular de la Subsecretaría de Tierras, Urbanismo y Vivienda bonaerense, organismo ejecutor de los todos los planes y del cual depende el Instituto de la Vivienda provincial.

El funcionario, además, hace hincapié en la necesidad de cambiar el paradigma: “Nuestra apuesta es otorgar el dinero directamente al beneficiario y no a los municipios, es decir, subsidiar la demanda y no la oferta”. Admite, sin embargo, que el esquema actual de subsidio a la oferta a través de los intendentes se puede mantener para los estratos más necesitados, pero con otros métodos constructivos: “Las viviendas tienen que hacerse más rápido, con métodos industrializados, para evitar que las obras queden inconclusas y que se produzcan tomas”, opina.

Sobre los estratos medios, tanto el gobierno bonaerense como el porteño comparten la idea de que el beneficiario “comparta el esfuerzo con el sector público”, en un “sistema mixto” de financiamiento a la demanda. “Al estilo del plan Procrear, que se va a mantener, pero sumando a los bancos privados la operatoria, además de los oficiales”, explica Butera, en referencia al BCRA, el BP y el BC. “La clave es subsidiar a la demanda evaluando la capacidad de pago y las necesidades reales de cada beneficiario”, agrega.

¿Cuenta regresiva para la Autopista Ribereña?

Concretar el proyecto tantas veces demorado de la Autopista Ribereña es una de las apuestas fuertes del gobierno porteño para el periodo en curso. “Como mínimo, la obra se va a licitar este año”, asegura el ministro porteño Franco Moccia. El funcionario explica que objetivo primordial de esta obra es resolver el problema del tránsito de los camiones por las avenidas Huergo y Madero desde el acceso a la autopista a La Plata, al sur, y los accesos a la AU1, la autopista Illia y el Puerto, al norte. “Que ambas avenidas dejen de ser una barrera entre Puerto Madero y el resto de la ciudad”, sintetiza.

Respecto de cuál de las tantas opciones se va a elegir para ejecutar, Moccia adelanta que la decisión se va a tomar este año y que no se va a convocar a un nuevo concurso de proyectos “porque ya están planteadas todas las soluciones posibles”. De éstas, asegura que la única posibilidad descartada completamente es la hacerla pasar por la Reserva Ecológica. “El resto, ya sea túnel, trinchera, túnel debajo de los diques o viaducto elevado, están abiertas y se va a definir este año lo antes posible”. La obra se va a hacer en forma conjunta con la Nación (ministerio de Transporte) y la Corporación Puerto Madero.(www.caraycecaonline.com.ar)